Derechos de los trabajadores que realizaban el barrido del Municipio Libertador estaban siendo violados

Credito: Américo Morillo

16/01/12.- De las 46 cooperativas que hacían parte del sistema de barrido en la ciudad, sólo ocho cumplían con el pago de beneficios que la Alcaldía de Caracas a través del Sistema Urbano de Procesamiento, Recolección y Aseo (Supra-Caracas) les hacía para los trabajadores, informó Fabricio Scala, gerente general de la compañía.

“Entre los beneficios que cancelamos estaban incluidos también el salario, bono de producción y ticket de alimentación, lo que representa un total de 5 mil 7 bolívares al mes por cada empleado. Siempre tratábamos de dignificar al trabajador”, dijo Scala.

Esta situación llevó a que el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, reivindicara a los trabajadores, incluyéndolos como personal fijo de Supra-Caracas.

Jhony Herrera trabajaba en la cooperativa Los Hermanos desde hace tres meses y sus áreas de labor eran San Bernardino y la autopista de El Valle. Herrera contó que aunque era coordinador de un grupo de 20 trabajadores cobraba mil 170 bolívares mensuales, igual salario que los demás empleados de la organización.

“Los dueños (ya que no actuaban como cooperativa sino como una empresa) no nos trataban mal, pero recibíamos menos del salario mínimo. No teníamos otro beneficio ni ticket de alimentación ni seguro social”, dijo Herrera.

DE EXPLOTACIÓN A REIVINDICACIÓN

Herrera dijo que los coordinadores de la organización Los Hermanos tenían dos cooperativas más. “Me da escalofrío al saber lo que nos estaban haciendo, con razón ellos (los directivos) tienen tremendas camionetas a costa de nuestro sudor”, contó.

Explicó que cada cooperativa laboraba en distintos horarios. El primero desde las 7:00 de la mañana hasta las 2:00 de la tarde, el segundo de 2:00 pm a 10:00 de la noche, y que el último era de 10:00 pm a 3:00 am.

“Como las tres cooperativas estaban coordinadas por las mismas personas, en ocasiones a un solo grupo de trabajadores le tocaba hacer los tres turnos”, describió.

Comentó estar contento con la medida tomada por el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

“Estoy agradecido por el paso adelante que la alcaldía de Caracas nos ha ayudado a dar con la inclusión a Supra-Caracas. De aquí en adelante sí podremos soñar porque ya tenemos estabilidad laboral. Ahora sí nos están garantizando nuestros derechos como empleados dignos”, aseveró Herrera.

TRABAJABAN AÚN ESTANDO ENFERMOS

Por su parte, Evoni Ledezma, perteneciente también al servicio de barrido de la misma cooperativa, expuso que aguantaba la situación porque tiene dos hijas y debe velar por ellas.

Cuando se le preguntó que si tenían que trabajar cuando estaban enfermos respondió indignada: “¡claro que sí, tenía que cuidar mi trabajo! En una ocasión me dio neumonía y así tuve que trabajar, a ellos no les importó mi salud”.

Expresó estar agradecida con el Gobierno Nacional y con Jorge Rodríguez por este cambio, pues ahora sí van a poder disfrutar de los beneficios laborales que la Alcaldía de Caracas a través de Supra-Caracas les está ofreciendo. “Desde la ciudad capital también se hace la revolución”, agregó Ledezma.

INSPECCIONAN DESDE AGOSTO

Fabricio Scala explicó que comenzaron a realizar las inspecciones en las cooperativas desde inicio del mes de agosto de 2011, entrevistando directamente al personal.

“Nos enteramos que lamentablemente no los tenían asegurados en el Seguro Social. Hicimos una inspección y de 800 cédulas que ingresamos en el sistema sólo 14 aparecieron inscritas o registradas en el organismo”, apuntó.

Señaló que los directivos de las cooperativas, entre otras violaciones a los derechos de los trabajadores, también les pagaban al personal con retraso, y que además les descontaban los uniformes que Supra-Caracas les entregaba de forma gratuita como dotación para los empleados.

“Los trabajadores que eran despedidos injustamente no iban al Ministerio del Trabajo porque las cooperativas no les daban recibo de pago, y no tenían cómo justificar que laboraban allí. En muchas ocasiones despedían al personal al cumplir los tres meses para no cancelarles utilidades”, aseveró.

Explicó que con la incorporación del personal a Supra-Caracas, los trabajadores de las cooperativas investigadas contarán con pagos correspondientes al Seguro Social Obligatorio, un salario de Bs 3 mil 237, y todos los demás beneficios que ellos cancelaban desde la contratación del personal.

Pago mensual

Mil 588 bolívares de salario, 500 bolívares por bono de producción, mil 80 bolívares en ticket de alimentación, más de 110% correspondiente a las fracciones de prestaciones sociales que estaban compuestas por 90 días de aguinaldos, 60 días de cesantías, 40 días de vacaciones (15 días de disfrute con 25 días de bono), 14 días de IVSS, días festivos, juguetes, útiles escolares. De igual manera se les cancela 26 días adicionales para servicios mixtos de bonos nocturnos y otras cosas. Indicó que el organismo también pagaba a las cooperativas el 14% de la cuota de descuentos de seguridad Fondo de Ahorro para la Vivienda y Seguro Social, lo cual representa 5 mil 07 bolívares mensuales. Por otro lado, costeamos los uniformes de los empleados, los cuales tienen un precio de Bs 259,54 mensuales, informó Scala.

Punto de transferencia La Yaguara facilitará recolección de desechos

Con la finalidad de hacer más efectivo el sistema de recolección de desechos sólidos en la ciudad, la Alcaldía de Caracas, a través de Supra-Caracas, construyó un punto de transferencia en la Zona Industrial de La Yaguara.

“Previamente a esto, personal del Ministerio del Ambiente realizó un estudio en el área para determinar que el impacto del viento y la ubicación del sector no afectara las zonas adyacentes”, dijo Fabricio Scala, gerente general de Supra-Caracas.

Agregó que por ahora el espacio es usado sólo para guardar los camiones de recolección de desechos.

Sin embargo, acotó, “en el pasado mes de diciembre, el lugar fue usado como alternativa de descarga y así agilizamos el proceso de recolección en la ciudad”.

Explicó que en ese mes los desechos superaron más de mil 200 toneladas por encima de la medida que se recogió en años anteriores.

El funcionario detalló que este punto de transferencia sería de mucha utilidad porque así se minimizaría el tráfico y ganarían tiempo.

“Si los camiones depositan los desechos en el lugar, las volquetas con mayor tamaño los trasladarían hacia la planta de transferencia que está ubicada en el sector Las Mayas”, aseguró Scala.

HEIDI ECHAVARRÍA QUIÑONES/CIUDAD CCS

Para ver otra noticia relacionada, pinche aquí: http://www.aporrea.org/contraloria/n196557.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7085 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas