¿Mística, religión o comercio ideológico?

 Estos escuálidos, bendito sea Dios, majunches y similares, por estos días ya no hallan qué hacer. Para tratar que su insípido candidato aguao  y su proyecto de restauración cuarto-republicano cuaje en la sensibilidad del  y la venezolana, son capaces de cualquier cosa. Hasta los actos religiosos o conferencias de Teología Mística en que uno cree que hablarán  de cosas digamos “elevadas”, “profundas” y edificantes en tono neutral, apoyados en citas de Agustín de Hipona, Tomás de Aquino, San Juan de la Cruz y hasta los padres de la Iglesia y su magisterio más que centenario y uno salga del evento y diga: ”Coño estos tipos sí saben, con razón son doctores de universidades romanas muy exigentes y elevadas y profundas, pues…Pero no, ¡qué va¡ En medio de sus disertaciones, donde parece que van a levitar  porque están enfrascados en argumentos sobre la santidad, la gracia divina, ángeles y querubines, no dejan de aliñar su  perorata con alguna cuña política velada o abierta. Por ejemplo, “debemos tener una mística de ojos abiertos”, por eso no podemos olvidar que “Nunca antes Venezuela estuvo tan dividida como ahora”, por eso debemos orar mucho por la “unidad” y poder encontrar un “camino”… ¿Qué tal?

A las pruebas nos remitimos, resulta que en el auditorio del  Instituto Pedagógico de Barquisimeto el18 de agosto se efectuó un evento denominado algo así como La Experiencia de Dios y la Mística Cristiana.  Abrió las ponencias una doctora, Herlinda Gamboa, creo era su nombre, graduada en Teología Mística en  el Instituto Angelicum de la Universidad Tomás de Aquino y directora en Barquisimeto del Instituto universitario Jesús Obrero, de Fe y Alegría; pues, bien, al analizar la realidad socio-histórica de Venezuela señaló lo arriba contado y añadió que, ay, Venezuela está invadida por la violencia, dividida y le cayeron casi las siete plagas de Egipto, siendo una de las más aberrantes la del secuestro. En esto trajo a colación como ilustración el caso de un empresario benefactor de la obra Fe y Alegría, quien estuvo 11 meses en cautiverio. Ese evento tan triste y doloroso se lo endosó, no sé por qué, al gobierno bolivariano, pero no dijo, ni de vaina que los cuerpos de seguridad colaboraron arduamente en su liberación, como siempre lo hace en situaciones semejantes…

     Asimismo, esta doctora en las ciencias sagradas o será por eso mismo no ve claramente otras dimensiones de la realidad venezolana actual, por ejemplo que el gobierno del presidente Chávez ha desarrollado políticas que van dirigidas a los sectores medios y populares, donde ella trabaja y debe conocer, de allí que uno no entiende esas mezquindades; pues incluso, se podría decir  y sin faltar a la verdad que el gobierno revolucionario y sus políticas sociales, con las misiones de salud, educación, vivienda, mercal pdval y otras se ha transformado en El Buen samaritano y sobre eso en lo personal puedo dar testimonio…Es verdad que padecemos la violencia e inseguridad y que la sociedad venezolana está más politizada pero dividida, distinguida Dra. Gamboa, siempre lo ha estado, al menos desde la colonia, la república y la contemporaneidad. ¡Cuánta humillación no ha sufrido el pueblo de latifundistas y empresarios inescrupulosos! Y no solo aquí sino en Colombia, de donde creo Ud viene y Bolivia, Ecuador, Perú y Chile, dígame Chile… cualquier libro de historia de América y Venezuela reza eso, hasta el más común de los manuales escolares. Ahora va avenir Ud a decir que es ahora cuando hay tanta división ¿le dijeron eso en Roma o en Globovisión o los medios impresos de la oposición donde parece abrevar?

    Además, según otra de sus confesiones, o mejor otro de los hallazgos después de sus profundos estudios, el Hospital Central Antonio María Pineda no tiene insumos médicos ni le pagan a su personal de salud por culpa de Chávez, no es por que aquí padecemos  los efectos de la traición de este gobernador, al que, por cierto le puede pedir plata para el IUJO  a ver si se lo da o es el MPPEU y la OPSU, pero en fin lo que molesta de estos místicos y piadosos a quienes “por más que se tongoneen siempre se les ve el bojote”, como al cura de San Juan de Dios, es en reconocer que Venezuela es más que eso que ellos o ella sostuvo allí, en fin no reconocen tantas acciones que la revolución impulsa en bien de todos, en particular las personas más pobres, uno mismo, pues, los que vamos a Barrio Adentro, damos clases en Misión Sucre y compramos en Mercal o PDVAL, por decir una experiencia personal y sentimos que en esos beneficios pequeños también está Dios que pasa, además nos está motivando a una mayor concienciación, organización y movilización, ¿no es eso lo que pide don Pablo Freire en su libro Pedagogía del oprimido? ¿O nos enseñó el Prof. Antonio Pérez Esclarín en Jesús de Gramoven, La gente vive en el este o Ateísmo y liberación? Venezuela, pues, tiene otras muchas cosas buenas, que son buena noticia, y negar eso es una necedad e indica el sesgo que en caen quienes actúan con segundas intenciones. La revolución bolivariana, hemos dicho que para nosotros los pobres, los pobres de Dios, dígase, se ha convertido como en El buen samaritano, aquel que no se excusa en ritos formales e invierte dinero, presupuesto del Estado y esfuerzo en atender al herido por la violencia y la injusticia. Esa es una verdad tan grande como un templo y es un conjunto de acciones que se ha hecho incluso bajo una orientación cristiana, porque como también dice el Evangelio “El espíritu (de Dios) sopla donde quiere” y dice uno y sopla no únicamente en el seno de las congregaciones religiosas, las sacristías o en los grupos esos de viejas beatas, quienes con el cuento de la mística no hacen sino burdo comercio ideológico y de manera bastarda bajo ciertos mantos piadosos, su mundo al revés, su ideología derechista tampoco les permite ver que en Miranda, por ejemplo el majunche tampoco es que tiene un gobierno ejemplar que se diga, o el otro del Táchira, el Zulia o aquí mismo en Lara donde este traidor de Henry mal gobierna y llora y manipula.

     En fin, yo sé que decir esto es inútil, no van a cambiar, ni tampoco leerán estas cosas pero al menos sirva esto a modo de denuncia, si vale; pues tampoco es falso que en la revolución bolivariana Chávez ha acercado el poder al pueblo, ha disminuido la pobreza relativa y la extrema y se nos ha respetado la dignidad, se nos ha reconocido, y eso es muy importante; ya que, sinceramente, sin que nos quede nada por dentro como decía Carlitos González estos gobiernos adeco-copeyanos nos dejaron muy mal muy mal… Y eso que eran unos cristianaos muy piadosos, ¡Na guará! Qué cristianos tan buenos y santos…En verdad, como citó el padre Luigi Buriello recordando a  Gandhi, hay ciristianos que son como las piedras del río: babosos por fuera pero el agua de la palabra de Dios no les penetra al alma, no se mojan con la historia “profana” del pueblo… 
 

[email protected]                            


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1087 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US N /actualidad/a148927.htmlCUS