Frente Unido de Trabajadores del Metro ¨Corrupción y desidia de la directiva son principales causas de la situación actual Metro de Caracas¨

Credito: Twitter

07/04.- Con comunicación que difundieron por redes sociales los trabajadores y trabajadoras (activos y jubilados organizados en el Frente Unido de Trabajadores del Metro) se dio a conocer el diagnostico que tienen los trabajadores sobre la actual situación del servicio Metro y que expresa la gran preocupación de la masa laboral sobre la perdida de institucionalidad laboral. A continuación reproducimos la comunicación de éste equipo de trabajadores:



El Metro de Caracas, "la gran solución para Caracas". Ese era el eslogan organizacional de una de las empresas que más premios ganó por calidad de servicio en Venezuela, líder de servicio de las empresas del Estado. Se decía que entrar al sistema subterráneo, era entrar a otra ciudad, donde el usuario cambiaba su comportamiento y recuperaba su sentido de urbanidad. Su experticia en ingeniería y tecnología de punta, representaba el dominio de planificación en materia de transporte metroviario en América Latina. Su trayectoria le dio en su momento, el respeto y reconocimiento de organizaciones internacionales de transporte, como ALAMYS, donde presidió en varias oportunidades eventos para intercambio de su know How. Contó con profesionales distinguidos que dejaron huella como pioneros de desarrollo del Sistema Metro, como su presidente legendario "José González Lander" o la primera Ingeniero Mujer en Venezuela, líder en Planificación de la Construcción del Metro "Susana Marcano".

Los principales edificios Corporativos, llevaban sus nombres como acervo de la cultura metro, nombres que fueron borrados y sustituidos por la mediocridad y la decadencia de una política degenerativa. Los sindicatos de la época lograron mejorar contractuales que dignificaban al trabajador metro. Los regímenes de trabajo estaban definidos por procedimientos basados en normas ANSI y ASNOR internacionales. Un especie de orden cerrado aplicado al personal operativo, con un desempeño similar a la milicia. La redundancia de sistemas de seguridad en estaciones y sistema integral de trenes, tenía un respaldo tecnológico, además de las Aseguradoras Suizas que garantizaban la recuperación de las instalaciones. Para operar un tren o un Metrobus, se debía pasar por un entrenamiento de meses y de acuerdo a la evaluación continua de desempeño, se calificaba su permanencia en la organización.

Hoy en día la falta de repuestos y el desmantelamiento por robos internos y externos, además del deterioro lógico por el envejecimiento del sistema, convierte al Metro en una amenaza para la Ciudad. Hoy día su eslogan sería: "el gran peligro para Caracas". Por ejemplo: En la línea 2 (zona rental-las adjuntas), el estado de la vía férrea es deprorable. El mantenimiento mayor de las líneas nunca se ha ejecutado en su justo valor, por lo que los rieles se fisuran con facilidad causando descarrilamientos continuos que no salen en los medios. Antes, ningún operador de trenes, se comprometería a manejar un tren bajo estas condiciones, porque arriesgaría su propia vida. Han colapsado todos los sistemas de prevención de incendio. Todo el sistema de pilotaje automático está inhabilitado.

Durante la administración de Diosdado Cabello como Ministro de Transporte, todos los recursos para la repotenciación de la línea 1 (Propatria-Palo Verde) se aprobaron y se desaparecieron, en su momento se denunció este fenómeno y despidieron todos los trabajadores que ventilaron esta desviación. Sin embargo, la excepcional planificación, construcción y selección tecnológica han soportado 20 años de desmanes en el mantenimiento y operación, permitiendo continúe funcionando, a pesar de las condiciones de abandono y de impericia del personal incapacitado que ha desplazado por se ascendencia política a los especialistas entrenados en los mejores centros de profesionalización ferroviariaria en Francia, Inglaterra, Japón y América. En estos momentos, sin entrenamiento y bajo condiciones de operación degradada, se operan estaciones y equipos. El nuevo parque de trenes españoles "trenes rojos" no es compatible con los sistemas antiguos de señalización, por eso han ocurrido accidentes lamentables, como esos casos que se han arrastrado personas por quedar atrapadas entre puertas, en los trenes de aluminio eso nunca hubiese sucedido, porque en la operación antigua en los trenes no se permitían movimiento sin cierre de puertas. Estos "nuevos" trenes son generaciones obsoletas, tecnologías ya en desuso en sistemas ferroviarios, una involución tecnológica en el Metro de Caracas que empezó con un sistema hecho con estándares excéntricos en exigencias, como se decía para la época, un Metro Saudita ( trenes de Aluminio, cuando en la mayoría de los países eran de acero; estaciones adornadas con cerámicas y perfiles de aluminio y madera de la mejor calidad; circuitos cerrados de TV y sistemas de ventilación). Algo que era incomparable era la limpieza, ahora descargada en las comunas, algo increíble es ver gente vendiendo en los trenes o la desproporcionada mendicidad.

Comer chicle en un tren era motivo para desalojar un pasajero en el pasado, los hurtos y robos eran neutralizados inmediatamente por personal especializado en protección y seguridad (aquellos chalecos amarillos). El Metro muere lentamente a la velocidad que lo hace Venezuela. Las estaciones abandonadas y sin operadores, reflejan la crisis de una sociedad que retrocedió siglos de grandes logros. Pero algo no ha desaparecido, ni desaparecerá, el corazón y la mística de su gente. La paralización del metro es la paralización de una ciudad "Caracas", una simple falsa ocupación en las vías y en estos momentos que falta personal, esto sería decisivo para bajar Santamarías. Maduro manejo Metrobuses pero fue más el tiempo que estuvo de reposo que el que estuvo laborando, por eso no le duele el Metro como le duele a cualquier trabajador con Mística. Cada persona tiene derecho a ser respetada, respetar su espacio, respetar sus pensamientos y opiniones, respetar su cultura, respetar su religión y su patrimonio porque cada persona es libre de hacer las cosas correctas y tienen la capacidad de ser libres en todo momento. Cada persona es diferente al otro y merece un respeto digno en una sociedad y en su propio entorno. Reflexiona cuánta libertad has perdido, y no olvides que si no hacemos algo hoy para no seguir en caída libre, una noche durmiendo en tu cama desearías retroceder y hacer algo ahora.

Responsablemente Frente Unido de Trabajadores Metro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2098 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/n340437.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO