Trabajadores denuncian cierre técnico de Planta Casima como represalia por huelga de brazos caídos

Credito: Cortesía trabajadores deCasima

09-12-22.-Luego de una semana de continuas protestas y que el martes 6 de diciembre los trabajadores del Complejo Siderúrgico Nacional (CSN), Planta Casima, decidieran intensificar sus acciones de protesta, declarándose en paro de brazos caídos y en asamblea permanente, la directiva de la empresa ordenó cierre técnico de la empresa. Los trabajadores se mantienen en los portones de la planta, declarando que no acallarán sus reclamos.

La primera medida de la empresa el miércoles en la mañana fue suspender el servicio de transporte para impedir la llegada de trabajadores y quebrar la huelga de brazos caídos y las continuas protestas que vienen llevando a cabo los trabajadores. Acto seguido se ordenó el cierre técnico de la planta siderúrgica. Un acto antihuelga y violatorio de todo derecho a la protesta, incluida la huelga, como represalia por la lucha que libran los trabajadores.

Los obreros que asistieron a planta, haciéndolo por sus propios medios debido a la suspensión del transporte, fueron informados de que se aplicó un cierre técnico en las instalaciones. Por lo que decidieron mantenerse en los portones de la empresa y denunciar la medida arbitraria de la directiva de la siderúrgica de Planta Casima.

Los trabajadores han denunciado que viendo siendo amedrentados, y lo peor ocurrió cuando habían sido citados el pasado lunes para entablar una mesa de diálogo, pero para su sorpresa les llevaron a un general de la Dirección General de Contrainteligencia Militar y a un fiscal del Ministerio Público, todo con el objetivo de atemorizarlos.

Ante esta situación de amenazas, amedrentamientos y tras tantas denuncias de atropellos, intimidación y acoso laboral, y ante las constantes protestas que han realizado sin ser escuchados, es que el martes 6 habían decidido intensificar sus acciones, cansados de la situación, declarándose en paro de brazos caídos.

Los trabajadores reclaman por el incumplimiento en el pago de beneficios laborales, las malas condiciones de trabajo debido al deterioro de los hornos y la falta de mantenimiento de los equipos en planta, así como la devaluación de las utilidades cuya tercera fracción fue cancelada el pasado 30 de noviembre, y ajustes salariales frente a la constante devaluación del bolívar. “El dólar pulverizó el ingreso de los trabajadores, aunado a ello, nos obligan a trabajar con las uñas porque no invierten en la planta cuando toda la producción es exportada”, manifiestan los obreros. Además, denuncian que desde el mes de junio la empresa les regatea la entrega de las bolsas de comida, a su vez alegan que existen irregularidades en el pago de horas extras y días libres trabajados.

“Continuamos con las protestas que se han venido dando por mejoras salariales y condiciones de trabajo. En esta ocasión, la empresa hizo un cierre técnico dejando a más de 500 trabajadores desamparados sin saber del pago de utilidades que nos toca, la quincena, nada”, declaró uno de los obreros al medio digital Correo del Caroní. Los trabajadores se mantienen en las adyacencias de la planta exigiendo ser escuchados por las autoridades de la Corporación Venezolana de Guayana y denuncian vulneración a su derecho a la huelga y amenazas de despido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2917 veces.


La fuente original de este documento es:
LID (https://www.laizquierdadiario.com.ve/Trabajadores-denuncian-cierre-tecnico-de-Planta-Casima-como-represalia-por-huelga-de-brazos-caidos)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter