El Norte es una quimera

1.- Llamativos datos sobre nuestra emigración proponen la tesis ¿Formado para exportar? Presentada por Claudia Vargas en 2011 en la Universidad Central de Venezuela, y un estudio previo de Iván de la Vega, comentados en reportajes de Lisseth Boon y Carlos Subero en Últimas Noticias del 13/05/2012. De la Vega estima que 1.200.000 venezolanos vivirían en el exterior.

Los principales destinos serían Estados Unidos, con 260.000 emigrados, España, con 200.000, Italia, con 150.000, Portugal con 100.000, Francia con 30.000. El redondeo de las cifras evidencia su carácter aproximativo o exagerado; el Estimado de Migración del Banco Mundial de 2010 sólo registra 521.620 emigrantes criollos: apenas la mitad.

2.-Situemos estas cifras reales o infladas en perspectiva. En el mundo hay 191 millones de emigrantes. Unos 25 millones de personas han dejado su país de origen en América Latina y el Caribe en el primer quinquenio del siglo XXI. Estados Unidos aloja 40 millones de hispanos. Venezuela no está ni de lejos en las estadísticas del Banco Mundial de los 10 países con mayor proporción de emigrantes ni entre los diez principales corredores migratorios para 2005, que encabeza el neoliberal México. Venezuela acoge no menos de cuatro millones y medio de colombianos y quizá otro tanto de inmigrantes latinoamericanos. Nuestro país sigue siendo polo de atracción antes que de fuga.

3.-Nuestros emigrantes son jóvenes: el Homeland Security Department de USA revela que 21,68 % de los venezolanos que ingresan allí son menores de 18 años; 12,07% tienen entre 18 y 24; 21,51% entre 25 y 34; 20,93 entre 35 y 44. Claudia Vargas registra en encuesta con 153 estudiantes que 58% se iría por la inseguridad. No la evadirán en EEUU o Canadá, donde estudiantes de secundaria ametrallan condiscípulos por diversión.

4.-¿A qué tierras de promisión emigran? Dejan una Venezuela que para 2011 tuvo un 4.00 de crecimiento del Producto Interno Bruto, por Estados Unidos, donde sólo creció el 1,3, España, donde apenas se elevó a 0,9, Italia, con 0,7, Francia, con 0,3; Portugal, con un decrecimiento de -1.7. Se van de una Venezuela donde la deuda pública es el 23,6 % del PIB, para pagar la de Estados Unidos, de 102% del PIB, la de España, donde llega al 67%, la de Italia, del 121%, la de Francia, del 87%, la de Portugal, del 106%. Dejan una Venezuela donde el déficit fiscal no sobrepasa el -2,6 del PIB, por unos Estados Unidos, donde se hunde al -9.6 y una España que se abisma en el -8.0 (FMI, WEO octubre 2011). Mucho tendrán que trabajar para colmar deudas y déficit contraídos por otros.

5.-El venezolano acoge cordialmente y sin prejuicios a todos. No recibe igual trato donde emigra. Allá somos sudacas. Solicitar visa para Estados Unidos o Canadá es ser tratado como sospechoso de un crimen. Contra los inmigrantes erige el primero Muro de la Vergüenza y leyes antimigratorias. Europa promueve una Ley Retorno para expulsar compulsivamente a los fuereos. En España se deporta incluso a hijos y nietos de españoles, para que no engrosen su 25% de desempleo. En todos lados discriminan al extranjero que mantiene la economía aceptando trabajos y remuneraciones que nadie quiere.

6.-Denunció el cubano Carlos Lage que para 1999 un millón de científicos y profesionales formados en América Latina al costo de 30 mil millones de dólares trabajaban en los países desarrollados. Nuestros sistemas educativos con sacrificios forman intelectuales e investigadores que luego no encuentran inserción en sistemas económicos estancados. La mayoría de nuestros emigrantes han sido formados gratuitamente por el Estado venezolano con facilidades educativas que sus hijos no encontrarán en el exterior. Gran parte de los Indignados del mundo son diplomados que no encuentran plaza ni de jornaleros. El Norte es una quimera: enseñémosle Indignación.

[email protected]
luisbrittogarcía.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1868 veces.