Según Reuters: EEUU evalúa liberar USD 3.000 millones en un fondo de ayuda a Venezuela

Altos funcionarios de los departamentos de Estado y del Tesoro de Estados Unidos están discutiendo propuestas para un fondo que podría liberar más de 3.000 millones de dólares (USD) para brindar ayuda humanitaria a los venezolanos a través de la Organización de Naciones Unidas (ONU), según nueve personas cercanas a las conversaciones.

Las propuestas ofrecen una forma potencial de revivir el estancado diálogo político en Venezuela.

Los migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México están impulsando al Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a pedir que se descongelen los fondos venezolanos retenidos en bancos extranjeros que proporcionarían los alimentos y medicamentos necesarios, dijeron fuentes a Reuters.

Washington y algunos aliados europeos ven la medida de liberar los fondos como esencial para asegurar un "acuerdo social" entre el Gobierno de Venezuela y su oposición política, dijeron las fuentes.

Naciones Unidas continúa instando a Venezuela y la oposición a participar en "un diálogo inclusivo y significativo que conduzca a soluciones negociadas, con los derechos humanos como componente central", dijo el portavoz Stephane Dujarric. No comentó si la ONU ha aceptado administrar un programa de ayuda.

"La movilización de recursos sigue siendo un desafío clave", dijo, y agregó que los planes para la ayuda para 2022-2023 están financiados en un 16,5% y que la ONU está pidiendo apoyo.

El presidente Maduro ya había hecho una propuesta a la ONU

Maduro propuso por primera vez un fondo administrado por la ONU en 2021 crear fondo para la compra de vacunas contra el COVID-19. Igualmente en un video dirigido a la Asamblea General, Maduro criticó la falta de acceso de Venezuela a cuentas extranjeras e instó a la adopción de un "instrumento internacional jurídicamente vinculante para el desarrollo" para superar la pobreza y la desigualdad.


El llamado no generó acción en ese momento en medio de la estrategia de "máxima presión" de Trump para sacarlo del poder.

Desde 2017, Washington ha provisto US$1.940 millones en ayuda humanitaria a Venezuela y a naciones que están acogiendo a venezolanos, pero el dinero no ha hecho mucho para ralentizar un flujo que ha visto a más de 6 millones de venezolanos dejar el país.

El nuevo fondo podría generar rechazo entre quienes apoyan una presión continua sobre Maduro en el Congreso de Estados Unidos. La propuesta también tiene inquietos a algunos partidos de la oposición venezolana ante el potencial impacto de inyectar fondos a la economía del país, que enfrenta graves problemas de liquidez, por los que Maduro podría ganar crédito antes de las elecciones presidenciales.

El Departamento de Seguridad Nacional cercó su frontera y ahora solo permite la entrada desde Venezuela o de un tercer país a solicitantes con familiares que ya vivan bajo estatus legal en territorio estadounidense.

Funcionarios en Washington han argumentado que el fondo de ayuda podría evitar que los venezolanos huyan de su país al mejorar sus condiciones de vida mediante un mejor acceso a alimentos, medicinas y atención médica, y al financiarse proyectos de infraestructura para reparar la red eléctrica de Venezuela, según las fuentes.

Naciones Unidas terminó un primer borrador de la propuesta para la gestión del fondo a mediados de octubre, dijeron las personas. Desde entonces, funcionarios estadounidenses y líderes de la oposición están tocando las puertas a algunos organismos multilaterales y grupos de expertos para estudiar proyectos.

Aún no se define una posible fecha para su activación y muchos detalles siguen sin afinarse, pero el fondo podría anunciarse una vez que enviados de Maduro y de la oposición se sienten en México para discutir elecciones presidenciales, dijeron dos de las fuentes.

Enviados de la oposición discutieron el tema con funcionarios estadounidenses durante su viaje a Washington la semana pasada, según cuatro de las fuentes. Estados Unidos también se han acercado al Gobierno de Maduro sobre el tema, según dos fuentes separadas.

La posibilidad de que el dinero venezolano vuelva a fluir para importaciones e inversiones ha despertado el interés de acreedores y tenedores de deuda venezolana, que están detrás de reclamos por expropiación de activos y deudas impagas.

Organizaciones multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que han ayudado a manejar otros fondos o iniciativas de ayuda, están en la lista de acreedores de Venezuela tras miles de millones de dólares en préstamos y líneas de crédito impagas.

Para las Naciones Unidas, este podría convertirse en uno de sus fondos más grandes, aunque no está claro todavía el monto total que podría liberarse legalmente.

Con información de Sumaríum / La República.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4396 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter