Dirigente sindical: altos precios hacen inaccesibles alimentos para los trabajadores en Venezuela

José Antonio García

José Antonio García

Credito: Prensa UNETE-CTR

4 de diciembre de 2017.- La alimentación es un derecho humano fundamental en todo el planeta, y en Venezuela, particularmente es una obligación constitucional, sin embargo, los últimos trimestres producto de la escasez por un lado y lo altísimos precios por el otro, ha ocasionado que este derecho se ha visto truncado para la clase trabajadora de Venezuela, así lo aseguro la mañana de este domingo José Antonio García portavoz de la Central de Trabajadores UNETE.

Según asegura García, la escasez de alimentos de los últimos meses y los altos precios a los que se cotizan ha dejado a millones sin poder alimentarse suficiente y balanceadamente.

“Un kilo de arroz, de espagueti o azúcar tiene un precio de más de 75 mil bolívares el kilo lo que es casi la mitad del salario mensual de un trabajador,” resalto García

Para UNETE, la desnutrición y el hambre son un problema en el país sobre todo focalizado en el segmento social que conforma la clase trabajadora, por lo que esta organización clamo este domingo por soluciones al problema de la escasez y de alimentos y sus altos precios en el mercado nacional

UNETE manifestó que los daños a la población en materia de salud, educación y rendimiento laboral a causa de la insuficiente y mala alimentación son incuantificables.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3167 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /trabajadores/n318074.htmlCd0NV CAC = Y co = US