La pobreza tiene rostro de mujer

El sistema capitalista que domina la economía mundial desde hace dos siglos, genera profundas desigualdades. En los países ricos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) establece que la inequidad se ha acrecentado en los últimos treinta años. A nivel mundial el 1% más rico concentra el 43% del Producto Bruto mundial. Del otro lado el 50% más pobre tiene solo el 2%.

Existen 2.500 millones de pobres que sobreviven con dos dólares diarios, el 55% son mujeres y niñas. Dos terceras partes de los analfabetos del mundo son mujeres. Se han alcanzado algunos avances en las condiciones de vida de las mujeres en las últimas cinco décadas, pero la crisis económica que sufre el sistema capitalista, incluso en los países desarrollados, pone en peligro esos logros. Gran parte de las mujeres que trabajan, lo hacen en posiciones menores que las de los hombres y en la economía informal. En 2 de los países más poblados del mundo, India e Indonesia, el 90% de las mujeres trabajan en la agricultura y en la economía informal.

En América Latina la desigualdad es peor que en Africa. Las mujeres se ven privadas del acceso a recursos de importancia, como los préstamos, la tierra y la herencia. Además, no se les reconoce su trabajo. Las necesidades de las mujeres en nutrición, educación y salud son imprescindibles. Al carecer de estos derechos, el problema se manifiesta en sus hijos, que necesitan buena alimentación durante los cinco primeros años de su vida, para que su cerebro se desarrolle correctamente.

En Venezuela hemos logrado avances sociales para favorecer a las mujeres cabeza de hogar, con las misiones, tales como: Misión Barrio Adentro, Mercal, Pdval, Misión Robinson, Rivas, Sucre, Misión Agro Venezuela, Amor Mayor, Misión Hijos de Venezuela, Misión Madres del Barrio, Misión vivienda y Misión Saber y Trabajo.

Michelle Bachelet prometió emplear su conocimiento y la experiencia de ONU Mujeres para lograr la igualdad de género e impulsar el compromiso de todos los países para apoyar esta meta. “Se trata de que la mitad de la humanidad participe. El progreso de todas las mujeres significa el progreso del mundo.” Afortunamente, en Venezuela bajo el liderazgo del Presidente Comandante Hugo Rafael Chávez avanzamos en la construcción del sistema Socialista, única vía a la salvación del planeta tierra y la sobrevivencia de los seres humanos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1129 veces.