*JUAN MARTORANO.

La visión geopolítica de nuestro Libertador

Geopolítica: durante diversas etapas de su actuación política, Bolívar desarrolló la idea de constituir un gran bloque hispanoamericano, que permitiese el establecimiento del equilibrio político del mundo.

En 1819 se constituye, bajo su tutela, la Gran Colombia, conformada por Venezuela, Colombia y Ecuador.

Tenía el proyecto de formar la llamada Confederación de los Andes, que hubiera unido a la Gran Colombia, al Perú y a Bolivia.

En los primeros tratados de amistad que negocia con México, Perú, Chile y Buenos Aires, la Gran Colombia propone la formación de una liga fuerte que pudiera hacer frente a las que se forman en Europa contra las libertades de los pueblos libres.

La preocupación del Libertador durante los años de 1824 a 1826 se refleja en su correspondencia. “La América española debe unirse”. Más adelante precisa: “El remedio contra la Santa Alianza es el gran Congreso de plenipotenciarios del istmo, bajo un plan vigoroso, estrecho y extenso, con un ejército a sus órdenes de cien mil hombres, a lo menos, mantenido por la Confederación e independiente de las partes constitutivas, a la cual se agrega la formación también de una Marina de Guerra Federal”. El Libertador, ante aquellos peligros, como político práctico y avezado que era, buscó fortalecer la posición de las nuevas naciones hispanoamericanas mediante un sistema de alianzas.

Era una postura diplomática, audaz y bien intencionada la que así esbozaba el Libertador, a fin de garantizar durante los primeros años de existencia la unidad y la estabilidad de las nuevas repúblicas.

Profundo conocedor de los factores geopolíticos que gravitaban en la escena internacional, y bien penetrado de la situación real de las nuevas naciones hispanoamericanas, el Libertador supo plantear con valor y energía ejemplares, una política exterior coherente y audaz, capaz de asegurarle a Hispanoamérica un puesto importante en el mundo. Con inteligencia, desinterés y patriotismo, sin odios estratégicos ni mezquindades.

La unidad del continente americano era para Bolívar una respuesta específica ante un conjunto de desafíos políticos, entre los que se encontraba el desencadenamiento de la anarquía interna, la definición del nuevo equilibrio global, y la necesidad de precaverse contra la hegemonía regional norteamericana.

Para contener la inestabilidad y la anarquía de las nuevas naciones independientes trata de consolidar el orden interno con base en el establecimiento de gobiernos fuertes, fundamentados en una constitución republicana.

Quiere incorporar el continente hispanoamericano independiente como factor de equilibrio dentro del contexto mundial.

Bolívar estaba plenamente convencido de que solo la unidad podía crear las condiciones para que el ingreso de los países hispanoamericanos a la vida internacional, fuese una expresión de fortaleza y no de vulnerabilidad.

A pesar de que Bolívar formuló los principios jurídicos que harían posible la unión de las antiguas colonias españolas; fundo la Gran Colombia, liberó a Perú, además de reunir la primera asamblea de los pueblos de América, no pudo ver realizado su sueño integracionista que lo acompaño hasta la muerte.

*Abogado, Director de Ideología y miembro del Comando Táctico Regional (CTR) del MVR en el Estado Bolívar. [email protected], [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 16934 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a14417.htmlCUS