Ante la 77ª Asamblea Anual de la ONU

(VIDEO) Venezuela apoya la iniciativa mexicana de mediación entre Rusia y Ucrania y un cambio ético en las viejas potencias

El canciller de Venezuela, Carlos Faría.

El canciller de Venezuela, Carlos Faría.

El canciller de Venezuela, Carlos Faría, intervino en el debate del 77.º Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra en Nueva York.

Durante su intervención, Faría leyó la carta que preparó Nicolás Maduro dirigida a los "pueblos del mundo". "Esta misiva sale del corazón de la República Bolivariana de Venezuela. Un país del que muchos han odio hablar y del que paradójicamente poco se sabe en relación a su verdad política, su identidad histórica y su realidad concreta", pronunció el canciller, citando a Maduro.



"Ciertamente se ha tejido una perniciosa campaña mundial de descrédito y estigmatización contra nuestro pueblo, nuestras instituciones republicanas y contra nuestra revolución democrática por el simple hecho de desafiar en las postrimerías del pasado siglo al régimen del pensamiento único que se impuso al mundo bajo la máscara de la economía, de mercado y la globalización neoliberal", indicó, agregando que se trata de "un modelo que en nombre de la libertad se convirtió en la versión moderna de la colonización".

Según la misiva, el objetivo de la "campaña contra Venezuela" consiste en "crear las condiciones objetivas para asfixiar política y económicamente cualquier intento por crear alternativas a un sistema imperialista y depredador como ha resultado ser el capitalismo en todas sus fases históricas". El mandatario venezolano afirma en la carta que su país sufrió múltiples intentos fallidos de desestabilización de la democracia por parte del imperialismo, unos intentos que incluyen el ilegal método de "cambio de régimen, el intento de magnicidio, de invasión", e incluso el invento de "un gobierno paralelo ficticio".

Situación económica en Venezuela

Asimismo, señala que a día de hoy Venezuela se enfrenta a 913 sanciones "ilegales" que la perjudican económicamente, afectando a la exportación y la importación de las producciones. Maduró denunció tales medidas como "crímenes de lesa humanidad". "Esta guerra económica, cuyas pérdidas para mi nación superan los 150.000 millones de dólares en los últimos años, se incrementó durante el período más grave de la pandemia mundial", imposibilitando la compra de la medicación y de las vacunas.

"La estigmatización ha servido además a Europa y a EE.UU. de coartada para ejercer el expolio más descarado que se haya cometido contra nuestro patrimonio y activos en el exterior", pronunció el canciller venezolano, agregando que más de 31 toneladas de su reserva de oro, valoradas en 1.300 billones de dólares y depositadas en un banco británico, se encuentran "secuestradas". En total, más de 10.000 millones de dólares de depósitos y fondos venezolanos actualmente se encuentran en bancos extranjeros "bloqueados ilegalmente", denunció.

Sin embargo, Venezuela supo encontrar soluciones frente al "bloqueo", creando "nuevas fuentes de riqueza a través de turismo, la industrialización nacional, el emprendimiento y el desarrollo agrario". Según la carta, Venezuela dispone de 30 millones de hectáreas cultivables y ya está produciendo el 80% de lo que consume su población en materia agroalimentaria. Por otra parte, el país, que se autodeterminó como "una de las principales potencias mundiales en la materia petrolera y gasífera", ratificó su disposición de querer y poder "ser útil" como miembro de la OPEP para garantizar soluciones energéticas.

El conflicto en Ucrania

Hablando sobre el conflicto en Ucrania, el canciller venezolano, en nombre de Maduro, apoyó la iniciativa del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de crear una comisión internacional destinada a facilitar el diálogo entre Rusia y Ucrania. "Rechazamos todas las provocaciones militares y sanciones económicas injerencistas que se han tomado contra Rusia, así como la campaña de odio desatada en detrimento del pueblo eslavo, por considerar que estas acciones, lejos de sumar a la paz, azuzan el fuego de la guerra", sostuvo Maduro en la carta.

Al mismo tiempo, el presidente de Venezuela señaló en la misiva que, "a despecha de la arrogancia occidental", el mundo "está viviendo un cambio en la época postimperial y el norte del mundo tiene que reconocer que el orden reinante unipolar y colonialista no está capacitado para responder satisfactoriamente a los problemas y necesidades que él mismo ha creado en perjuicio de la humanidad, de la vida animal y del planeta".

Además, debe aceptar "el surgimiento indiscutible de nuevas potencias y nuevos liderazgos como el de China, Rusia, India, Irán, Turquía". "Tienen que abrirse a la posibilidad de hacer parte de un mundo multipolar, pluricéntrico y libre de hegemonismos".

Cambio ético en las viejas potencias

"Es urgente un cambio ético en las viejas potencias a favor de la construcción de un nuevo mundo común, sin colonizados ni colonizadores, donde se trabaje conjuntamente en las soluciones de nuestros pueblos", aseveró el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en una carta enviada a la 77ª Asamblea Anual de la ONU.

n la misiva, el Mandatario venezolano enfatiza que el norte del mundo tiene que aceptar el surgimiento indiscutible de nuevas potencias y nuevos liderazgos como el de China, Rusia, India, Irán y Türkiye.

"Tiene que abrirse a la posibilidad de hacer parte de un mundo multipolar, pluricéntrico y libre de hegemonismos", porque "no hay tiempo para la prepotencia, no hay tiempo para la confrontaciones y escaramuzas inútiles".

Aludió en esta carta que "los pueblos de América, de Europa, de Asia, de África y Oceanía, sabemos que, a esta crisis multidimensional, por su carácter trascendente y definitivo, nos corresponde enfrentarla como humanidad yendo al fondo del problema. ¿Dónde está la falla telúrica que hace temblar el edificio del orden imperante?: en la crisis del modelo civilizatorio occidental supremacista, imperialista, que niega, ataca e intenta suprimir al otro, a la diferencia, y que no reconoce otros modelos, otros paradigmas políticos, económicos, religiosos ni culturales, ajenos al suyo".

Señaló que "a despecho de la arrogancia occidental, estamos viviendo un cambio de época post-imperial y el Norte del mundo tiene que reconocer que el orden reinante, unipolar y colonialista no está capacitado para responder satisfactoriamente a los problemas y necesidades que él mismo ha creado en perjuicio de la humanidad, de la vida animal, y del planeta, este último es, desde nuestra cosmovisión originaria, el ser vivo más explotado, vulnerado y destruido por el capitalismo en todas sus fases históricas".

En el mensaje enviado a la ONU y elevado por el Canciller venezolano, durante su intervención, el Jefe de Estado también rememoró que hace 207 años en circunstancias muy singulares el Libertador Simón Bolívar, en la profética Carta de Jamaica invocaba la sensatez de occidente: «¿Y la Europa civilizada, comerciante y amante de la libertad, permite que una vieja serpiente (…) por solo satisfacer su saña envenenada, devore la más bella parte de nuestro globo? y seguía interpelando Bolívar: «¿Está la Europa sorda al clamor de su propio interés?».

Al respecto, se cuestionó el presidente Maduro: "¿Está sorda la dirigencia Europea y Norteamericana? Nos preguntamos hoy nosotros, al borde de una crisis que podría ser la última para la humanidad".

En esa línea, enfatizó que también Venezuela hace votos para que en la Asamblea General de la ONU se escuche a la razón, a la sensatez, a la prudencia; se reconozca y respete los derechos de los pueblos del mundo y "se enmiende la injusticia que se comete contra el pueblo Saharaui y el pueblo Palestino al negárseles el derecho a tener una Patria".

Igualmente, "hacemos votos para que se ponga fin a las ilegales sanciones económicas y persecuciones políticas en contra de Nicaragua, en contra de la hermana Cuba, de Irán y de Rusia" y "hacemos votos porque se repare al pueblo argentino y se le restituyan sus derechos sobre las Malvinas arrebatadas a sangre y fuego por la lógica imperial que venimos denunciando".

Con información de AVN / Actualidad RT



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2816 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter