De Versalles a Cumaná, la historia no se repite, pero......

A menudo se dice que la historia no se repite, y cada momento de la historia es gobernado por un conjunto de factores, actores y circunstancias que a veces no es posible describir, y puede que muchas veces hechos históricos se expliquen más por algún factor, o por un actor o por una circunstancia que no haya sido ni identificado ni analizado ni antes ni después de la ocurrencia de tales hechos. A pesar de esta complejidad de la historia, no es aconsejable desestimar las lecturas que analizadas con serenidad y visión holística la historia nos depara. Viene al cuento esta reflexión por las numerosas noticias recogidas en diferentes medios, acerca del incremento de protestas por la crisis de desabastecimiento agroalimentario, de medicamentos y de otros insumos básicos para la tranquilidad de la población. Al parecer Cumaná se ha convertido en el epicentro de manifestaciones de protesta con saldos trágicos en vidas y de agravamiento del desabastecimiento porque luego de los saqueos se restringe aún más la circulación de bienes e incluso de las personas. Sin ignorar que algunas de tales protestas sean manipuladas o inducidas por guarimberos e incluso por parte de sectores acráticos que creen que con actos violentos se aceleran los cambios, parece obvio que la ocurrencia de estas manifestaciones evidencia la pérdida progresiva del control social por parte del gobierno. Este puede estar revestido de toda la legalidad del caso, como por ejemplo usar la fuerza pública para restablecer el orden, pero si no dispone de un mínimo de legitimidad puede hacerse insostenible, debiendo requerir cada vez más y más al uso de una legalidad que si bien detenta su uso abusivo revela su enorme incapacidad para afrontar la situación. El uso de la fuerza armada cuyo monopolio, al igual que la representación internacional, le corresponde al presidente de la república puede tornarse inviable. Si se extiende la OLP a atender las protestas por comida y medicinas que se vienen produciendo, el gobierno estaría avanzando hacia su propio derrocamiento, dándole sin querer queriendo la razón de aquellos que han planteado el conflicto como una guerra de exterminio del adversario en la cual si se pierde se pierde todo. ¿Habrá la sindéresis necesaria en el liderazgo del país para evitar que se extienda lo de Cumaná hacia otras ciudades e incluso a Caracas? De Versalles las mujeres sacaron a los reyes y su corte llevándoselos a París creyendo que el traslado al centro simbólico del poder se podría negociar y ya todos sabemos lo que paso. A Versalles las mujeres fueron en octubre de 1789 porque no tenían pan y suponían que el poder constituido les resolvería el problema si este era obligado a atenderlas. Las mujeres de Versalles tenían la experiencia del uso de la manifestación popular para conseguir objetivos. Recién estaba fresca la Toma de la Bastilla, en Paris, cuyo momento quedó recogido, hasta ahora, como un símbolo de la República Francesa. Después del Caracazo de 1989, el Comandante Chávez con la rebelión de 1992 logró sintonizar con la mujer venezolana luchadora, granjeándose su adhesión a tal punto que algunos analistas ven en este género la mayor base de apoyo al Comandante. La protesta de la mujer, líder indiscutible de la familia venezolana, no puede ser fácilmente neutralizada por la OLP. La falta de leche para su niño lactante, o el medicamento para su familiar enfermo son acicates muy poderosos para salir a la calle. ¿Es que eso tampoco lo puede ver el liderazgo madurista que ha secuestrado el legado del Comandante? Es hasta explicable que el madurismo no respete a quienes lo adversaron y adversan dentro del chavismo pues al fin y al cabo eso formar parte de la lógica de la lucha del poder. Pero de allí a no atender al legítimo reclamo del pueblo llano, liderado de largo por las mujeres, puede ser el autogol definitivo del madurismo. Mientras más rápido se logre derrotar al madurismo mayor capacidad habrá para recuperar el chavismo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1243 veces.



Ramón Rosales Linares

Ex Ministro de Producción y Comercio del Comandante Presidente Hugo Chávez Frías

 rrosaleslinares@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Rosales Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas