¡Por el Mercosur! ¡Qué bolas!, Venezuela vende su dignidad y mata la revolución

El Mercosur de Chávez

La integración regional.

"Por eso hoy estamos en esa exacta perspectiva histórica, este es nuestro mundo, nuestra lugar en la historia, este es nuestro sitio, esta es nuestra esencia, Suramérica y dentro de esta gran patria el Mercosur como un gran motor".

La participación comercial mediante las ventajas comparativas.

El Jefe del Estado venezolano destacó la potencialidad de Venezuela para el desarrollo del Mercosur con las principales reservas de petróleo del mundo, que tiene reservas certificadas en 297.570 millones de barriles de petróleo, las mayores del mundo reconocidas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

"Estamos impulsando la creación de 8 polos petroquímicos, dado que ya hemos certificado una reserva cercana a 200 trillones de pies cúbicos del gas, que nos va ubicar en un quinto o cuatro lugar en el mundo y también estamos desarrollando el más grande proyecto petrolero del mundo en la Faja Petrolífera del Orinoco"

La integración más allá de los acuerdos comerciales:

"Venezuela llega al Mercosur completamente, con toda nuestra pasión, voluntad y deseos de integrarse dignamente en un nuevo mecanismo de integración que vaya más allá del comercio" (sesión extraordinaria del Mercosur, que se llevó a cabo en Brasilia, Brasil, 2006?)

Venezuela dentro del Mercosur está en una situación de desventaja al lado de los niveles de desarrollo industrial y agrícola de países como Argentina, Brasil y Uruguay. Quizá la idea en la cabeza de Chávez de integrarnos, también mediante el sistema Mercosur pasaba por intentar cambiar la naturaleza puramente competitiva, mercantil y capitalista por un sistema de más cooperación y desarrollo complementario en toda la región. Esta idea es coherente con todo su pensamiento bolivariano. Por otra parte, su oferta comercial fue en base a nuestras ventajas comparativas ya existente: petróleo, gas, petroquímica y ubicación geográfica (Venezuela es la puerta y la ruta más cerca al Caribe, al Atlántico de cara a Europa y Estados Unidos).

Con Lula, Cristina, Dilma, era posible todavía hacer algunos acuerdos con algún sentido entegracionista y cooperativo, quizá. Sin embargo hoy, con los cambios políticos producidos en Argentina Brasil y Paraguay, Mercosur se aleja más de ser un favorable para la integración regional, para favorecer al bloque regional económicamente, frente a Europa y Estados Unidos. Será simplemente un espacio para competir, y en el caso de Venezuela y la revolución, un espacio para "perder perder", en todo sentido.

Muerto Chávez la idea fue distorsionada y les permitió a los agentes del capitalismo infiltrados en el gobierno, o en la revolución, Falsificar el Plan de la Patria, con la participación en el Mercosur como pretexto, y crear las llamadas Zonas Especiales de Desarrollo Económico.

Estas Zonas son un invento de estos agentes y sus defensores en el gobierno. Recordemos los viajes del entonces vicepresidente Arreaza a China, quién de vuelta llegó fascinado con Shandong, impresionado con el lado sano de aquel desarrollo industrial mortal. Pero, no obstante, ya los cambios en el Plan estaban hechos. Estas zonas se pensaron con Zonas de libre comercio y reproducción, a lo Shandong, y otras Zonas especiales en el mundo ¿Por qué ese desarrollo compulsivo de la producción, al costo político de perder soberanía territorial y política, los principios socialista chavistas?

La respuesta es: para poder entrar al Mercosur, aumentando las ventajas capitalistas y para los capitalistas, guiados por las promesas de desarrollo capitalistas de crear empleo (¿?) y traer divisas, como un país atractivo para las inversiones, incentivando las inversiones, haciendo del país un país industrializado a la fuerza y sin soberanía sobre más de 200 millones de kilómetros cuadrados, si sumamos las tres o cuatro Zonas de Desarrollo Especial.

Para la revolución socialista el Mercosur es más bien un problema. Es desvirtuar los objetivos humanistas y socialistas sobre los cuales se debería constituir cualquier sistema de integración regional de espíritu bolivariano, como el Alba. Sobre principios de solidaridad y cooperación. Pero Mercosur significa una competencia despiadada y desleal, como ahora lo muestran sus "miembros fundadores", lanzando al piso las pretensiones de la canciller Delcy Rodríguez y a su propia persona, ¡hay que tener un poco de dignidad!. Mercosur nació como un mercado regional capitalista, de capitalistas, no de acuerdos o intercambios entre los Estados, los Estados solo son facilitadores. Y ahora vuelve a su signo original ¿Es en ese mercado intercapitalista es donde pretende hacer presencia integracionista Venezuela? ¿Por la membrecía en ese bodrio se pelea hoy Venezuela? Mercosur solo sirve al capitalismo y a los capitalistas, y la idea original de Chávez fue hacer una revolución socialistas con principios humanistas, conservacionistas, de solidaridad, internacionalismo, poniendo por delante estos principios, antes de tener que obligarnos a desarrollar un capitalismo salvaje, incentivado al capital con el más grosero liberalismo comercial, impositivo, legal (léase el Decreto con fuerza de Ley que crea las Zonas Especiales de Desarrollo Económico).

¡Por el Mercosur! ¡Qué bolas! Venezuela pierde respeto y dignidad, invito al gobierno a salirse de ese sistema amoral, mercantil capitalista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5001 veces.



Héctor Baiz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Baiz

Héctor Baiz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US Y ab = '0' /venezuelaexterior/a238625.htmlCd0NV CAC = , co = US