Sin ahorro ni planificación no es posible construir una sociedad Socialista

Sin ahorro ni planificación no es posible construir una sociedad distinta.  Se han realizado muchos esfuerzos y se han alcanzado grandes conquistas para el pueblo venezolano pero es necesario soportarse en nuevos instrumentos para garantizar la mayor eficacia en las  políticas  y programas emprendidos.  

Hay que entender que como toda teoría científica la teoría del socialismo,  es una teoría incompleta,  inacabada,  que se encuentra en movimiento, en creación  y hay que pensarla,  actualizarla día a día para lograr su desarrollo.  Si no hacemos esto no podemos corregir los errores que se cometan y  ganarnos cada vez más la voluntad del pueblo venezolano.     Si no actualizamos la teoría  tampoco le proporcionaremos el sentido histórico que necesita  ese conocimiento.

Es así que el socialismo nos aporta como uno de sus conceptos fundamentales el de la planificación,  que lo considera el opuesto a su antagonista histórico como es el mercado. La planificación socialista permite contabilizar todos los actores presentes en el desarrollo del país y por lo tanto emprender las políticas específicas que cada uno de ellos necesita para su crecimiento  y expansión.

Para  aplicar una política de planificación efectiva es necesario además tomar medidas institucionales que la diferencien de la planificación que se realizó en la cuarta república y que aun sobrevive. Una de ellas, por lo demás fundamental, es darle todo el poder de planificar a una institución que deberá ser el Ministerio de Planificación. Debe acompañarse esto con la  adscripción total de la ONAPRE a este ministerio.  Mientras la planificación y el presupuesto no tengan una misma dirección,   un solo responsable de su gestión,   no podremos superar la visión financiera neoliberal  del desarrollo, la coordinación ínter institucional será difícil,  los grandes lineamientos del gobierno de Maduro no serán aplicados correctamente por todas las instituciones  y no podrá realizarse su seguimiento. Total no avanzaremos bien.

El otro punto de inaplazable urgencia es cambiar los objetivos del Banco Central de Venezuela por  objetivos socialistas donde lo primordial sea la creación  creciente de riqueza y del ahorro,   y no el control de la inflación o la política monetaria,   objetivos neoliberales actuales del BCV,  que no diferencian  nuestra institución financiera de la que pueda tener Colombia, el reino de España o Ghana,   por nombrar algunos países.  Un Banco Central regido por principios neoliberales no puede contribuir eficazmente a construir el socialismo.

Si no aplicamos decididamente los instrumentos que nos proporciona la teoría socialista, en beneficio del pueblo y teniéndolo  como el rector político del proceso,    a largo plazo no nos diferenciaremos de otros países y seguiremos entrampados en la maraña de la teoría económica neoliberal  que el capitalismo nos     proporciona para enredarnos e impedir nuestro desarrollo.

Venezolana de Televisión, VTV, canal 8, no cumple con las leyes ni con los trabajadores.   Abierto desde el año 2005 el expediente laboral,  027 05 010 7744    ( once años!!!!)   se encuentra con Providencia administrativa  favorable de la inspectoría del trabajo y Venezolana de Televisión no acata la decisión de ese  organismo del estado socialista.  ¿Quien defiende a los trabajadores?   Al momento de los hechos concretos, los trabajadores estamos indefensos.   Volveremos.  

Un artículo anterior de quien suscribe Oscar Rodríguez E. “Las claves colectivas en el discurso político” fue publicado bajo el nombre de Oscar Rodríguez  V.  por lo que hago la aclaratoria.   



Oscar1111472@gmaíl.com  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter