Michael Wirth

"Washington podría relajar gradualmente las sanciones a Venezuela y otorgar mayor libertad a Chevron para operar en Venezuela"

Es poco probable que Chevron agregue inversiones en Venezuela en los próximos seis meses a pesar de la reciente licencia estadounidense que le permite expandir sus operaciones en el país sudamericano, dijo este jueves el presidente ejecutivo (CEO) de la compañía, Michael Wirth.

La administración del presidente estadounidense Joe Biden emitió la semana pasada una licencia de seis meses que permite a Chevron aumentar la producción de petróleo en Venezuela. Restringió cualquier pago en efectivo a Venezuela a la espera de un mayo progreso en las conversaciones políticas entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la opositora Plataforma Unitaria.

Washington podría relajar gradualmente las sanciones a Venezuela y otorgar mayor libertad a Chevron para operar en Venezuela con el tiempo, dijo Wirth, sin dar más detalles, en comentarios en el Club Económico de Nueva York, reportó Reuters.

Puede ocurrir una mayor relajación de las sanciones si el chavismo y los líderes de la oposición acuerdan los términos de una elección presidencial, dijo Washington.

Es más probable que los precios del petróleo suban que bajen en el corto plazo, predijo Wirth, ya que las sanciones occidentales sobre el combustible ruso, los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y el fin de las liberaciones de petróleo de emergencia de Estados Unidos se combinan para reducir los suministros mundiales.

“Hay mucho trabajo por hacer”

A pesar de esa perspectiva y de que el sector energético superó a otros este año, así como de que las acciones de Chevron cotizan cerca de su máximo histórico, Wirth dijo que los accionistas de Chevron no apoyan un mayor gasto en exploración y producción.

“Cuando les pregunto a los inversionistas ‘¿y si pisamos el acelerador de la inversión?’ dicen ‘eso agrega riesgo, eso hace que sea menos probable que quiera invertir en la compañía y poseer acciones'”, dijo.

Chevron es la última gran compañía petrolera de Estados Unidos que aún opera en Venezuela y se le deben más de 3.000 millones de dólares (USD) en dividendos y deudas de sus empresas conjuntas con la empresa petrolera estatal Pdvsa.

“No es probable que invirtamos en una campaña de perforación que aumente la producción en los próximos seis meses”, dijo Wirth. “Hay mucho trabajo por hacer… para permitirnos avanzar en esa dirección”.

Las sanciones no detuvieron las exportaciones venezolanas a otros países, y la Administración Biden decidió relajar algunas de ellas, dijo.

“El efecto principal es que permite que parte de ese petróleo venezolano fluya de regreso a los Estados Unidos, lo que ayudará al sistema de refinación de los Estados Unidos”, dijo Wirth.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3965 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter