Se calcula que en dos semanas se pueda dar por extinguido el fuego en la Isla

Incendios en Gran Canarias devastó casi el 8% de su territorio

En cuanto a medios aéreos, son nueve helicópteros y dos aviones los que se encuentran operando de forma continua en la zona del incendio. Se sumarán dos hidroaviones procedentes de la Península en las próximas horas. En la imagen, vista del incendio en Valleseco, este sábado.

En cuanto a medios aéreos, son nueve helicópteros y dos aviones los que se encuentran operando de forma continua en la zona del incendio. Se sumarán dos hidroaviones procedentes de la Península en las próximas horas. En la imagen, vista del incendio en Valleseco, este sábado.

Credito: El País

Una vivienda devastada por el incendio forestal de Gran Canaria, en el barrio rural de Coruña

Una vivienda devastada por el incendio forestal de Gran Canaria, en el barrio rural de Coruña

Credito: El País

Margarita González señala los restos abrasados del orobal que tenía. De la planta ya solo quedan las ramas ennegrecidas por el fuego. "Era el único que había por esta zona. La gente venía para cogerlo. Con él se hacen infusiones, que son buenísimas para todos los dolores", se lamenta mientras se aposta en la puerta de su vivienda, que se yergue intacta en mitad de un paisaje desolador. Incrustada entre las montañas que recorre la carretera GC-230, en la zona bautizada como Cueva Corcho, el incendio que aún asola Gran Canaria rodeó su casa. Quemó su huerto y terrenos con arboles frutales. Cercó a las ovejas y cabras que se guarecían a pocos metros. "Fue cuestión de minutos. De pronto, vinieron las llamas y un humo negrísimo. Nos asomamos y vimos el volcán que teníamos detrás", rememora tras regresar a su domicilio: "Ha sido como volver a otro mundo. De ver todo verde a ver todo negro. Es como llegar a un sitio extraño".

Tras lograr controlar el fuego el pasado martes, el Gobierno autonómico dio por estabilizado el incendio el miércoles por la noche y la mayoría de vecinos —cerca de 9.800 de los 10.000 evacuados, según los últimos datos del Ejecutivo regional— ya han vuelto a sus hogares. Ahora, la isla se pregunta cuál fue su origen y sus efectos medioambientales. Y trata de reponerse de un durísimo golpe que ha devastado casi el 8% de su territorio; que ha afectado directamente a diez municipios; que ha provocado el corte de más de una veintena de carreteras; que confinó a unas 85 personas en el pueblo de Artenara por el riesgo que suponía salir por cualquiera de sus accesos; que ha dañado una de sus áreas verdes más importante —el Parque Natural de Tamadaba—; y que ha conmocionado a toda la sociedad canaria, que experimentó en la noche del lunes un episodio de "miedo y angustia", en boca del propio presidente del archipiélago, Ángel Víctor Torres (PSOE). Los vecinos vivían pegados a las radios y televisiones locales, donde se sucedían horas y horas de emisión mientras las llamas avanzaban imparables.

"Amenazaban con devorar Gran Canaria", sentencia el socialista, que hace solo dos meses que asumió el cargo gracias a un pacto de izquierdas que desalojó a Coalición Canaria del poder tras 26 años. Según los datos del Gobierno, el perímetro del fuego alcanza los 112 kilómetros y las hectáreas quemadas superan las 9.200 —a las que los técnicos suman otras 3.000 por otros dos incendios que han sufrido en los últimos 12 días, uno de los cuales se juntó con el más grande—. En las laderas de las montañas se acumula una ceniza que se impregna en la piel y en la suela de los zapatos. El olor a quemado persiste. Los cadáveres de miles de pinos y otras plantas dibujan el horizonte. Y los medios aéreos aún se avistan en el cielo, concentrados junto al resto de efectivos en vigilar los puntos que permanecen calientes.

Federico Grillo, jefe de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, cuenta que todavía queda mucho trabajo por delante. "Se puede tardar bastante tiempo en dar por extinguido el incendio. Yo calculo, que al menos, unas dos semanas. Pero no se puede saber con exactitud", subraya el experto, que se ha convertido en uno de los héroes de las islas. El técnico, encargado de dar la cara ante la opinión pública durante la crisis, subraya que quedan tocones y zonas con turba donde podría reavivarse el fuego. Además, se espera un aumento de las temperaturas en los próximos días. Otro riesgo.

Por ello, en el puesto de mando avanzado de Valleseco, uno de los puntos desde donde se han coordinado las labores de extinción, se palpa la precaución. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha visitado este jueves. Y, aunque los nervios y la tensión han dejado paso a horas de mayor tranquilidad, aquí no se fían. La bestia "está dormida y hay que rematarla", dicen. Y se repite la idea de que todo podía haber sido mucho peor.

"Las llamas se dirigían hacia la reserva natural de Inagua", explica Grillo, que resume el cóctel perfecto que desbocó el fuego: una ola de calor —más de 30 grados y menos de un 30% de humedad— y fuertes rachas de viento. ¿Se pudo hacer más para frenarlo? "Arrancó ya como un gran incendio. Con llamas muy altas y en zonas de difícil acceso. Las brigadas, cuando llegaron, relataron que era imposible subirse a los riscos. Estábamos condenados desde el minuto uno", responde.

  • Pesquisas. La Guardia Civil y los brigadistas han abierto una investigación para aclarar cómo se originaron las llamas y si el incendio fue intencionado. Los técnicos creen que comenzó en un barranco del municipio de Valleseco.
  • Desalojados. La mayoría de evacuados ya se encuentran en sus casas tras días fuera de ellas. Un agente explica que la presión ha sido muy fuerte y muchos desplazados insistían en regresar —incluso apostándose junto a los puestos de control—, pese a que las carreteras estaban cortadas y no estaba permitido volver.
  • Efectivos. Según los datos del Gobierno, cerca de 1.000 efectivos se han movilizado en las tareas de extinción. El jefe de Operaciones de Cruz Roja, José Antonio Rodríguez, también destaca la movilización del voluntariado: "Nosotros hemos tenido una respuesta brutal. Hemos contado con cerca de 220 voluntarios. Muchos de ellos venidos de otras islas de Canarias. Nunca he visto una respuesta tan grande. También de empresas y vecinos que llamaban para ver cómo podían ayudar".

El daño ecológico

Manuel Nogales vivió parte de su infancia en el Pinar de Tamadaba, una de las áreas más perjudicadas. Este biólogo, delegado del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Canarias, cuenta que su padre —al igual que su abuelo— participó en la repoblación forestal de la isla durante el siglo XX y, por tanto, pasaba los veranos en una casa de la zona. Así que lo conoce muy bien y se muestra preocupado por los daños que pueda haber originado el fuego. "El pinar es resiliente y dentro de unos seis meses ya lo veremos con verde, pero habrá que ver cómo afecta al resto de la fauna y flora. Habrá que revisar las ocho especies endémicas. Y esperemos que no haya fuertes lluvias que provoquen la erosión del suelo", insiste.

"Yo soy optimista. El pinar estará recuperado funcionalmente en cinco años como ecosistema en sí. El fuego es también algo intrínseco al pinar. Es un elemento más de su propia ecología", añade José María Fernández-Palacios, catedrático de Ecología de La Laguna, que incide en esta peculiaridad: "Si eso pasa en la Península, habría que repoblar. Aquí el pinar canario está acostumbrado". Grillo coincide: "Este pinar no muere, rebrota. No es una catástrofe que vaya a hacer desaparecer el pinar. Simplemente, ahora hay un cambio, vendrá otra cosa parecido y luego irá cambiando de nuevo hasta volver a ser como era".

Visitas políticas, loas y prisión permanente

La dimensión política de este gran incendio —el mayor desde 2007, cuando ardieron 20.000 hectáreas al sur de la isla, donde se producen generalmente los grandes fuegos en Gran Canaria, según explica Manuel Nogales— ha ido in crescendo desde que arrancara el pasado sábado. A principios de semana, se desplazó primero hasta la zona Luis Planas, ministro de Agricultura. Después Margarita Robles, que calificó el fuego como "devastador, pavoroso y sobrecogedor". Y, finalmente, le llegó el turno a los líderes de los dos principales partidos políticos del país. Con las negociaciones para formar gobierno paralizadas y las formaciones cada vez más preparadas para una repetición electoral, Pablo Casado fue el primero en anunciar su visita a la isla. Aterrizó el miércoles.

El dirigente del PP se reunió con la ministra de Defensa y con los presidentes de Canarias y del Cabildo de la isla. Saludó a los miembros de los servicios de extinción y a los vecinos de los municipios afectados. Y también aprovechó para hacer política. Anunció una iniciativa parlamentaria para declarar Gran Canaria como zona gravemente afectada por el fuego: "Con el fin de que las ayudas del Gobierno lleguen cuanto antes, tanto para resarcir como prevenir nuevos incendios", dijo, antes de lanzar otra iniciativa: "Proponemos ampliar la prisión permanente revisable para los delitos denominados como terrorismo medioambiental, para los pirómanos que causen muertes. Hay que incrementar las penas a quienes originen estragos por incendios provocados". Lo repitió pese a que la Guardia Civil y los brigadistas aún investigan la causa y no han afirmado si fue intencionado o si la mano del hombre está detrás de este fuego.

El turno de Pedro Sánchez, que avisó que visitaría la zona tras conocerse el viaje de Casado, llegó este jueves. El presidente del Gobierno en funciones reanudó así su actividad pública tras unos días de vacaciones en Doñana (Huelva). El socialista sobrevoló parte de la zona afectada por las llamas y saludó a los efectivos antiincendios, a los que agradeció su labor y a los que calificó como "héroes anónimos". Además, aseguró que los grancanarios contarán con las instituciones del Estado para recuperar la normalidad cuanto antes: "Vamos a cumplir. Vamos a arrimar el hombro". "Todos los instrumentos y capacidades que se puedan necesitar van a estar a su disposición".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3098 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n346026.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO