Presidente Chávez exija que las Contralorías Sociales penalicen a los funcionarios y elabore una estrategia para las otras elecciones

¡Qué tal, camaradas! Aquí, pariendo mentalmente para tratar de convencer a quienes deben cumplir con sus funciones, en dos aspectos: una, siempre, y otra, con mayor ahínco en esta recta hacia las elecciones presidenciales, gobernaciones y alcaldías.

Chávez tiene controlada su reelección, aunque flaquea en la provincia donde nuestros gobernadores y alcaldes han sido poco revolucionarios y mucho menos socialistas.

Aún cuando por su súper combativo estilo entiende que él solito puede cargar con toda la responsabilidad de hacer la Revolución, contando con alguna ayudita de los demás funcionarios, es urgente fijar una estrategia agresiva para conquistar, como lo sabe, la mayoría de las gobernaciones, muchas de ellas en nuestras manos y muy perdedoras, igual con las alcaldías.

Bien claros estamos, ya lo hemos analizado en estas páginas, que de ese resultado también depende el progreso de nuestro hermoso proceso.

Si ha sido complicado tratar de hacerlo por tener nuestro propio “Mayami” interno, con toda la gusanera adentro, cómo será con la presencia de más gobernaciones majunchéricas.

Por otra parte, sabemos que gran parte de nuestro fracaso- y creo no equivocarme al así considerarlo-, ha sido la desinformación.

Sólo los venezolanos cuando veían Aló Presidente, cuando ven las interesantes cadenas, y algunos programas de nuestros canales y de algunas emisoras de radio del proceso medio conocen todos los avances, los esfuerzos, los logros de nuestra incipiente revolución.

Chávez, el niño arañero, el hombre llano, el pelotero, el serenatero, como lo ve nuestro pueblo humilde; el Chávez de siempre superando sus propios impulsos debe volverse exigente con los gobiernos provincianos para que no le salgan más gatos ya que hay muchos enmochilados, especialmente en oriente.

Por otra parte, aun cuando es sumamente democrático la autopostulación y la elección por las bases, será muy complejo que un compatriota pueda llegar a ser seleccionado como candidato.

La influencia del poder, y más del mediático, gravitan sobre ello.

Sólo aquellos camaradas que aparecen con frecuencia, especialmente en la TV., tienen oportunidad de proyectarse.

¿Cuántos(as) han sido conocidos por Chávez gracias a sus programas o apariciones televisivas? Porque en radio no hay mucha proyección, igual que en periódicos o en estos medios virtuales.

Y son tan buenos posibles colaboradores como otros miles desconocidos dentro de las filas de la revolución que pueden ocupar cualquier posición o cargo de relevancia. Inclusive en los medios de comunicación.

Entre tantas opiniones de nuestros excelentes colegas me permito resugerir algunas propuestas. Y que no perciban que quiero ser dueño de una verdad.

1.- Como en la provincia no se siente la revolución en las calles, en las avenidas, en los barrios, que el presidente Chávez llame a reuniones por grupos a representantes de los poderes municipales y estadales de distintas regiones, para que puedan hablar si reservas. Eso sí sin dirigentes del PSUV y que los gobernadores, jefes de los PSUV estadales, que no los condicione con darles o quitarles ayudas.

Presidente Chávez aunque, como siempre, tenga cosas muy importantes que exponerles, no les hable, sólo escúchelos, escudríñelos, sincérelos: ¿Eres socialista? ¿Qué entiendes por ello? ¿Cómo la estás llevando adelante? ¿Muéstrame los planes y programas que has hecho a diferentes plazos?

Y nada de teorías, ojo. Planes realizados y realizables.

Que se formen buenas Contralorías Sociales (con respaldo presidencial y que les hagan caso) para que multen a los funcionarios desatentos, a los que no cumplan con sus tareas, a los que no muestren y apliquen sus planes de mantenimiento (de hospitales, colegios, vías, etc.)

Cada vez que caigamos en un hueco, multa, cada vez que veamos la basura en las calles, multa; cada vez que alguien atienda con malacrianza, multa.

De paso que se me había olvidado comentar que cuando fui a depositar mi día de salario en el Bicentenario del centro de Puerto La Cruz, la desatención fue total. Ningún cajero conocía la cuenta del PSUV (y eso que fui en las fechas finales) y el trato era despectivo. Les ocurrió a otros y otras camaradas, que por supuesto, formaron un vainero y que los denunciaríamos, pero, como siempre, no sabemos a dónde, ni cómo.

Yo, presidente del Banco, ordenaría una averiguación. Y, como será difícil de demostrar, controlar futuras acciones políticas de esa especie. Ah, y solicitarle la planilla del depósito por lo menos a los jefes de institutos, ministerios, Pdvsa, etc., que se dicen chavistas.

