Carta Abierta al Canciller Alí Rodríguez

A propósito del último incidente escenificado en la Isla de Margarita, la Federación de Frentes Cívicos Militares Bolivarianos protesta enérgicamente, una vez más, las acciones de provocación que viene llevando a cabo en el territorio nacional el Embajador del gobierno de George W Bush, William Brownfield, a quien ya denunciamos formalmente por escrito ante la OEA y también ante la opinión pública nacional.

El señor Brownfield, siguiendo el guión dictado por la Casa Blanca, se la pasa paseando de estado a estado, de ciudad en ciudad, de bario en barrio, de ONG en ONG, cual candidato a presidente de la cuarta república, regalando trofeos; balones deportivos; donativos a damnificados; otorgando becas académicas a profesionales jóvenes para llevarse su talento al exterior; informando abundantemente acerca de las bondades del sueño americano; prometiendo grandes proyectos de inversión en las gobernaciones afines a su política imperial y financiando y asesorando acciones encubiertas contra el Gobierno Bolivariano del Presidente Hugo Chávez.

Señor Ministro, Alí Rodríguez Araque, queremos humildemente advertirle de la “agenda oculta” que tiene el gobierno de Bush al utilizar a este “Alfil” de la diplomacia para conseguir sus objetivos fundamentales, y en este caso es evidente lo que se quiere. Podemos inferir que se busca aplicar el “Libreto Panamá”, cuando a una pareja de oficiales de la Infantería de Marina de USA se les atacó y fueron muertos por “supuestos” adeptos al gobierno de Noriega, lo cual aceleró la intervención de Panamá. Y decimos supuestos, porque ya hemos aprendido de la invasión a Irak, en donde han capturado a militares norteamericanos disfrazados de árabes, poniendo bombas y realizando acciones terroristas para inculpar a la resistencia.

Es un hecho público, notorio y comunicacional, que Brownfield, violando los tratados internacionales que rigen la actuación de los representantes de las Misiones Diplomáticas, se sobreexpone ante la gente como un “Don Regalón”, provocando a quienes se sientan ofendidos con sus impertinentes y desesperadas apariciones públicas en compañía de prominentes opositores y también en sitios humildes, tratando de convencer a los venezolanos y venezolanas de que su poderoso pero “misericordioso” gobierno nos ofrece un pedacito de su felicidad y estupendo modo de vida, en contrapartida a la obsolescencia del socialismo que nos presenta nuestro Presidente. Captar a las mentes y los corazones de los venezolanos es su misión, tal como ha intentado hacer Estados Unidos en Irak, donde lanzan bombas que aniquilan a las familias de noche y ametrallan a los hombres que resisten su ocupación en el día, pero con campañas de guerra psicológica les repiten mil veces a los iraquíes que son sus salvadores.

El pueblo venezolano es sabio y sensato, por ello no caerá en provocaciones, sin embargo pudiera ser que a este señor lo agredan en un “auto atentado” y luego tal acción le sea endilgada a algunos de los grupos de compatriotas que apoyamos la revolución Bolivariana y al Presidente Chávez.

Apreciado Canciller, consideramos que es hora de exigirle a este señor Brownfield que se ciña a lo establecido en el Tratado de Viena de 1941 o que se valla del país.

Respetuosamente,

por el Consejo Directivo Nacional,

Tcnel. Héctor Herrera Jiménez

Presidente del Frente Cívico-Militar Bolivariano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3098 veces.



Héctor Herrera Jiménez


Visite el perfil de Héctor Herrera Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas