Las cuatro C del trabajador

“Conciencia social del servidor público”, estas palabras pronunciadas por el presidente obrerista: Nicolás Maduro, durante una cadena de radio y televisión, transmitida ayer miércoles 30 de abril; retumbó en los tímpanos de millones de trabajadores al servicio del Estado y por ende del Gobierno Bolivariano. Digo retumbó, para no decir que les entró por el oído izquierdo y les salió por el derecho, porque como es bien sabido, hay cientos de empleados, contratados, obreros y jubilados que han mejorado su calidad de vida en los últimos 15 años, sin embargo no agradecen nada, “porque para eso me sudo la frente”.

Organismo como Corpoelec, Unefa, Inces, Banco Industrial de Venezuela, del Tesoro, Corporación Venezolana de Guayana, todos los ministerios -en especial el Público- están plagados de trabajadores sin el menor compromiso social, patrio o humano y al que le caiga le chupa; conozco casos de quienes en Mercal, Pdval, beneficiarios de la Gran Misión Vivienda y hasta los que se enriquecieron abriéndole un boquete a la extinta Cadivi -adquiriendo dólares para revenderlos- que se ofenden cuando se les habla de socialismo, chavismo o bolivarianismo. En verdad me entristece que aquellos que ingresaron a la nómina del sector público, con la llegada del gobierno revolucionario, le hagan el juego a los compañeros de trabajos -que son abiertamente guarimberos- al burlarse de la memoria de mi comandante eterno: Hugo Chávez, al recordarlo como el “comandante galáctico”, incluso dando “gracias a Dios que se murió ese desgraciao”. En esos “servidores públicos” no hay respeto, ni siquiera por el país en el que nacieron, cuando repiten como un loro y de manera despectiva: “tenemos patria”.

La celebración del Primero de Mayo debe convertirse en fecha para la reflexión, en el entendido que si no te agrada a quien le trabajas tienes dos opciones, renuncia o trabajas desde la óptica de las cuatro C, compromiso, conciencia, convicción y conocimiento, estas simples palabras, pero que contienen una profunda carga educativa, deben ser atesoradas por todo trabajador o servidor público, como lo quieras llamar, para que de sentido a su función como representante de la administración pública. Compromiso con tu patria, conciencia social para brindar un excelente servicio al público, convicción que eres la persona indicada para desempeñar el rol que te confió el Estado o Gobierno y conocimiento del que sabe su lugar en la administración pública, para empoderarse de los medios de producción.

Quiero felicitar a mi presidente: Nicolás Maduro por ordenar la revisión de los salarios de los trabajadores de la construcción, ya que son sueldos de miserables, en aras de mejorar sus estándares de vida, camarada ordene también revisar -por favor- los nombres de los grandes contratistas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, quienes son al final quienes se quedan con la mayor parte del dinero, así como del destino final del cemento, cabilla y bloque, producto de las mafias que se han formado y enquistado en el sector construcción.

PD: Paz a los restos mortales del teniente coronel post morten: Eliécer Otaiza, quien fuera presidente del Instituto Nacional de Capacitación Educativa Socialista, Inces.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1371 veces.



Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a187304.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO