El "bombazo" del empresario-diputado Bertucci escandaliza a la clase obrera de Guayana y del país

Jean Mendoza: "Javier Bertucci reveló cómo la destrucción del salario es clave para el gobierno y los empresarios"

Jean Mendoza en una actividad sindical de los trabajadores de la madera en Guayana

Jean Mendoza en una actividad sindical de los trabajadores de la madera en Guayana

Credito: VPI

El pasado miércoles 26 de mayo, durante la Audiencia Pública sobre el Proyecto de Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales (ZEE), transmitido por VTV, Nicolás Maduro invitó a algunos empresarios para que lo acompañaran a defender la Ley, entre ellos, al también político de derecha, Javier Bertucci.

Bertucci dijo que ha conversado con otros empresarios (puso como ejemplo el estado Carabobo) y que éstos "tienen sumo interés en la Ley, porque ven la posibilidad de convertirse desde Carabobo en empresas que exportarían hacia todo el continente, por lo barato de la mano de obra venezolana".

Las reacciones en el ámbito político y sobre todo laboral no se hicieron esperar ante lo que han considerado, entre otras cosas, como un "ataque de sinceridad" del ex candidato presidencial, pues es bien conocida la precaria situación que viven las trabajadoras y los trabajadores venezolanos que tienen que sobrevivir con un mísero salario mínimo de alrededor de los 3 dólares mensuales que no alcanza ni para comprar un kilo de queso.

Sobre esto se ha pronunciado Jean Mendoza, trabajador de la empresa transnacional maderera Masisa y militante de la organización política Marea Socialista. Mendoza es un activista laboral en la región de Guayana y articulador de luchas precisamente en favor de recuperar el salario como un derecho fundamental de la clase trabajadora venezolana.

Al respecto, el dirigente obrero empezó diciendo: "Javier Bertucci no ha hecho otra cosa que decir con toda sinceridad lo que piensa el sector privado sobre el rumbo y la política general del gobierno de Nicolás Maduro, por demás capitalista y enemigo de los trabajadores, que tiene en La Ley Antibloqueo y en las Zonas Económicas Especiales, a dos puntales de su política económica que se sustenta precisamente sobre la base de la destrucción de nuestros principales derechos como clase".

Continuó Mendoza: "Entonces lo que se pudo ver de la intervención de Bertucci en ese evento de burócratas y empresarios es la mayor evidencia de cómo es clave para ellos la destrucción de nuestros derechos, donde sobresale por supuesto que no tengamos un salario para poder llevar una vida digna. Es por eso que cuando fue aprobada la Ley Antibloqueo, los voceros de FEDECAMARAS salieron inmediatamente a aplaudirla y ahora avanzan con darle el recubrimiento legal a las ZEE que es todo un proyecto súper elitista, entreguista al capital mundial, pero del que también se benefician viejos y nuevos ricos de nuestro país".

Mendoza también señaló que no hay parangón en la historia venezolana con relación a un pacto de elite entre el gobierno y el sector privado que se haya fraguado de manera tan lesiva para los intereses de los trabajadores y los sectores populares: "Esto no tiene comparación en nuestra historia. Nos han arrebatado en menos de nada, en cuanto a proporción de tiempo, el salario, las prestaciones, las jubilaciones, las pensiones … además destruyeron los servicios públicos, los hospitales, destruyeron la educación y como si no fuese suficiente nos tienen librando una batalla por nuestros propios medios contra la pandemia del Covid, sin tener vacunas; esto ha sido un tsunami contra nosotros que se sigue saldando con una gran cantidad de muertos, tanto por el virus, como también por el hambre"

No quiso dejar pasar por alto Mendoza el tema de la represión y de las respuestas que deben dar como trabajadores: "Este nuevo episodio, protagonizado por el empresario Bertucci, reafirma la posición de clase que hemos mantenido ante las cúpulas sobre lo cual también hemos polemizado con aquellos sectores laborales y sindicales que en su desesperación se han puesto al servicio de políticas de la oposición empresarial, que han sido un veneno y una trampa para nuestras luchas genuinas. La oposición patronal, en sus diversas vertientes, maneja sus distintas tácticas de enfrentamiento con el gobierno, pero ya ven como sí coinciden en la importancia de mantenernos como mano de obra ultrabarata y semiesclava"

"Sabemos de igual manera que todo ese plan ultraliberal del gobierno y de los empresarios no se puede llevar adelante sin represión, por eso es que tenemos a tantas compañeras y compañeros en las cárceles por reclamar sus derechos. En ese sentido las y los trabajadores venezolanos tenemos que insistir en la necesidad de recomponer nuestras fuerzas y espíritu de lucha. Hay que ver como se están movilizando los pueblos del mundo contra proyectos similares al de Maduro y compañía, sepamos ver los ejemplos de Colombia, y ahora se está moviendo Brasil también contra el presidente y empresario Bolsonaro"

"Es decir, la dinámica del mundo va en sentido inverso a la desmovilización en Venezuela. Por eso tenemos ese reto por delante porque el madurismo y sus aliados privados están dispuestos a matarnos de hambre y mantenernos en condiciones de miseria para siempre. Articularnos alrededor de la lucha por el salario, entre otras, es vital para nosotros los trabajadores y considero que a estas alturas ya está más que demostrado que apostar por atajos es una rotunda equivocación que nos ha costado muchísimo, entonces lo que se impone más que nunca es obrar con total independencia política y de clase. Esa debe ser nuestra perspectiva y en eso andamos". Finalizó diciendo el dirigente de los trabajadores madereros.

A continuación el video en el que Bertucci se refiere al interés de empresarios y opositores en las Zonas Económicas Especiales (ZEE) y en la "mano de obra barata" que se ofrece con los muy precarios salarios que soporta la clase trabajadora:

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7584 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter