¿Qué es Rubén González, ¿un delincuente o un preso político?

 
7 años, 6 meses, 22 días y 12 horas de cárcel fue le condena dictada contra el camarada Rubén González, quien siendo secretario general de Sintraferrominera se puso al frente de la lucha de los trabajadores de ferrominera del Orinoco, ¿cual era esa lucha?, bueno sencillamente los trabajadores exigían el cumplimiento del contrato colectivo. Pero visto lo que se ha venido viendo y teniendo bien claro la actitud de algunos órganos y poderes del estado, mas la ya conocida satanización y señalamientos de algunos funcionarios públicos contra los dirigentes sindicales, esto no debe sorprendernos, es decir, la condena del compañero Rubén González es una secuencia de todo una figura fantasmal antisindical que se ha ido consolidando tristemente en este gobierno, que se reclama revolucionario y progresista.
 
Los dirigentes sindicales revolucionarios de hoy hemos venido pagando el precio de una dirigencia de antaño tramposa, burocratizada y traicionera, que estafo y se puso a la vanguardia para robarle las prestaciones y antigüedades a la clase trabajadora, este modelo de sindicaleros lógicamente que en gran medida se mantiene vigente, y es parte de el gran reto que tenemos los trabajadores de rescatar el movimiento sindical como ese órgano genuino de lucha que representa una de las grandes conquistas históricas de la clase obrera. Como parte de esas deformaciones, los sindicatos han sido señalados por una casta burocrática, mas deformada aun, que ha sacado astillas de una situación histórica con las organizaciones de base, que viene a reflejar de manera clara y contundente las contradicciones de un gobierno que se distancia cada vez más de un verdadero propósito revolucionario. Atacar a los sindicatos, no solo representa un atentado contra la libertad en cuestión, sino que evidencia un claro fin reformista y antiobrero, ya que por supuesto se mina con ello a la dirigencia del que esencialmente viene a ser el verdadero sujeto revolucionario: la clase obrera.
 
Rubén González fue declarado culpable de los delitos de instigación a delinquir, violación de zona de seguridad y violar el derecho al trabajo, que irónico esto ultimo sobre todo, el camarada luchaba precisamente porque a ellos les estaban y les están violando sus derechos laborales, lo han señalado como desestabilizador laboral, ahora me pregunto yo ¿es que acaso un factor esencial para la estabilidad laboral no es el contrato colectivo? Esta condena contra este compañero significa una bofetada a la clase obrera Venezolana y mundial, es un atropello a la moral, es pretender pasar como delincuente a un dirigente que revestido de ideas, fervor y que tiene bien puestas las que hay que tener, en compañía de todos los trabajadores de la ya mencionada empresa, hizo frente a una situación de abusos y atentados en contra del pueblo que vive de su trabajo y que históricamente ha visto como le han arrebatado el fruto de su sudor, y esa es la verdadera razón por la cual le condenan: por hacer frente a las injusticias de un estado burgués.
 
Los trabajadores de este país elegimos a Hugo Chávez presidente en 1998 y lo hemos reelegido las veces que han sido necesarias; mas, fuimos los trabajadores quienes le metimos el pecho al golpe de estado de 2002 cuando salimos a rescatarle, enfrentamos los sabotajes, los paros, y hemos sido nosotros quienes mantenemos este proceso mas vivo que nunca, por tanto, como mínimo los trabajadores deberían escuchar algún pronunciamiento del Presidente de la republica sobre este caso y darle un ápice de criterio a esa famosa frase que tanto ha repetido: “ me la juego con los trabajadores “.
 
La lógica capital y burocrática termina arrebatándonos nuestros cuadros políticos, porque consolida una dinámica divisionista, secuestradora y arrolladora, y esta dinámica se sustenta entre otras cosas en atornillamiento de cargos, purgas, persecuciones etc. etc., que vienen a determinar lo que podemos denominar como un monstruo, el mismo siempre tiene sus tentáculos bien activados, y uno de estos tentáculos atrapo al camarada Rubén González, un luchador social, un obrero, un revolucionario.
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4756 veces.



Gustavo Martínez Rubio


Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad