UE ante crisis energética asegura que medidas restrictivas contra Venezuela son reversibles

El alto representante de la Unión Europea (UE) para asuntos exteriores, Josep Borrell, abrió la posibilidad de revocar sanciones contra Venezuela. Esto, siempre y cuando reciba «señales claras» de su parte, sobre el proceso de negociación.

Las declaraciones de Borrell surgen mediante un artículo publicado en su blog. Son de una semana después de que la Unión Europea extendiera medidas coercitivas contra Venezuela.

«La UE está lista para hacer su parte si hay desarrollos positivos y un progreso creíble hacia una solución liderada por Venezuela. Podemos explorar formas de cooperación para apoyar al pueblo venezolano en temas regionales y globales, incluida la seguridad energética. Las medidas restrictivas de la UE en vigor son reversibles en función de la evolución de la situación. En resumen, es posible una relación diferente para el beneficio mutuo de nuestros ciudadanos, pero es importante recibir señales claras de todas las partes de que vamos en la dirección correcta».

En su escrito, Borrell valoró positivamente la “oportuna y necesaria” reunión sostenida en París.

Borrell consideró que “el momento de actuar es ahora” pues a su juicio, «el pueblo venezolano y los países de la región, que con tanta generosidad han recibido a millones de refugiados venezolanos, han esperado demasiado».

“Animo a las partes negociadoras venezolanas a retomar su diálogo en México lo antes posible. Solo los venezolanos pueden abordar los problemas críticos que han sumido al país en su larga crisis política y humanitaria”.
En este sentido, planteó un acuerdo social y humanitario como un primer paso esencial y que debe ir seguido de una agenda política destinada a llevar al país de regreso a un camino democrático y sostenible.

Además, destacó la importancia de implementar las recomendaciones emanadas de la Misión de Observación Electoral de la UE que visitó Venezuela en el año 2021.

«Este proceso requiere la rehabilitación de las instituciones del Estado, a fin de reivindicar los derechos políticos y las garantías electorales del pueblo venezolano. Restaurar la credibilidad en el funcionamiento del Estado también ayudará a Venezuela a reinsertarse en la economía internacional. Esta no es una tarea sencilla. Se requerirán compromisos difíciles, amplia cooperación y buena fe. Una resolución exitosa de la crisis de Venezuela, por supuesto, beneficiaría a toda la región: una región que está lista para recibir a Venezuela nuevamente en la mesa familiar».

Finalmente, destacó que América Latina y la Unión Europea están listas para redoblar esfuerzos para acompañar las negociaciones lideradas por Venezuela.

«Hagamos del próximo año un año de esperanza en Venezuela», finalizó.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3130 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter