Gobierno venezolano rechaza de manera enérgica comunicado de la UNESCO sobre libertad de expresión en el país

El director del organismo  Koichiro Matsuura

El director del organismo Koichiro Matsuura

Credito: Prensa MPPRE

Paris, Francia 14 agosto de 2009 .- El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a través de la Delegación Permanente ante la UNESCO, rechaza de la manera más enérgica las insinuaciones de los burócratas que elaboraron el Comunicado: “El Director General expresa su honda preocupación por la situación de la libertad de prensa en Venezuela”.

En una misiva enviada por la Delegación permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la UNESCO, al director del organismo Koichiro Matsuura, el Gobierno Bolivariano argumenta que el comunicado está basado en falsas informaciones, en tergiversaciones flagrantes y en distorsiones tendenciosas del acontecer político venezolano, al tiempo que pasa por alto importantes detalles como el hecho que el 80 por ciento de las radios y las televisoras están en manos del sector privado.

A continuación el texto completo de la misiva:



París, 13 de agosto de 2009



Señor

KOICHIRO MATSUURA

Director General de la UNESCO

Su Despacho.

De acuerdo a la conversación sostenida con usted en la mañana de hoy, acerca del Comunicado emitido por los servicios de prensa de la UNESCO, bajo el título “El Director General expresa su honda preocupación por la situación de la libertad de prensa en Venezuela”, la Delegación Permanente de la República Bolivariana de Venezuela cumple con expresarle oficialmente lo siguiente:

1.- El Comunicado, elaborado por el Sector de la Comunicación y la Información, presentado y difundido por UNESCOPRESS como una declaración oficial del Director General, está basado en falsas informaciones, en tergiversaciones flagrantes y en distorsiones tendenciosas del acontecer político de un Estado Miembro de la UNESCO, cuya lealtad a los principios e ideales de la Organización es absolutamente intachable.

2.- El Comunicado en cuestión pretende sustentar sus inexactas afirmaciones en un enunciado principista del Director General, según el cual “La pluralidad es una condición indispensable para que los profesionales de los medios de comunicación puedan desempeñar su cometido libremente”. Sus autores, sin embargo, pasan por alto que en Venezuela el 80 % de radios y canales de televisión pertenecen al sector privado, que sólo el 9 % son del sector público y que el 11 % restante están en manos de sectores asociativos o comunitarios. Tales autores pretenden ignorar que el 90 % de la prensa escrita, de gran difusión, está en manos de los sectores de oposición al Gobierno.

Sectores que atacan a diario y con entera libertad al Gobierno Constitucional del Presidente Hugo Chávez Frías; a un Gobierno que en 10 años ha sido sometido a 15 procesos electorales y que ha salido victorioso en 14 escrutinios cuya limpidez y transparencia han sido reconocidos por la comunidad internacional. Una prensa de oposición que en abril de 2002 promovió abiertamente un golpe de Estado --por fortuna frustrado por el pueblo venezolano-- y que ha llegado a incitar al magnicidio, sin que el Gobierno al cual combaten, haya jamás clausurado un solo Diario, ni encarcelado a periodista alguno.

3.- Por las evidencias incontrovertibles señaladas en el párrafo que antecede, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se ve en la obligación de declarar, a través de esta Delegación Permanente, que comparte por entero el principio enunciado por el Director General, consignado en el mismo párrafo, pero que por ello mismo, rechaza de la manera más enérgica las insinuaciones de los burócratas que elaboraron el Comunicado en cuestión y de los cuales nuestro Gobierno no tiene lección alguna que recibir.

4.- Es absolutamente falso que el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela haya revocado las licencias de 34 estaciones de radio. La Ley que regula el espectro radioeléctrico en Venezuela, como sucede en cualquier país democrático del mundo, estipula que los medios radiales que no renueven su concesión en el plazo legal establecido o que emitan sin la autorización respectiva, perderán su frecuencia y ésta volverá al ámbito público. Es por esta razón que las emisoras que emitían en forma de flagrante ilegalidad, perdieron su concesión. ¿Es que el Estado debe tolerar la ilegalidad bajo la presión de grupos de poder?

5.- Es lamentable que esta tergiversación deliberada de los hechos haya sido utilizada por funcionarios irresponsables para elaborar y hacer público un Comunicado que falta a la verdad y a la ética. Es más lamentable aún que tan grave desliz se inscriba con toda nitidez en una campaña mediática internacional destinada a desprestigiar al Gobierno Constitucional de un Estado Miembro de la UNESCO. De un Estado Miembro que ha contribuido, precisamente, a ampliar la cobertura de los sistemas de comunicación e información en América Latina y el Caribe y a facilitar el acceso a la teleducación y la telemedicina a poblaciones aisladas, a través del Satélite “Simón Bolívar”, haciendo honor así a sus más altos compromisos con la Organización.

6.- Por las razones expuestas, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a través de esta Delegación Permanente, solicita formalmente al señor Director General de la UNESCO, hacer pública una rectificación oficial del Comunicado impugnado, para lo cual pone a disposición de su despacho toda la información que requiera. Solicita así mismo que el texto de esta comunicación se haga público a la brevedad posible en el sitio Web de la Organización con las mismas características con que fue difundido dicho Comunicado.

Aprovecho la ocasión, señor Director General, para renovarle la expresión de mi más alta consideración y estima.





Rebeca Sánchez Bello

Embajadora


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5091 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas