Entrevista a Stalin Pérez Borges Coordinador de UNT/ C-CURA.

"Es muy difícil separar al Marxismo del Socialismo"

Stalin Pèrez Borges presente en la Asamblea de la UNT, en compañia de Rubén Linares e Ismael Hernández Coordinadores de la UNT.

Stalin Pèrez Borges presente en la Asamblea de la UNT, en compañia de Rubén Linares e Ismael Hernández Coordinadores de la UNT.

Credito: Sergio García Prensa Marea Clasista y Socialista

Los medios comunitarios presentes en el acto de la unidad y consolidación de la UNT, conversamos con Stalín Pérez Borges, Coordinador Nacional de UNT/CCURA y Redactor del periódico: “Marea Clasista y Socialista”. Pérez Borges se expresó sobre algunos aspectos importantes en el campo ideológico de la construcción del Socialismo y la participación de los trabajadores en la misma.

El en el último “Aló Presidente”, el presidente Chávez se refirió sobre el papel de los trabajadores en la construcción del socialismo, ¿Cómo ves tú la participación del sector de los trabajadores?

"Bueno el Presidente Chávez, dijo en el último Aló Presidente que “El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) no tomará las banderas del marxismo-leninismo porque es una tesis dogmática que ya pasó y no está acorde con la realidad de hoy”. También en relación al papel de la clase obrera dijo que “tesis como la de la clase obrera como el motor del socialismo y de la revolución están obsoletas”... “El trabajo hoy es otra cosa, es distinto, está la informática y la telemática, y Carlos Marx ni siquiera podía soñar con estas cosas”.

"Esas tesis de Chávez sin duda provocaron muchos comentarios, también dudas en camaradas de todo el país y como en nuestro caso, nos consideramos con la necesidad de expresar lo que pensamos, fundamentalmente porque en esta ocasión muchos son los que no compartimos esas opiniones. Entonces, esta sería una primera respuesta y la hacemos llegar para ver si en el o los próximos “Aló Presidente” nos responde".

¿Entonces son los trabajadores el sujeto de esta revolución?

"No sólo somos sujetos los trabajadores, sino que somos el motor de mayor caballaje para la revolución. Esas palabras del Presidente Chávez, referidas al rol de la clase obrera como motor de la revolución las consideramos equivocadas. Seguimos creyendo que los trabajadores son indispensables en el camino de hacer la revolución y sobre todo de sostenerla y profundizarla. Compartimos que no hay que ser dogmáticos. Eso significa que ante cada hecho debemos ver las experiencias pasadas pero en primer lugar ver la realidad, estableciendo después de profundas y concienzudos análisis lo que haya que actualizar o modificar".

"Veamos la sociedad capitalista hoy. ¿Ha cambiado la situación de sufrimiento de los trabajadores? Porque es evidente que existe como dice Chávez la informática y la telemática, pero el problema de los problemas es que esas nuevas técnicas siguen siendo usadas para mantener la misma explotación. Ni la tecnología, ni la informática o telemática abolieron los mecanismos de fijación de precios, o valores de cambio, o extracción de plusvalía. Para obtener sus millonarias ganancias y garantizar la producción ¿a quienes explotan los capitalistas cada día? ¿Quiénes son los únicos que podrían poner toda esa producción para otro objetivo y bajo otras condiciones de trabajo? Hay que tener claro que ningún avance científico/tecnológico abolirá de por si la explotación de la clase trabajadora".

"Ahora, si los trabajadores como clase social estamos obsoletos para la revolución, ¿cual es entonces, esa clase o sector social moderno que si tiene cualidades para jugar ese papel? ¿Debería ser una clase o sector o un bloque de oprimido (s)? ¿Es la suma y síntesis de ellas? Bueno, los trabajadores estamos oprimidos y explotados y esta última condición y el hecho de ser la clase productora de los bienes de la sociedad y procesadora de los recursos naturales nos hace ser sujeto social indispensable para las revoluciones, teniendo en nuestro seno a lo más humano y prometedor para una revolución socialista como lo es la mujer trabajadora que está en la condición de ser oprimida y doblemente explotada en la sociedad capitalista, porque hasta en nuestros hogares la explotamos. Ah, ¿ocurren revoluciones en donde el protagonismo lo juega el campesinado? Sí, han ocurrido. Caso China y Vietnam. Pero, en ella se ha incorporado los trabajadores. Y, eso depende del desarrollo de las clases y su correlación de fuerza".

¿Cuál es la realidad de los trabajadores venezolanos?

"Nuestra realidad es que la fuerza de la clase trabajadora venezolana es poderosísima y el rol que hemos jugado en el proceso revolucionario ha sido contundente. Somos 12 millones (formales e informales), más los desempleados y los trabajadores del campo y veamos, para poner ejemplo, lo del paro patronal y sabotaje petrolero ¿Qué clase derrotó a los saboteadores y puso a producir la industria? ¿Ud, cree Presidente, qué fue el ejército? Sí, sectores del ejército contribuyeron como lo hicieron con mucho heroísmo sectores populares. Pero, fue un sector de trabajadores fijos y voluntarios los que hicieron posible ese “milagro”, derrotando al imperialismo y sus cómplices, entre ellos, la aristocracia obrera petrolera. Porque también es cierto, hay desviaciones entre la clase obrera como lo hay en todas las clases, entre ella, una desviación es el obrerismo y una costra antinatura es la aristocracia. Veamos el caso de la industria siderúrgica ¿Quiénes trabajan de sol a sol para garantizar la producción para el desarrollo de planes nacionales? Veamos hasta la Copa América ¿Quién garantizó en menos de un año 9 estadios y un viaducto, con muertos, heridos y bajos salarios?"

"Los trabajadores siguen jugando un papel decisivo en la producción, en la lucha de clases y en los hechos de más tensión que viven el país y el mundo., Por supuesto no somos solos. Están también los grandes y dinámicos sectores populares, los campesinos, la juventud, los intelectuales, los profesionales y técnicos que también tienen su aporte y rol que jugar. La unidad de todos los sectores no-explotadores de la sociedad es sin duda indispensable, sin olvidar por eso el papel prioritario de la lucha por el control de los medios de producción y sus actores cotidianos. Esa misma unidad de los sectores no-explotadores debe ser la base y la esencia del nuevo partido y de la nueva sociedad".

Hay quienes afirman que en este proceso no se puede ser dogmático ¿Qué le dices a estos personajes?

"No se trata de dogmatismo, en este caso, sino de definir con claridad si en el enfrentamiento al imperialismo y al capitalismo extranjero y nacional, los trabajadores tenemos que tener un lugar destacado e imprescindible. Creemos que sí, que no se pueden transformar las relaciones sociales sin darle poder a la clase que garantiza con su esfuerzo la producción de un país. Porque la disyuntiva no puede ser o en manos privadas o en manos de una nueva burocracia estatal, sino que la industria puede estar estatizadas pero controladas por los trabajadores. El Presidente debería saber que en varios de los procesos de nacionalizaciones hay una creciente molestia y decepción de las bases por las nuevas directivas y los nuevos planes conformados sin su opinión y sin su apoyo".

"Por dar un ejemplo en otro sentido, el gobierno y el PC Chino dicen no ser dogmáticos, y avanzaron a darle rango constitucional a los derechos de la economía privada ¿Cuál es la realidad? Que bajo el sufrimiento y el trabajo esclavo de millones de chinos, las trasnacionales capitalistas hacen su fiesta, y la nueva burguesía china, salida de las entrañas del estado y los funcionarios comunistas también. No tenemos duda, ese “socialismo” no es el que queremos".

Y, marxismo y socialismo ¿Qué rol juega en este proceso?

"Desde mi modo de ver es muy difícil separar al marxismo del socialismo. Marx fue el creador del socialismo científico, es decir que sentó las bases para todos los intentos que siguieron a su generación, y además explicó en forma brillante el funcionamiento del capitalismo, la explotación de la clase obrera. Y ese mecanismo perverso, sigue actuando con la misma crudeza aunque sea mas tecnificado y globalizado. Lo vemos incluso acá en Venezuela, porque mas allá del rumbo socialista que queremos seguir, todavía la rueda de explotación y usura capitalista funciona a diario. El sábado de la semana pasada, un día antes de los comentarios de Chávez, en un círculo de estudio sobre “El Manifiesto Comunista” que hacíamos con un grupo de trabajadores en Valencia, la sorpresa de todos ellos era, que eso se hubiese escrito hace tanto tiempo y tubiera la vigencia que ellos le veían. Decían parece que esto fuera escrito ayer"

"Para que haya socialismo hay que superar las nacionalizaciones y las misiones sociales, hay que terminar con el dominio capitalista de producción y poner la producción y riquezas naturales del país en manos de los trabajadores y el pueblo. Hacer eso es concretizar al marxismo con medidas socialistas, hacer eso es ser a la vez marxista en política económica y social. Significa en nuestro caso poner a SIDOR en manos del estado y los trabajadores, cambiar el sistema bancario para que se acabe la fiesta de la usura, o avanzar a un plan nacional de salud terminando con la explotación privada sobre la vida humana".

"En el caso de Lenin, creemos que más que comenzar por decir que no somos leninistas, sería bueno que millones conozcan sus ideas, su experiencia, ver de todo eso qué cosas aún son útiles, y no dudamos que habrá mucho, comenzando por la firmeza que tuvo junto a León Trotsky para levantar en los primeros años de la revolución un camino socialista por encima de la burguesía rusa y la imperialista. También por rescatar la verdadera historia del partido bolchevique, que lamentablemente fue cambiada y maltratada por décadas de stalinismo".

¿Quién debe decidir como será el PSUV?

Para finalizar quiero referirme a un tema importante, porque Chávez dijo que el PSUV no será ni marxista ni leninista, pero el mismo Chávez desde que comenzó el proceso de construcción del PSUV viene planteando que será un partido de las bases, distinto a todos los anteriores. Entonces, lo primero que los millones de inscritos tenemos que tener claro es que la opinión de Chávez sin duda es importante, pero es su opinión, y como todas puede estar equivocada. Por esa razón en cada asamblea de batallón que está naciendo tenemos que esforzarnos por opinar, por debatir y por decidir entre todos, porque somos las bases las que tenemos el derecho a decidir si el PSUV se reconocerá como marxista, leninista, trotskista, bolivariano o todo eso junto".

"Las asambleas del PSUV, las organizaciones sociales, los sindicatos y la UNT deben debatir a fondo las palabras de Chávez y también las de todos los que opinen sobre estos temas. El camino socialista que todos decimos querer transitar no estará exentos de debates y choques de opiniones, bienvenido sea el intercambio de propuestas e ideas, pero defendamos el criterio inicial, en el PSUV las bases en sus asambleas y eventos posteriores tendrán que decidir qué partido y qué modelo socialista vamos a seguir".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14398 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/n98624.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO