De Ruanda a Iquique

"Las transmisiones jugaron un papel esencial en la preparación para el genocidio. Es lamentable que los periodistas se hayan separado de su principio cardinal de la objetividad y la responsabilidad social para promover odio", destacó Mbaraga. //www.aa.com.tr/es/mundo/el-papel-que-jugaron-los-medios-para-que-ocurriera-el-genocidio-en-ruanda/2199074

Un profesional de periodismo como el director de la radio Salus. Paul Mbaraga. La propaganda política llevo a través de las transmisiones de radio el odio la xenofobia a niveles nunca visto, saltando la responsabilidad social.

En 1993 la radio oficial la R.T.L.M. Radio Televisión Libre des Mille Collines, esparcía a sus oyente mensajes de odio, apoyada por otro medio como la prensa de extrema derecha periódico llamado el Kangura. Expresiones insensibles contra la comunidad tutsis.

El tribunal Penal Internacional en 2003, condeno y describió las transmisiones de radio y artículos difundidos como crímenes de lesa humanidad, a pesar de que los acusados apelaron se mantiene la participación y difusión del odio. Uno del acusado editor en jefe de Radio RWANDA, mantiene la idea de que el periodista carece de capacidad de informar de manera veras y se alinea a lo percibido económicamente sin importar el daño que se ocasiona. Es el medio que se utiliza para crear la matriz, asesinando la verdad como primer caído. Violando los derechos humanos, se le cree más al periodista que al presidente de la republica o al papa.

El genocidio con un aproximado de un millón de asesinado en casi cuatro meses entre abril y julio de 1994, principalmente de la etnia tutsi y algunos de la etnia hutus que no estaban de acuerdo con aquellos crímenes, los genocidas se hacían acompañar por un machete y una radio, donde informaban cuales lugares eran los blancos.

Han transcurrido 25 años de la masacre y Francia en voz de su presidente Macron, solo admite que no participo, no fue culpable de aquel terrible suceso, pero es culpable políticamente.

Si de culpables políticamente hay que exonerar algunos cuantos, empezaríamos por Adolf Hitler, y seguiríamos con Julio Borges, al tener en sus espaldas crímenes de lesa humanidad, tiene su muerto encima, asesino confeso. Al decir que una plaga recorre a Latinoamérica, tildar a los venezolanos de plaga no lo libera de su responsabilidad, así sea colombiano por adopción, también es inmigrante. Lo ocurrido en Chile no lo libera.

Los venezolanos de Iquique que viven precariamente, que se fueron en busca de nuevos horizontes ofrecido a través de los diferentes medios, por el presidente de Chile, siguiendo el guion escrito desde la casa blanca, y el ex cartel de Lima, movido por las jugosas ganancias que deja el tema Venezuela.

La mayoría de Venezolanos que emigraron es gente preparada, son profesionales en sus diferentes ramas que los países adoptantes han ganado, no tendrán que preparar personal, obtuvieron su ganancia sin invertir nada. Orgullosos deben de estar de tener mano de obra preparada.

Los que emigraron políticamente, cuando retornen a su patria de la que renegaron, a través de la mesa de diálogo serán recibidos con los brazos abiertos y un buen apretón de manos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 826 veces.



Jesús Chacón


Visite el perfil de Jesús Chacón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: