¿Cuando Entenderán?

¿Cuando entenderánlos lideres de nuestros gobiernos progresistas en Latinoamérica, que estánenfrentados a un enemigo múltiple, con vastos recursos materiales eintelectuales?

¿Cómo nopueden ver que están desarmados táctica y estratégicamente frente al imperio ysus aliados?

El enemigocuenta con los famosos “thinktanks”, o tanques de pensamiento. Sulabor es la búsqueda constante de “soluciones” para acabar con losgobiernos progresistas, mientras que estos solo se han limitado a tratar dedefenderse. Y digo tratar, porque solo han reaccionado cuando es ya demasiadotarde. Se enfrentan, desarmados, al “hecho cumplido”. Algunos hastatienen la torpeza de sentirse sorprendidos.

Con reclamary protestar no se logra nada frente a la realidad impuesta contra la indefensión.

¿Y quépueden hacer nuestros líderes? Pues, entre otras cosas:

1) Formargrupos de pensamiento estratégico para el análisis y desarrollo de medidaseficientes que puedan ser aplicadas rápidamente, primero para anticipar, ysegundo, para contrarrestar los planes del enemigo.

2) Ante elencendido de la primera chispa, tomar de inmediato el control de todos losmedios de comunicación, incluyendo televisión, radio, Internet, teléfonos ycualquier otro medio que pueda ser utilizado por el enemigo para llevar a cabosus planes desestabilizadores.

3) Apagar,rápida y contundentemente cualquier chispa desestabilizadora de caráctersediciosa que se encienda; sin contemplaciones; a cualquier precio; perosiempre a un alto costo para el enemigo.

Hasta ahora loslíderes de los gobiernos progresistas no han podido anticipar ni evitar losactos desestabilizadores del imperio. Sus respuestas ante los primeros conatossubversivos han sido timoratas, ingenuas e inapropiadas. Han respondidotímidamente a un ataque frontal, en vez de aplicar la máxima militar de que “lamejor defensa es el ataque”. Ataque que debe ser rotundo y contundente;¡fulminante! Mientras actúen aplicando formulas tibias por temor a sercriticados, el imperio siempre tendrá a su alcance la victoria.

¡Basta ya deblandenguerías! No es justo que ilusionen a los pueblos, para luegoabandonarnos a su suerte, o llevarlos directo al matadero. El que no tenga lainteligencia ni el coraje para llegar hasta el final, que no tome nunca ladirección.

¡Hasta La Victoria Siempre!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 734 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas