Declaración de la Unidad Socialista de Izquierda ante la agresión sionista en Gaza

La UNIDAD SOCIALISTA DE IZQUIERDA repudia enérgicamente la agresión genocida que el ejército sionista de Israel está perpetrando contra el pueblo palestino en la Franja de Gaza, acción que cuenta con el respaldo del imperialismo yanki y el silencio cómplice de la Unión Europea y de la mayoría de los gobiernos del mundo.

Pareciera que el estado sionista de Israel está avanzando hacia una especie de "solución final" al estilo nazi, para destruir físicamente al pueblo palestino. Sin duda, el objetivo del gobierno israelí es derrocar al gobierno legítimo de Hamas, para ello intenta aterrorizar a la población civil con los bombardeos masivos e indiscriminados. Si no, ¿como se puede explicar que se ataque a farmacias, centros de acopio de alimentos y las rutas subterráneas por donde los palestinos reciben provisiones del exterior? Esta operación militar fue planeada desde hace por lo menos 6 meses, tal como afirma un corresponsal del periódico israelí Haaretz, y es parte del bloqueo que desde hace 18 meses viene matando de hambre y de enfermedades a los habitantes de Gaza, con el objetivo de liquidar al gobierno de Hamas. Digámoslo con claridad y sin eufemismos, Israel se presenta ante el mundo como la víctima siendo el victimario, para ello cuenta con todo el poder económico y el apoyo político del imperialismo. Los efectos de los cohetes de fabricación casera Qassam en la zona sur de Israel son infinitamente reducidos y no se pueden comparar ni remotamente con el gran poder de fuego y destrucción de uno de los ejércitos más poderosos del mundo, armado hasta los dientes por el imperialismo norteamericano. Por otra parte, fue el sionismo con el apoyo inglés, de Estados Unidos y del stalinismo el que despojó de sus tierras a los palestinos, estableciendo en 1948 un estado artificial fundado en el racismo.

La lucha de los palestinos es la respuesta lógica contra un invasor agresivo y xenófobo, que sirve de guardián de los intereses del imperialismo en la región. De allí que nuestra organización no sea neutral en este conflicto, y somos solidarios con el pueblo palestino ante esta monstruosa operación de limpieza étnica que el Estado israelí ha venido ejecutando durante décadas, con el apoyo incondicional del gobierno de los EEUU. Lo cual ahora se expresa en las declaraciones de Bush que responsabilizan a Hamas de los ataques, e incluso en la actitud del presidente electo Barack Obama, que se ha negado a ofrecer declaraciones sobre este genocidio, y que a través de sus asesores ha dicho que sigue con interés la situación en Gaza y que además Israel es un aliado muy importante para Estados Unidos, lo que pone en evidencia que no hay ninguna diferencia sustancial entre Bush y Obama, como algunos sectores de la izquierda reformista en América Latina han planteado.

Nuestro partido considera que ya está bueno de discursos y de declaraciones, la situación en Gaza es un holocausto humanitario, que se inició con el bloqueo criminal instaurado desde hace 18 meses para derrocar a un gobierno elegido democráticamente, y que ahora llega a extremos dramáticos con este bombardeo indiscriminado que ya ha ocasionado casi 400 muertos y 2000 heridos. Ante una agresión de esta naturaleza no puede haber medias tintas, la única manera de detener los ataques sionistas es con la movilización obrera y popular en todo el mundo, especialmente en el Medio Oriente y en los países árabes, así como con la actitud firme de los gobiernos de aislar internacionalmente a Israel. Por ello planteamos que el gobierno venezolano debe romper inmediatamente relaciones diplomáticas y comerciales con Israel. El presidente Chávez ha sido uno de los pocos mandatarios que se ha manifestado en apoyo al pueblo palestino, y ya en otra ocasión, en la oportunidad de la invasión israelí al Líbano, rompió relaciones con el estado sionista, ahora hay que pasar del dicho al hecho, y además convocar a una reunión de Unasur para que en ese organismo el gobierno venezolano proponga romper en bloque con Israel. Otro medida que proponemos es que el gobierno venezolano suspenda toda relación comercial basada en los acuerdos entre MERCOSUR e Israel, y además convocar a este mecanismo de integración regional, del cual forma parte Venezuela, para acordar la suspensión de los acuerdos de libre comercio existente con Israel. Una condena moral no escarmentará a Israel en lo absoluto, si algo está demostrado es que su política genocida pasa por encima de las más elementales consideraciones morales o humanas. Todo esto dependerá en última instancia de la movilización de los pueblos solidarios con Palestina, pues la experiencia ha demostrado que los gobiernos “progresistas”, o de centro izquierda, e incluso un gobierno como el venezolano, tienen serias limitaciones a la hora de ser consecuentes y llevar a la práctica lo que predican en materia de política internacional.

La UNIDAD SOCIALISTA DE IZQUIERDA ha planteado que no puede haber solución a este conflicto sin la expulsión del imperialismo y el sionismo del Medio Oriente. Por ello consideramos que esto no podrá ser posible sin la destrucción del Estado racista de Israel, para que los palestinos, expulsados desde 1948, puedan volver a sus tierras ancestrales, y todos los pueblos de la región puedan vivir en paz e igualdad en una Palestina laica, democrática, pluriétnica y no racista, que fue la consigna democrático-revolucionaria que en un principio levantó la OLP de Arafat, y que luego echó al cesto de la basura en aras de conciliar con el sionismo.

Una Palestina laica y democrática, sería un estado en el que convivirían islámicos, judíos, cristianos y ateos, en igualdad de condiciones, con derecho al retorno de los refugiados palestinos y sus descendientes a su tierra ancestral.

Israel es el principal pilar de la dominación imperialista en Medio Oriente. Por eso el masivo apoyo norteamericano. Por eso también su derrota es fundamental para la liberación nacional y social de los pueblos árabes y del Medio Oriente, para echar a los yanquis, para derribar a los corruptos gobiernos semicoloniales de la región, y para la causa de la clase obrera y la revolución socialista a escala internacional.

Llamamos a todas las organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y sindicales a pronunciarse ante este crimen de lesa humanidad que se está cometiendo en Gaza, y a articular una gran movilización hacia la embajada israelí para exigir el fin de los bombardeos, y detener la invasión terrestre que el estado sionista se apresta a ejecutar.

Igualmente planteamos que esa movilización debe ir hacia la cancillería venezolana, para exigirle al gobierno del presidente Chávez que denuncie el TLC del Mercosur con Israel y que cierre de manera indefinida la embajada de Israel en Venezuela. Una iniciativa importante fue la organizada recientemente frente a la embajada sionista por el Foro Itinerante de Participación Popular, encabezado por Hindu Anderi. Tenemos que seguir apoyando iniciativas como estas, desarrollándolas y ampliándolas a más sectores y organizaciones. Asimismo, hay que apoyar todas las movilizaciones de repudio que se realizan contra las embajadas israelíes a nivel mundial, y exigir a los gobiernos, sobre todo a los que se dicen de izquierda, a que tomen medidas concretas, políticas y económicas contra Israel, hasta tanto no cese el genocidio contra el pueblo palestino.

¡ALTO A LA AGRESIÓN SIONISTA EN GAZA!

¡QUE EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE CHÁVEZ ROMPA DE INMEDIATO RELACIONES CON EL ESTADO SIONISTA DE ISRAEL!

¡MOVILIZACIÓN OBRERA Y POPULAR PARA DETENER LA MASACRE!

¡POR LA DESTRUCCIÓN DEL ESTADO ARTIFICIAL Y RACISTA DE ISRAEL!

¡POR UNA PALESTINA LAICA, DEMOCRÁTICA, PLURIÉTNICA Y NO RACISTA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2245 veces.



Unidad Socialista de Izquierda (USI)


Visite el perfil de Unidad Socialista de Izquierda USI para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: