Se instala tendencia a manejar por vía policial los asuntos laborales

Trabajadores de CAVIM fueron detenidos luego de protestar por bajos salarios

Preocupante tendencia a utilizar la policía en los asuntos laborales

Preocupante tendencia a utilizar la policía en los asuntos laborales

Credito: Agencias

El pasado martes 3 de septiembre en la sede de la empresa militar CAVIM, un grupo de trabajadores denunció ante los medios de comunicación, que prácticamente se encuentran laborando sin salario o a "salario cero", en condiciones de precariedad total por la ausencia de seguridad social y de salud, así como por falta de dotación adecuada para sus actividades productivas diarias, como uniformes y botas. Varios de estos trabajadores fueron detenidos en represalia por esa denuncia.

Se pudo conocer a través de diversos medios digitales, que luego de sus declaraciones, varios de los trabajadores fueron llamados a las oficinas de recursos humanos de CAVIM y posteriormente trasladados en condición de detenidos hasta la sede de la DGCIM (Inteligencia Militar) en Maracay en donde fueron interrogados y hasta les revisaron sus equipos móviles personales.

Los detenidos responden a los nombres de Octavio Pereira, Nancy Vaca, Omar Silva, Freddy Navarro, Jackelin Rodríguez y Ortensia López. Otro de sus compañeros, quien pidió reserva de su identidad por seguridad propia, aseveró que se normalizó la practica aberrante de parte de los directivos de la empresa, de andar amenazando a los trabajadores con organismos como las FAES y el SEBIN, cada vez que levantan la voz ante la realidad que están viviendo. Pero las amenazas se concretaron recientemente con la detención de trabajadores por el simple hecho de expresar públicamente sus quejar sobre las condiciones de trabajo.

Lo que sucedió con los trabajadores de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM) en el estado Aragua viene ocurriendo, de manera similar, en otras empresas públicas o mixtas del eje Aragua-Carabobo, en la región central de Venezuela. A juicio de algunos sectores de la clase trabajadora, pareciera estarse fraguando un nuevo modelo retaliativo y antiobrero con los cuerpos policiales ganando terreno en el manejo de los asuntos laborales, al margen de las instituciones y organismos del trabajo.

Los incidentes que se vienen presentando indican que ya no se trata de las clásicas medidas administrativas que solían cumplir ciertos pasos establecidos por las leyes laborales. Dirigentes sindicales y trabajadores afectados, señalan que se han venido haciendo costumbre los episodios en que la policía se presenta en los lugares de trabajo, a conveniencia de la patronal o por orden directa de alguna autoridad política local, ya sea para manejar directamente las operaciones de despido de trabajadores, como se pudo conocer con el caso de "Gas Drácula" en Carabobo, o para detener a quienes asumen vocerías publicas denunciando las pésimas condiciones en que laboran. Uno de los mencionados por promover presuntamente este tipo de prácticas en Carabobo ha sido el gobernador Lacava. Ahora el caso de CAVIM en Aragua parece marcar una preocupante y muy peligrosa tendencia.

Noticia relacionada:

04/09/19

- www.aporrea.org/trabajadores/n346406.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2871 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/n346506.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO