Sirtrasalud Distrito Capital exige la libertad de Juan Ovalles y Carlos Julio Rojas

Sirtrasalud Dtto. Capital: solo un gobierno de esbirros y cobardes reprime ancianos, pacientes y personas con discapacidad

23 de julio de 2020.-

Hoy, en horas de la mañana, diferentes asociaciones de jubiladas y jubilados del país, desarrollaron una protesta en la que exigían pensiones dignas, porque en la actualidad solo reciben un pago mensual de 400 mil bolívares, menos de dos dólares.

La manifestación en la calle, fue realizada en las afueras de la sede del Instituto Venezolano de Seguros Sociales en la parroquia Altagracia, cerca de la plaza del Banco Central de Venezuela, en pleno centro de Caracas. Esa legítima y justa protesta pacífica fue reprimida por la Guardia Nacional, y ese componente militar detuvo al periodista Carlos Julio Rojas y Juan Ovalles, presidente de la asociación de jubiladas y jubilados del Metro de Caracas.

Aquí presentamos un pronunciamiento de Sirtrasalud Distrito Capital rechazando la represión de esa protesta y exigiendo la libertad inmediata y plena de los dos detenidos por la Guardia Nacional.

PRONUNCIAMIENTO DE SIRTRASALUD DISTRITO CAPITAL

Nos dirigimos a toda la clase trabajadora venezolana, para exigir la libertad inmediata y plena de Juan Ovalles y de Carlos Julio Rojas, y hacer público nuestro más enérgico rechazo y repudio a la represión y atropello que fueron víctima las jubiladas y jubilados, hoy 23 de julio, en el marco de una protesta efectuada para demandar un aumento de las pensiones, porque las actuales son miserables que tenemos en Venezuela, de menos de dos dólares, hoy en día.

La acción también tuvo inscrita en un sentido internacional, porque se pretende reivindicar que a las pensionadas y pensionados que se encuentran en el exterior se les cancele después de más de cinco años.

Nos parece una cobardía producto de un gobierno verdaderamente reaccionario la acción de atropello de la que fueron objeto estas compañeras y compañeros, pero no nos extraña porque ya se vienen dando señales de la descomposición moral del gobierno de Nicolás Maduro, que como un gobierno de esbirros se comporta y asume así el malestar creciente de la población.

Ahora, esto queda comprobado con este atropello a las ancianas y ancianos, y personas de la tercera edad. También, recientemente fue objeto de represión un joven que sufre de discapacidad como Luis Pérez (síndrome de down), y que en virtud de la descomposición moral y el deterioro ético de la cúpula cívico-militar-policial que nos gobiernan, ya no tienen empacho en reprimir a quien sea, pasando incluso por pacientes enfermos, ancianos y personas con discapacidades.

El único delito de esas compañeras y compañeros es protestar por las condiciones en que vivimos y por la tragedia social que padecemos las venezolanas y venezolanos hoy en día. Esto en modo alguno no va a detener al pueblo trabajador que sufre salarios y pensiones de hambre, y falta de acceso a los servicios públicos.

Sabemos que la estrategia del gobierno es intimidar, y en algunos sectores segmentar a la población de Caracas y el interior del país para evitar la protesta nacional. En Caracas, todavía, por su condición de sede de los poderes estatales, el desmadre de los servicios públicos es menor que el sufrido en el interior del país.

Más allá de la represión, el pueblo venezolano y la clase trabajadora sigue insistiendo en el camino de la lucha y protesta. Así no los dicen hoy las jubiladas y jubilados, pensionadas y pensionados, que valientemente respondieron la presencia de colectivos armados, esos delincuentes al servicio del gobierno, con la complicidad e imbricación con el aparato militar y policial.

Empieza a darse una nueva ola de protesta, que esperamos constituir al calor de las luchas una dirigencia colectiva que nos permita conducirla a los intereses obreros y populares. En ese resurgimiento de las protestas, tenemos que resaltar a la clase obrera petrolera y de Guayana. En el caso de PDVMarina, recuperaron un incentivo alimentario de 150 dólares, y esto tiene un sentido moralizador, porque aún en el marco de la cuarentena la gente sale a luchar.

No nos van a detener, porque no tenemos otra opción, la lucha continúa, solo la lucha cambia la vida. Por eso, hacemos un llamado a seguir con la protesta y movilización obrera y popular con el objeto de conquistar mejores condiciones de vida para nuestras familias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6544 veces.


La fuente original de este documento es:
Laclase.info (http://laclase.info/content/sirtrasalud-distrito-capital-solo-un-gobierno-de-esbirros-y-cobardes-reprime-ancianos-pacientes-enfermos-y-personas-con-discapacidad/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter