Pildoritas 77(año V)

Chávez comunicador más Chávez gerente, un binomio inderrotable

A pesar de los esfuerzos de los medios de la derecha, que son casi todos aquí en el Táchira, llámense prensa, radio o TV, que al conocer la noticia sobre la visita del candidato de la Patria a San Cristóbal se valieron de todo con el fin de desmotivar al pueblo, a pesar de la poca credibilidad que los dirigentes del PSUV, tienen en el Estado, que en otras circunstancias y de no ser el visitante quien es, más bien hubiesen espantado la gente, la sola confirmación de que Chávez estaría en la quinta avenida motivó a miles de personas que en un buen porcentaje de manera espontánea, y otros movilizados de diferentes formas, desde todos los municipios, plenaron a reventar un espacio de más de 15 cuadras con seis canales, con alegría, colorido, cantos y consignas, que nadie duda en calificar como algo inédito y que solo se puede comparar con otras visitas de campaña del mismo personaje a lo largo de los casi 14 años de Revolución.

Y es que ello viene a confirmar que Chávez es un fenómeno, si acaso comparable para no irnos tan lejos a Gaitán en Colombia que al igual que por ejemplo Juan XXIII, pareciera que tuviesen un don especial para atraer cual imán a multitudes que se transforman ante la presencia del líder, lloran de alegría, todos quisieran tocarlo y es porque este hombre se ha consustanciado de tal manera con la gente que todos lo identifican como parte de ellos, usa un lenguaje que llega a todos, tiene un discurso que todos entienden así en él trate temas que podrían ser difíciles para algún sector de la población, porque lo hace de tal manera que cualquier pedagogo envidia y como me dijo un colega educador: “ante este hombre hay que quitarse el sombrero, es un pedagogo fuera de serie, es un comunicador fuera de lote”.

Esta característica tan especial, ese don que ya es reconocido hasta por sus detractores, es una de las razones por las cuales tiene tanto tiempo en la sima de la popularidad, pero es que no solo es su discurso, son su realizaciones sobre todo en beneficio de los pobres, pero además la enorme distancia que le separa del candidato que en mala hora para la derecha de este país fue escogido para enfrentar al fenómeno que es Chávez.

Su energía, la fuerza de su voz, la enorme capacidad para hilvanar un discurso por extenso que este sea, al contrario de lo que se observa en el otro, quien con mucha dificultad apenas atina a construir un discurso mas enredado que kilo de estopa, sin forma y menos sin fondo, repetitivo de consignas huecas, hacen que cada vez más se note la enorme diferencia conceptual, intelectual, lingüística y de todo tipo que lo único que ha logrado es mantenerlo estancado en las encuestas y desesperar a su gente que resignada a una derrota segura, ha optado desde ya por tomar el camino de cuestionamiento del árbitro y dedicarse a preparar escenarios de violencia y desconocimiento de los resultados y por otro lado la estrategia de lanzar todos los días mentiras para solo mantener a quienes les siguen alimentados con lo que quieren oír.

Por ello desde ya, sin mucho esfuerzo y sin ser ni pitonisos ni videntes se puede afirmar que la suma del Chávez fenómeno con el Chávez gerente, realizador de una obra inconmensurable en beneficio de las grandes mayorías, desembocará en el mayor de los triunfos de que se tengan noticias en la Venezuela de los últimos 100 años.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1273 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a148367.htmlCUS