Algo mas sobre el bosón de Higgs i la duda científica

“La idea de que una unidad astronómica

  para medir el universo tenga como base

  la distancia de la Tierra al Sol, es sin dudas

  una pretensión humana”

                         Carl Sagan

“El empirismo de acuerdo con el sentido

común, sostiene que un enunciado verbal

 puede ser confirmado o refutado por una

observación , siempre que se trate de un

enunciado significante  y  que no sea un

enunciado de de la lógica”

Bertrand Russell

      Estos dos pensamientos, de hombres de ciencia e intelecto brillante amantes de la filosofía, ha influido poderosamente en mi manera de pensar en los dos campos –ciencia i filosofía− i las citas las hago porque voi a tratar con ambos aspectos, refiriéndome a un tema reciente, como lo es el boson de Higgs. No habían pasado ni dos días, cuando llega la información por Internet, explicando que la sorprendente noticia del hallazgo de una partícula privilegiada, i anunciada por el físico inglés Peter Higgs en la década del 60 del siglo pasado, nombrada como partícula de Dios o la formadora de la materia de otras partículas elementales, sub atómicas i que podrían formar la substancia obscura o negra que llena el Cosmos; después de 50 años de investigaciones, resulta que tiene una confirmación mui alta, pero apenas llega al 95%. Parece ser que los primeros investigadores en sentir la duda de estar ante esa supuesta maravilla, fueron los investigadores de la Universidad de Cornell, una institución famosa en matemáticas, la cual conocí aproximadamente en 1964, cuando visité a mi inolvidable amigo Ing. Ramón Matheus Castillo, quien acompañado de su esposa e hijos, residía en Itaca, al norte del Estado de Nueva York i con él, la visité en varias dependencias, entre ellas unos laboratorios donde experimentaba, sobre el tiempo de fraguado de distintas variedades de cemento o concreto i se le hacían radiografías especiales, para detectar fallas. Una bella Universidad donde la física i las matemáticas, la distinguían. Pues bien, los investigadores Ian Low, Jophe Lykken i Gabe Shaugnessy, “no están seguros del fascinante hallazgo”. Las partículas del boson de Higgs (BH) no son únicas (Low) i podría ser un boson, pero no “la partícula de Dios” Lo mismo parece que dicen los investigadores de CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). Alegan que no han recogido suficientes datos en los experimentos en el LHC; lo realizado es sólo el comienzo, porque si realmente se encuentra, podría explicar el origen de la masa, sino también la materia obscura i cómo se formaron soles i planetas después del Big Bang. Ha surgido, entonces, la duda científica, la misma que experimentamos con las llamadas leyes de la naturaleza o científicas que, para Jean Ullmo –un autor que utilicé en mis clases de Filosofía de la Ciencia− las leyes científica nadie las ha formulado o decretado, sino que, para Ullmo son relaciones repetibles. Entonces, luego de la información recogida en Internet, i lo que agrego sentado en mi computadora, son recuerdos que llevo mui adentro; traerlos de nuevo al conocimiento de mis lectores, me entusiasma.

      Resulta que a veces, o mui frecuentemente, el filósofo de la ciencia, no es un investigador científico, como es mi caso; pero también lo es en gran parte el caso de Hawking, impedido en una silla de ruedas. Eso es un cerebro maravilloso, acomodado en un sillón. Su estudio de los agujeros negros, es pura creatividad de esa poderosa estructura hecha para pensar i crear conocimiento. I a la vez, los investigadores científicos, son los que experimentan con los hechos i los logros de la tecnología contemporánea; pero lo científico de laboratorio o centros especiales, no hacen filosofía por razones de tiempo, i por ello se precipitan al opinar o en hacer epistemología. Pienso, como ya lo expuse en anterior artículo, que se hizo en verdad una predicción, que no es explicación ni visión del futuro como futurología, ciencia que ha decaído casi hasta desaparecer. Lo que se hace hoi, es prospectiva, predicción a corto plazo i por eso se puede rectificar. Entonces, me acordé de mi maestro a distancia Bertrand Russell, actualmente en la Nada existencial; como amigo de años, consulté, o mejor, miré algunos libros i me quedé con DIGNIFICADO Y VERDAD, del cual saqué el pensamiento que está arriba de epígrafe i es excelente enseñanza. Entonces aclaré que se hizo solamente una predicción después del choque de la partícula elemental, en el LHC, resultado que se ayuda  para interpretarlo, por la inducción, probabilidad i otros factores, recurso en el cual han destacado autoridades famosas, como Reichenbach, Pöpper, Toulin, Kuhn aportando entre ellos muchas diferencias. La duda siempre está presente hasta en las predicciones meteorológicas. Pronosticar el tiempo, es terreno de muchas fallas o equivocaciones.  Entonces nacen las especulaciones. Por eso la explicación científica de ese mundo sub atómico, con leyes distintas a las del macrocosmos (deterministas), son leyes del microcosmos (indeterministas) i el fenómeno no se puede conocer directamente, menos explicarlo i acertar. Creo que en parte, algunos investigadores buscan con afán esa partícula, por haberse calificado de divina o partícula de Dios. Eso son supersticiones, i Carl Sagan las define diciendo: “la superstición consiste en algo muy simple: se trata de creer sin pruebas”. Por eso recomiendo uno de sus libros más bellos LA DIVERSIDAD DE LA CIENCIA, con el subtítulo, una visión personal de la búsqueda de dios.

     Entonces, dudando, mencioné a Las Mil y Una Noches, i así como en muchas cosas hai los sueños de la razón, digo ahora también, que existen los sueños de gloria de la ciencia.

[email protected]














Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.

Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales