Nuestros medios y la otra lógica

Las asociaciones comunitarias, las organizaciones obreras, los dispositivos comunales tienen que jugar hoy más que nunca su papel en la reinvención de la vida social, y no sólo como correa de transmisión del Estado. A esos organismos colectivos les corresponde transmitir un proceso de deseo, de creatividad, implicándose en las iniciativas sociales que im­pac­tan sobre el terreno de lo concreto, y experimentar formas de cooperación como vectores de enriquecimiento cultural, político, social, comunicacional. Es necesaria la reapro­piación de los saberes para la utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación, portadoras de trans­ver­salidad y de nuevas ventanas hacia el futuro.

La  militancia de base en estas REDES debe permitirnos observar la acelerada estructuración del capitalismo mundial integrado, en la cual ningún territorio y ninguna actividad escapan a las lógicas de las significaciones dominantes y la violencia de sus prácticas comunicacionales.

Debemos buscar alentar nuevas formas de relación -microrrevoluciones y funcionamientos alternativos- que nos permitan escapar de la semiótica de la servidumbre, es decir, de los códigos de clase que determinan los modos del saber hegemónico. Y así descifrar el papel que juegan los medios de comunicación al instaurar el control reticular de los sentidos, manipulando las dinámicas del deseo.

Asimismo, supone inscribir a nuestros medios en otra lógica de reconocimiento de la ciudadanía radicalizada y recons­ti­tuida, desde una ruptura con el pensamiento totalitario sobre la comunidad y replegar la mediática hacia lo cotidiano, hacia la proliferación de formas mediáticas que sean, en sí mismas, espacios de reinvención de una comunidad política otra. Una ciudadanía-movimiento que no tiene fronteras y que entiende cómo la lógica del capital información-comunicación y sus dispositivos borran sus diferencias onto­ló­gi­cas fundadas en la singularidad; y que aprende a cómo guardar distancia de los consensos de las élites en torno a sus intereses y al funcionamiento de los aparatos de control.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1360 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a147485.htmlCUS