Como ir más allá del rojo, rojito y no morir en el intento

Sorprendida leo en el Correo del Orinoco un artículo del Presidente del INTT, Dante Rivas acompañado con una foto de su rostro engalanado con la gorra tricolor que usurpara Capriles de Clase Media en Positivo. Primero pensé, ah! el compañero quiere recuperar para el movimiento bolivariano la cachucha que nos pertenece y pasé a leer su columna con la avidez de quien busca las respuestas contundentes que deben ser dadas en momentos en los que cuales la mentira anda suelta y podemos perder en un abrir y cerrar de ojos los resultados de nuestras luchas centenarias.

Mi sorpresa se acrecienta cuando veo que felicita a Rubén Limardo, exaltando un patriotismo sin definiciones: “somos capaces de unirnos por encima de cualquier diferencia circunstancial” “para un venezolano no hay nada mejor que otro venezolano” sin mencionar a esta gloria nacional como un fruto de una acertada política deportiva hacia la juventud venezolana.

A medida que sigo pasando los párrafos, esa hambre por la verdad se fue convirtiendo en un sabor amargo, cuando veo que, no sólo no da respuestas a ese afán de imitación opositor, sino que escribe sin identificar el candidato de su preferencia y con cierto candor dice: “Está claro que el 07 de octubre podemos ratificar una ruta de progreso humanista, científico, educativo, cultural y económico con perfil humanista. Para que esto sea posible debemos profundizar una ruta del trabajo, partiendo del amor a lo que hacemos”. Todavía algo perpleja me digo bueno al menos no usó el término manoseado por la oposición y cambió camino por ruta.

Pero su remate, me remató: “El cambio está en marcha. Lograremos nuestro objetivo”. Dios mío, que está pasando en nuestras filas.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.