Lo más revolucionario, además de las empresas de producción social, entre otras, es el “empoderamiento del pueblo”, pregúnteles: ¿Cómo estás transfiriéndoselo a tus comunidades? ¿Cuántos consejos comunales has contribuido a fortalecer? ¿Los conoces? Dame los nombres de por lo menos dos de sus representantes. ¿Apoyas e impulsas el cooperativismo?

Luego meterles una “contraloría social efectiva”, con informes precisos de camaradas fiables. Adiós a los engaños. Y apurarlos, urgentemente, a adelantar procesos de ese tipo antes de las elecciones.

Que demuestren que todas las comunidades están resolviendo, “ellas mismos”, sus problemas. Esto es efectivo y efectista, Presidente.

No puede pasar más tiempo, si no la gente seguirá sin sentir la revolución en su cotidianidad.

¿Cómo un candidato -que si es por reelección será un paquete y sí es nuevo una proeza- puede defender en sus ciudades gobernadas por “revolucionarios(as)¿?”, en sus pueblos, en todo su estado un desastre callejero permanente: basura, huecos, falta de mantenimiento en general, en semáforos, de vegetación, vigilancia policial, etc.?

2.- Una vez seleccionados los candidatos prestarles todo el apoyo mediático que se pueda para darlos a conocer, si es que queremos cambiar a algunos de nuestros representantes (algunos se creen chavecitos) para darle una renovación al proceso, las tres “R”

En lo particular, en principio, deberíamos seleccionar a personas conocidas y con buena reputación, por supuesto, ya que tendrán que competir con personajes de oposición mediáticamente muy conocidos, que aunque para nosotros sean unos mojones, majunches además, serán seleccionables por ser “mediáticamente conocidos”, lo que vale muchísimo.

Lo de selección por la base, a mi parecer, todavía no está asentado. Las bases, salvo a algún compatriota luchador en sus comunidades, conocen más al que aparece dando declaraciones, entrevistas, etc. Y que generalmente son los que están en el poder o cercanos a él.

Es más, aún cuando muchos conozcan a un precandidato ya que han estado en contacto efectivo con algunas comunidades, por acompañarlos en ciertos proyectos puntuales, por ser opinador en la prensa regional, no lo conocen de manera colectiva como para ser seleccionado. Nada de TV.

Ah y por no contar con el apoyo de las autoridades regionales.

Más fácil es que seleccionen a un animador de televisión regional que sea simpático y muy visto.

3.- La gente de oposición, la energumenizada, y la menos, todos opinan que no van a aceptar un gobierno comunista o que los lleve al comunismo. No quieren a Chávez para nada. Sabemos que es por la influencia mediática de muchos años, incrementada con la salvaje acción del terrorismo mediático de los últimos años.

La oposición no ve a ninguno de nuestros medios de comunicación, por eso los majunches, los medio escuálidos y los ni-ni se mantienen en la total ignorancia de lo que está ocurriendo.

Los chavistas sí nos calamos, aunque ocasionalmente, a Globoterror, a Unión Radio, Circuito Éxitos etc., para saber por dónde vienen.

Además, presidente, de una vez por todas debe exigirle al Ministerio de Información que nos presente, y con urgencia, una programación para darle un vuelco a la batalla mediática que seguimos perdiendo y que se ponga en práctica con la urgencia que se requiere.

4.- También me permito reproponer un debate, no, mejor una serie de debates, en cadena, de calificados representantes de nuestra revolución, que no titubeen, que tengan las respuestas precisas de inmediato (tal vez serán contrarreloj) con los que seleccione la oposición. Con la documentación completa y necesaria, por ambos bandos.

El tema: Socialismo vs. Capitalismo.

Al Socialismo del siglo XXI, y venezolano, me refiero, para que no se nos recuesten al pasado soviético. Ni de experiencias en otros países. A menos que tengamos o podamos mostrar las bondades, con las deficiencias, que será lo único que muestren los opositores. Al igual que hacen con lo que revolucionamos acá en Venezuela.

Que todos los que acá vivimos salgamos, de una vez por todas, de las dudas que se tengan de la política que desarrolla nuestro gobierno hacia una patria soberana. Que entiendan qué es patria y qué es soberanía. Qué es ese socialismo que Chávez grita con amor y voluntad.

Ya está bien que un grupo, muy numeroso, estemos apoyando unos cambios necesarios y otro, por ignorantes los más, aunque a conciencia los menos (los exprivilegiados de la política de la IV y los dueños del poder económico del capitalismo en decadencia) esté oponiéndose a todo.

¡Patria, socialismo bien explicado y todos empujando hacia el mismo lado!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 880 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a146462.htmlCUS