Intensificarán la relación con Venezuela sin intervenir en asuntos internos

Perú: Gobierno condena los "bloqueos, embargos y las sanciones unilaterales que sólo afectan a los pueblos"

El presidente Pedro Castillo y el nuevo canciller peruano Héctor Béjar.

El presidente Pedro Castillo y el nuevo canciller peruano Héctor Béjar.

02.08.21 - Una política exterior "abierta y democrática", que priorice la integración regional, el fortalecimiento de organismos como la Celac y el Grupo Andino, y la reactivación de Unasur, anunció el nuevo canciller peruano Héctor Béjar al asumir el cargo este lunes.

En su primer discurso como ministro de Relaciones Exteriores, dijo que "la autonomía e independencia serán un principio esencial de la nueva diplomacia peruana, las decisiones se tomarán en función de los intereses del nosotros, que es la expresión colectiva de la nación, y no de intereses de otros". Es una declaración que anuncia un cambio de una política exterior que en el último tiempo ha sido cuestionada por su dependencia de Washington.

"Favoreceremos una renovación democrática en Venezuela que respete los derechos sociales de los venezolanos", dijo Béjar a periodistas momentos después de haber asumido el cargo.

"Venezuela es un país que está bloqueado. Nosotros contribuiremos con los países de Europa, que ya están trabajando en esto, y con un conjunto de países latinoamericanos, en el entendimiento de las diversas tendencias políticas que existen en Venezuela, sin intervenir en su política interna", afirmó Béjar.

Al mismo tiempo, enfatizó que el actual Ejecutivo no intervendrá en la política interna de Venezuela, y agregó que desde Perú favorecerán a "una renovación (política)… que respete los derechos sociales".

Asimismo, subrayó que el gobierno del presidente Pedro Castillo -quien asumió el miércoles pasado- procurará intensificar la relación con Venezuela "sin intervenir" en los asuntos internos de ese país.

Perú fue, durante el período de gobierno que finalizó el miércoles pasado, uno de los principales opositores en la región a la administración del presidente Nicolás Maduro.

A comienzos de 2019, el Grupo de Lima desconoció el nuevo mandato de Maduro, por entender que surgió de elecciones irregulares, y reconoció en cambio a Juan Guaidó, nombrado presidente interino de Venezuela por el parlamento, que entonces estaba controlado por una mayoría opositora.

Blanco de la derecha

El nuevo canciller peruano, sociólogo de 85 años, es un viejo militante de la izquierda que participó en las guerrillas guevaristas de los años sesenta. Es un reconocido intelectual y profesor universitario. Su viejo pasado guerrillero y su larga militancia izquierdista lo han convertido en blanco de la derecha, que exige su salida del gabinete con un discurso abiertamente macartista que se ha convertido en hegemónico en los medios. La derecha quiere un canciller alineado con la política exterior estadounidense, que se dedique a condenar a Cuba y Venezuela, que se olvide de Unasur y la integración regional. Béjar no entra en ese perfil. Por eso presionan para lograr su salida.

El canciller puso énfasis en decir que su gestión trabajará por fortalecer la integración y cooperación regional "sin distinciones ideológicas". "América Latina -precisó- es y será la prioridad geográfica y sociológica de la política exterior. Es nuestro entorno inmediato, territorial, histórico, económico, social y cultural.

El espacio de nuestra propia historia. Retiraremos del Congreso la solicitud para que el Perú denuncie el tratado que instituyó Unasur. Por el contrario, impulsaremos su reconstitución y modernización, como el organismo de cooperación y consulta que afirme en este mundo global la identidad propia de Sudamérica. Reinsertaremos vigorosamente la presencia peruana en la Celac, trabajaremos en su fortalecimiento e impulsaremos su capacidad de acción", señaló.

El canciller Arreaza llegó a Perú el 28 de julio para la juramentación del presidente de esa nación, Pedro Castillo, con quien sostuvo un breve encuentro, y a quien transmitió las felicitaciones de parte de su homólogo Nicolás Maduro.

Perú y Venezuela rompieron relaciones en 2019, cuando Lima decidió reconocer al dirigente opositor Juan Guaidó, como presidente interino.

Con información de Página 12 / Agencia Télam



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3655 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter