Mercado: ¿Mano invisible?

Algunos términos de uso frecuente en discursos e informaciones, como “democracia”, “libertad”, “igualdad”, “desarrollo”, “poder” igual que “mercado”, resultan familiares de tanto escucharlos pero difíciles de ubicar, en su justa acepción.

Facilitar la ubicación de esos términos en un determinado contexto debería ser tarea que cumplieran los medios comerciales de difusión masiva, (si además de entretener ejercieran cabalmente su papel de informar y educar), es decir, proporcionar elementos para que el usuario que no cuenta con tiempo o condiciones para aclarar esas dudas, le resulte más fácil comprender lo que lee o escucha.

Esta carencia producto de la desinformación o de información proporcionada de manera unilateral y sesgada a partir de una determinada visión, es la que impone en el actual proceso de cambios que se adelanta en Venezuela, la necesidad de un debate urgente y necesario, en el cual participen todos los habitantes de este país, que les proporcione elementos de juicio sobre los diferentes postulados de las teorías económicas, políticas y sociales. Eso es lo sano y verdaderamente democrático.

Tratando de reparar en parte ese vacío, el esfuerzo estará dedicado en esta oportunidad a proporcionar algunos elementos relacionados con el término mercado. Reconociendo que abordarlo tiene sus complicaciones por las modificaciones que experimenta la economía, y por ende los factores que intervienen en ella, originadas por las nuevas condiciones que se dan con el paso del tiempo y la gran cantidad de “apellidos” que se le van agregando al término mercado: inversiones, capitales, trabajo, consumidores y un largo etcétera que se podría citar.

La visión presentada del “mercado”:
Del mismo modo que la información sobre “democracia”, “libertad” e “igualdad” se respalda en una determinada visión, el término mercado tampoco escapa a esa unilateralidad o deformación. Revisando lo que existe se tiene:

Mercado es según una de las definiciones del Diccionario de la Real Academia: “Sitio público destinado permanentemente, o en días señalados, para vender, comprar o permutar bienes o servicios.” También se encuentran las que siguen: “Conjunto de actividades realizadas libremente por los agentes económicos sin intervención del poder público. // Conjunto de operaciones comerciales que afectan a un determinado sector de bienes. // Plaza o país de especial importancia o significación en un orden comercial cualquiera. // Conjunto de consumidores capaces de comprar un producto o servicio. // Estado y evolución de la oferta y la demanda en un sector económico dado.

El Diccionario de Economía y Finanzas de la Enciclopedia Virtual Interactiva, además de señalar que el mercado se concibe como un contexto, en el cual se encuentran quienes ofrecen y quienes demandan mercancías, dice también que de ese encuentro se deriva que la oferta y la demanda sean las dos fuerzas que intervienen para determinar el precio al que las mercancías se intercambian. Agregando que, si estas dos fuerzas: …“la oferta y la demanda están constituidas por un número suficientemente grande de individuos, de modo tal que sus decisiones particulares no sean capaces de alterar el precio al cual se transan los bienes, se habla entonces de un mercado de competencia perfecta;”. Además señala que para que sea considerado estrictamente de competencia perfecta “es indispensable que no haya restricciones para la entrada al mismo de nuevos oferentes o demandantes y que, por otra parte, la información de los mismos sea completa y actualizada.”

Acerca de las características y las condiciones del mercado, el Diccionario de Economía y Finazas anota: “La existencia de un mercado implica que se efectúa un gran número de transacciones entre individuos libres, que realizan escogencias de modo que su utilidad sea la máxima posible. Ello supone la existencia de normas capaces de eliminar el fraude y la coerción, pero además la ausencia de cualquier otra restricción que impida a los individuos tomar el curso de acción que más les convenga. Por ello, cuando toda la economía se organiza alrededor de mercados, se habla de una economía libre, o de libre mercado: en ella no existe una autoridad planificadora central, que toma decisiones en cuanto a qué producir y qué consumir, sino que se llega a un equilibrio mediante la suma de decisiones de individuos autónomos que procuran satisfacer necesidades diferentes. El hecho de que no se arribe a un caos ni al abuso de unas partes sobre las otras se debe a que, a través del precio, se alcanza un equilibrio no definido por nadie en particular sino por la suma de todas las fuerzas que intervienen en el mercado: la infinidad de ofertas y de demandas particulares que los individuos realizan. El hecho de que se logre este equilibrio a pesar de la oposición subyacente de intereses, llevó a Adam Smith a acuñar la famosa metáfora de la mano invisible, indicando de este modo que el nivel de precios se logra sin que tenga que intervenir desde afuera la "mano" concreta (o visible) del gobernante o del legislador.

De esta forma la teoría neoliberal coloca al mercado como:
· El principal y único regulador de todas las actividades humanas y de la naturaleza.
· Una realidad esencial, presente y permanente, al margen de los conflictos humanos y sociales.
· Parte de la naturaleza humana, la que por su carácter egoísta e individualista se compagina con el mercado y la ley de la selva donde sobrevive el más apto.

Algunas observaciones
Un buen periodista de un medio de difusión cuando se refiera al “mercado” debería tener en cuenta algunas precisiones:

La primera observación sería señalar, como sería lo correcto, que esta concepción de mercado presentada como “la única y válida” existente, no es de ningún modo inocente ni aséptica o neutral, porque corresponde a la teoría económica liberal que surge a fines del siglo XVIII.

En segundo lugar, plantearía interrogantes a esta concepción teórica del mercado para cotejarlas con la realidad. Algunas de ellas pueden ser:
· Son actividades sin intervención del poder público. ¿Por qué y para qué se excluye a toda autoridad de Estado o gobierno que las regule?
· Las transacciones se dan “entre individuos libres”: Aquí cabe preguntar, ¿al mercado concurren individuos o empresas?
· La suposición de la existencia de normas capaces de eliminar el fraude, la coerción y permitir la libre concurrencia: El pago de comisiones a funcionarios por parte de las empresas ¿no constituyen un fraude? Las amenazas a los Estados si no aplican determinadas medidas ¿no son coerción? ¿En el mercado participa cualquier empresa o las que cuentan con condiciones para competir?
· El equilibrio en la producción y el consumo se produce por la infinidad de ofertas que se presentan: ¿Existe en la actualidad un equilibrio entre producción y consumo? ¿Cuántas empresas tienen abarrotados de mercancías sus depósitos?
· No se arriba al caos ni al abuso porque a través del precio se alcanza el equilibrio: ¿Existe equilibrio de precio en las mercancías producidas y distribuidas por un monopolio, un cartel u oligopolio?

Cómo pretende el mercado organizar la vida de la sociedad
Lo que no explican los medios comerciales de difusión es que estos postulados liberales fueron revividos por la teoría económica neoliberal, adecuándolos a las condiciones actuales: la búsqueda del establecimiento del mercado mundial. Tampoco se dice que el neoliberalismo además de ser una teoría económica es también una teoría política y social que norma las características que deben poseer los Estados y los sistemas políticos para garantizar el máximo despliegue de las empresas capitalistas.

Las condiciones que buscan imponer
Para que el mercado pueda desarrollarse y producir ese “paraíso terrenal” que se ofrece en el neoliberalismo, se debe eliminar todo aquello que estorbe el libre desenvolvimiento del mercado: el Estado nacional, los partidos políticos, los sindicatos, en resumen toda forma de organización que pueda entorpecer ese desarrollo.

Dos ejemplos:
Las acciones que se adelantan para imponer el reinado del mercado se practican desde hace muchos años. Basta para ello recordar que no hace más de diez años el Programa Dominical en Radio Caracas Televisión, Primer Plano, conducido por Marcel Granier, era dedicado domingo a domingo a criticar hasta la saciedad la ineficiencia del Estado y la ineficacia de los partidos políticos. Esa prédica tenía un objetivo: hacerlos ver como innecesarios.

La constitución del mercado mundial demanda el establecimiento de zonas comerciales reguladas por supraconstitucionales, en las cuales predomina el criterio mercantilista, esa condición explica un ejemplo más reciente, los argumentos esgrimidos por algunos de “los expertos académicos en relaciones internacionales” que señalan: que la soberanía nacional es un principio obsoleto, fuera de lugar en el mundo actual.

Todo para el mercado
La naturaleza hoy es también objetivo de la voracidad de las grandes empresas. La depredación del habitat practicada en los países desarrollados los ha hecho volver sus ojos hacia los territorios especialmente de América del Sur, bajo el falaz argumento de que la biodiversidad es un “patrimonio de la humanidad”. Nada escapa al voraz apetito de las grandes corporaciones, todo es objetivo de ser convertido en mercancía: las plantas, los ríos, la sangre y los genes de nuestros hermanos indígenas.

La lucha y la esperanza
El capitalismo para imponer el mercado mundial necesita las manos libres, por esa razón cualquier movimiento que busque la justicia social, el respeto a la naturaleza, la valorización de las culturas ancestrales, la organización del pueblo, será visto como un enemigo. Esa cruda realidad inyecta fuerza al pueblo venezolano y a los demás pueblos del continente en la lucha por resistir las pretensiones imperialistas de las grandes corporaciones y a no creer en el “cuento de camino” de la mano invisible del mercado. El ejemplo de nuestros pueblos ancestrales, que vivieron en comunidades anima e impulsa la lucha y la esperanza por construir una sociedad en la que impere la justicia social, en la que haya pan para todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3146 veces.



www.gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a9630.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO