Homenaje a Jorge Rodríguez

“EL RIESGO QUE CORREMOS ES PARTE DEL DESPRENDIMIENTO QUE DEBE ANIMAR A LOS REVOLUCIONARIOS”

Jorge Rodríguez (padre) 

 Durante muchos de años en el ala “C” de la facultad de Ingeniería de la Universidad del Zulia (LUZ), el pensamiento que sirve de titulo a estas líneas iluminaba a los miembros de aquella comunidad universitaria, principalmente a quienes hacíamos esfuerzos por alcanzar la difícil condición de ser revolucionarios.

          Ese pensamiento del camarada Jorge Rodríguez (padre), es un testimonio irrefutable de la coherencia entre su pensamiento y acción, pensamiento vigente después de 36 años de su vil asesinato (25/07/1976), víctima de las torturas en los calabozos de la entonces DISIP, donde le rompieran el hígado, le desprendieran las vísceras y le fracturaran siete costillas.

          Se aprovechaba en aquel entonces el secuestro del industrial norteamericano William Niehaus para detener a la Liga Socialista que se perfilaba como una de las alternativas válidas más importantes para la reorganización del movimiento revolucionario disperso y seriamente debilitado. Después de 36 años de su muerte, su pensamiento y grito de guerra cobran absoluta vigencia: “EL SOCIALISMO SE CONQUISTA PELEANDO”.

          Los esbirros de Carlos Andrés Pérez y Octavio Lepage: agentes de la DISIP, Baudio Gudiño La Cruz, Guillermo Zambrano, Itamere Rodríguez y Juan Álvarez Díaz, bajo la dirección de Posada Carriles y Orlando García, estos últimos hombres de confianza y seguridad de Pérez, perpetraron el vil crimen contra Jorge Rodríguez (padre).

          La guerra en la que cayó Jorge Rodríguez (padre),  no ha culminado, quien no lo perciba así se le podrá calificar de inocente para tratarle con cortesía política, el enemigo siendo el mismo: el imperialismo norteamericano y sus lacayos criollos, principalmente AD y COPEI ayer, hoy los mismos apoyando otras siglas intentan detener la lucha por la plena independencia, pero no lo lograrán arrebatarnos la esperanza por la que Jorge Rodríguez a sus 34 años regó su sangre y soportó las mas recias torturas bajo la orientación de la CIA,  torturas  por las que han pasados cientos de revolucionarios que en el mundo han enfrentado el imperialismo norteamericano y sus lacayos nacionales.

          Honor y gloria a Jorge Rodríguez (padre), tu sacrificio no fue en vano y se suma al de  miles de revolucionarios venezolanos y latinoamericanos, que han vertido su sacrificio y derrochado coraje en la lucha por el socialismo, y que entendieron que “El riesgo que corremos, es parte del desprendimiento que debe animar a los revolucionarios”

Ing. Roger Lázaro

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 678 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a147381.htmlCUS