Confinamiento agrava la pobreza y vulnerabilidad de 2.000 millones de trabajadores de la economía informal

OIT: El Contagio o el Hambre dilema de los trabajadores informales ante la pandemia del Covid-19

Credito: Web

9 de mayo de 2020.-

En un nuevo documento informativo (aún no publicado en español) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de fecha 7 de mayo y denominado "La crisis de COVID-19 y la economía informal", se alerta que "las medidas de confinamiento y de contención para hacer frente al COVID-19 amenazan con aumentar los niveles de pobreza relativa de los trabajadores de la economía informal a nivel mundial y que podría incrementarse en 56 puntos porcentuales en los países de bajos ingresos"

Las estimaciones de la OIT muestran que "en una situación sin cualquier fuente de ingresos alternativa, la pérdida de ingresos laborales se traduce en un aumento de la pobreza relativa para los trabajadores  informales y sus familias de más del 21 por ciento puntos porcentuales en países de ingresos medios altos, casi 52 puntos en países de ingresos altos y 56 puntos en países de ingresos bajos".

Entre los datos resalta que "1.600 millones de los 2.000 millones de trabajadores de la economía informal se ven afectados por las medidas de confinamiento y de contención". De estos "la mayoría trabaja en los sectores más afectados o en pequeñas unidades económicas más vulnerables a las crisis".

Precisan que estos trabajadores se ubican servicios de hostelería y restauración, la industria manufacturera, la venta al por mayor y al por menor, e incluye a los más de 500 millones de agricultores que abastecen los mercados urbanos. Destacan que "las mujeres se ven especialmente afectadas en los sectores de alto riesgo".

Destaca que de "los 67 millones de trabajadores domésticos del mundo, 75 por ciento de los cuales son trabajadores informales, el desempleo representa una amenaza tan grande como el mismo virus. Muchos no han podido trabajar, bien sea por solicitud de su empleador o por cumplir con las medidas de confinamiento. Aquellos que siguen trabajando enfrentan un riesgo elevado de contagio, al cuidar de familias en su domicilio privado. Para los 11 millones de trabajadores domésticos migrantes, la situación es aún peor".

Entre las recomendaciones a los gobiernos el Informe se incluye:

  • La necesidad de adoptar políticas que reduzcan la exposición de los trabajadores informales al virus.
  • Garantizar que las personas contagiadas tengan acceso a la atención médica.
  • Proporcionar un Ingreso y una Ayuda Alimentaria a las personas y sus familias y medidas de prevención ante los daños causados en el tejido económico de los países.

Ver nota en: https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_744028/lang--es/index.htm



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3832 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter