Madereros de Guayana en defensa de su salud y seguridad en el trabajo

Trabajadores de Masisa, en asamblea, escogen comisión electoral para ir a elección de delegados de prevención

Jean Mendoza, con un grupo de trabajadores de Masisa participantes en asamblea, muestra acta de elección de la Comisión Electoral para ir a la escogencia de delegados de prevención de la empresa maderera transnacional (chilena) radicada en el Estado Bolívar

Jean Mendoza, con un grupo de trabajadores de Masisa participantes en asamblea, muestra acta de elección de la Comisión Electoral para ir a la escogencia de delegados de prevención de la empresa maderera transnacional (chilena) radicada en el Estado Bolívar

Credito: Trabajadores

El pasado 5 de junio en la ciudad de Puerto Ordaz, trabajadores de la empresa transnacional privada Masisa, realizaron una asamblea para escoger la comisión electoral que ha de  llevar adelante el proceso que permitirá designar democráticamente y relegitimar a los delegados de prevención, higiene y seguridad laboral. 
 
Este evento se dió en el marco de una confrontación con la patronal por la violación de derechos fundamentales que incluyen la cuestión salarial y las condiciones laborales en general. 
 
Jean Mendoza, dirigente obrero masisero, refirió que poder escoger democráticamente a sus delegados de prevención y salud laboral, es muy importante para llevar adelante un conjunto reclamos en torno a derechos a los que la clase trabajadora no debe renunciar bajo ninguna circunstancia, entre los cuales se encuentran las condiciones de salud, ambiente y seguridad en el trabajo. 
 
“Desde el 2013 no escogemos a nuestros delegados de prevención y salud laboral, entre otras razones porque la empresa se encargó de amedrentar a los delegados que teníamos, llegando incluso a despedirlos”, afirmó Mendoza. 
 
A esto añadió: “Pero ahora nos hemos motivado a revitalizar tanto al comité de higiene y seguridad como también a escoger a nuestros respectivos delegados. En la empresa nuestros compañeros están realizando sus actividades diarias en deplorables condiciones, de inseguridad laboral, las cuales se agravan todavía más, teniendo en cuenta la situación de crisis sanitaria relacionada con el Covid”. 
 
Finalizó diciciendo: “Todo esto claramente hay que asumirlo con una óptica de lucha, porque es sabido también cómo legalmente y desde el estado de derecho, en general, la LOPCYMAT es una ley prácticamente engavetada de manera deliberada entre la patronal pública y privada, en asociación con los entes responsables a nivel legislativo y tribunalicio,  a los cuales les resultan -por supuesto- muy funcionales todas las aristas de la política económica del gobierno, entre ellas la existencia de un memorándum como el 2792 o los proyectos de la Ley Antibloqueo (LAB) o el de Zonas Económicas Especiales (ZEE). Pero bueno, nosotros debemos y queremos dar esta pelea”. 
 
Informaron además los trabajadores, que están el pleno proceso de trámites en realización a través del INPSASEL e Inspectoría del Trabajo.
 
Mientras los trabajadores pelean por la salud y seguridad en el trabajo crece el temor a que instrumentos como la LAB y las ZEE puedan dar rienda suelta a las transnacionales para que empeoren en lugar de mejorar las condiciones en que laboran los trabajadores venezolanos, hoy considerados como "mano de obra barata" para maximizar los beneficios de los sectores capitalistas a costa de sus derechos y conquistas históricas.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2076 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter