A propósito del protocolo de Kioto

¿Qué podemos hacer para no contaminar más el ambiente?


No se trata de quedarse a oscuras por ahorrar electricidad o de morir de calor y/o de hambre, pero todos podemos hacer algo para reducir las emisiones de dióxido de carbono y de metano, uno de los principales objetivos del Protocolo de Kyoto.

La siguiente es una lista básica de consejos prácticos.

Electricidad

Use bombillas de luz de bajo consumo: ahorran hasta un 75% de energía.
· No olvide apagar la luz cuando salga de una habitación o la luz diurna sea suficiente.
· Si tiene calefacción central, gradúe el termostato a unos 20 grados centígrados y abríguese un poco más dentro de la casa. Cada grado suplementario representa un 7% más de consumo energético.
· El consejo de abrigarse más sirve para cualquier tipo de calefacción. Si la que usa es a leña asegúrese de que ésta no sea de especies en peligro o, mejor aún, recolecte usted mismo ramas caídas.
· Use la lavadora llena: ahorrará agua y electricidad.

En la cocina

· No malgaste electricidad, hierva solamente el agua que necesita.
· Prefiera ollas a presión.
· Tape las ollas: el agua se calentará más rápido y consumirá un 20% menos de gas.
· Limpie regularmente los quemadores de la cocina: si se atascan consumen un 10% más de lo que debieran.
· Revise su calentador al menos una vez al año.
· Descongele su frigorífico: la escarcha crea un aislamiento que puede acarrear un 20% de consumo eléctrico suplementario.
· Compre alimentos de temporada e idealmente producidos en su localidad. Son más baratos desde el punto de vista del transporte y la refrigeración.
· Prefiera alimentos orgánicos. Las granjas de producción intensiva pierden al año cuatro veces más tierra de labranza que las granjas orgánicas.
· Produzca menos basura: recicle, reutilice, repare. El papel, por ejemplo, es una de las principales fuentes de metano. Comparta la suscripción a periódicos y revistas con sus amigos, después de leerlos use los diarios para limpiar vidrios y espejos, y finalmente llévelos a centros de reciclaje. Piense que en Japón el papel de reutiliza convirtiéndolo en pulpa desde 1035.

En el baño

· No use el inodoro como un canasto de basura, ni suelte el agua sin necesidad: un inodoro que continúa fluyendo puede desperdiciar hasta 200 mil litros de agua en un solo año.
· Una ducha rápida utiliza menos agua caliente que una tina llena (y ahorra energía).
· No deje los grifos abiertos innecesariamente.

Para movilizarse

· Cuando pueda camine, monte en bicicleta o movilícese en transporte público en lugar de su utilizar su propio automóvil. Así contribuirá al ahorro de petróleo.

En la oficina

· Apague su computador si no lo está utilizando: un aparato en posición de espera puede representar hasta un 70% de su consumo diario.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 44104 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas