Toma tú tomate Delcy

El lunes pasado, lunes 16 de enero del 2023 se marchó en Caracas y en las diferentes ciudades del país. En Caracas hubo una contundente marcha que el gobierno de Nicolás Maduro trato de desconvocar desde el fin de semana. Imagínense ustedes el desespero del gobierno, que hasta pusieron en funcionamiento la plataforma patria el fin de semana. De hecho no trabaja los domingo, y sin embargo, estaban depositando en el monedero de dicha plataforma el equivalen a 580 bolívares digitales que calculados a un dólar de 19,00 bolívares por dólar equivaldrían a 30,52$. Sin embargo la gente que recibió la bonificación igual marcho por un salario justo que permita vivir con dignidad. No la dignidad entendida por el gobierno como salarios de hambre y bolsas de comida. La clase trabajadora comienza a reaccionar y a movilizarse en pro de sus derechos sociales y económicos. Mañana 23 de enero de 2023 también habrá marcha. La convocatoria es en la UCV, convocan los gremios y la clase trabajadora subjetivamente. Esa movilización de mañana no es ni de opositores al gobierno de Nicolás Maduro, ni de afectos a su gobierno. Es simple y sencillamente de la clase trabajadora del país, desesperada por los miserables salarios pagados en bolívares en medio de una economía dolarizada. Pero hay varios elementos adicionales por los cuales debemos marchar, entre ellos, contra La Ley de Emergencia Laboral que se cocina en la Asamblea Nacional para quitarse de golpe y porrazo el problema del pago de las prestaciones sociales de los trabajadores, desvincular el salario mínimo del pago de las pensiones. Aunque esto último es más difícil porque tendrían que hacer una enmienda o una reforma a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Sin embargo ya German Escarrá declaro en días pasados a finales del año pasado (2022) la necesidad de la reforma. Más recientemente Jesús Farías declaraba que la Constitución no había que interpretarla literalmente. O sea, se le da cualquier interpretación, la que le convenga al gobierno según las circunstancias y listo.

Pero volvamos a nuestro tema y la marcha de mañana 23 de enero de 2023. El gobierno nuevamente se empeña en desmovilizar a la gente. En este caso, (la marcha del 23 de enero de 2023), están usando la Pensión del Seguro Social. Correspondía pagarla el lunes 20 de enero de 2023 y no la pagaron. Depositaron a los pensionados un Bono cuyo monto desconozco al momento de escribir estas líneas. Muchos mañana distraerán su atención y no marcharan para ir a cobrar la pensión mas el Bono adicional. Será un error, pero se comprende ante tanta necesidad y desesperación, sobre todo de nuestros pensionados.

Pese a lo anterior venimos avanzando en organización y unidad de la clase trabajadora que no es la unidad de la oposición venezolana. Repito para que se entienda: mañana marcharan los trabajadores Chavistas, Maduristas y opositores pero como trabajadores unidos por un interés común como clase: un salario digno que les permita vivir con dignidad (artículo 91 CRBV). ¿Así o más claro? El gobierno de Nicolás Maduro decidió casarse con los sectores oligarcas empresariales y comerciales de las viejas y de las nuevas elites que al calor del poder político se hicieron con el poder económico, y hoy hablan el mismo lenguaje. Eso incluye al sector militar. El plan de Maduro para la clase trabajadora es un mercado laboral flexibilizado y neo esclavo tanto nacional como extranjero, condiciones de inversión con una mano de obra regalada. O sea la prosperidad de la que habla Maduro se erige sobre la miseria y el hambre de la clase trabajadora venezolana. Cualquier empresario global podrá dirimir entre un mercado laboral con salarios entre 300$, 400$, 500$ y hasta 600$ en América latina, y el de Venezuela por la cómoda suma de menos de 7$ mensuales. Pregunto: si usted fuera empresario y decide hacer una inversión en América Latina, ¿Cuál mercado o cual país escogería para su inversión? Obvie las otras variables. El problema es que no han podido generar la confianza necesaria para esas inversiones tanto por el Marco Legal como por el Marco Tributario. O sea no confían en el Gobierno a pesar del esfuerzo en leyes para garantizar esas inversiones. Ley Antibloqueo, Ley de inversiones extranjeras, Ley de Zonas Económicas Especiales, etc. Más las leyes para impedir conflictividad social, a saber: Ley contra El Odio, Ley Antiterrorismo. Delcy Rodríguez declaraba el lunes 16 de enero de 2023 pasado que había un plan de EE.UU. con los trabajadores de la Administración Publica para desestabilizar al Gobierno de Nicolás Maduro. Declaraciones infelices que dan vergüenza ajena. Esperemos a escuchar que dirán mañana.

Pero lo lamentable de todo esto esta ejemplificado o recogido en las palabras de un trabajador de a pie: "lo que más lamento de todo esto es que tengo que marchar en contra de la política de un gobierno que se dice obrerista que yo apoye y ayude a montar en el poder con mi voto". Así mismo es estimado lector, entre los marchantes de mañana estarán los chavistas que votaron por Chávez y por Maduro, también habrán opositores al gobierno. Pero ojo, marcharan unidos como trabajadores porque les están dando palo por igual.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1597 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter