Delirio bélico: el Pentágono estrena en Irak su más letal avión teledirigido

Washington, 17 de julio de 2007 / La escalada militar ordenada por el presidente George W. Bush en el teatro de operaciones de Irak va a contar con un nuevo y sofisticado refuerzo: un avión teledirigido capaz de llevar hasta el enemigo una tonelada y media de bombas y misiles. Conocido como el “Reaper”, en referencia a esa iconografía de la muerte como un encapuchado con una fulminante guadaña, el nuevo ingenio en el arsenal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos ilustra la escalada experimentada durante los últimos años en el frente de robots con aplicaciones militares.

En el caso del MQ-9 "Reaper", sus pilotos van a estar cómodamente sentados frente a videoconsolas en Arizona, manejando a más de 11.000 kilómetros de distancia estos aviones robotizados. Según ha avanzado la agencia Associated Press, el primer escuadrón podría entrar en funcionamiento dentro del teatro de operaciones iraquí a partir de este otoño. Para facilitar su despliegue, ya se está construyendo una expansión de las pistas disponibles en la base de Balad, situada al norte de la capital Bagdad.

Balad, considerada como la mayor instalación aérea del Pentágono dentro del territorio de Irak, ya es utilizada por los “Predators”, un modelo de avión teledirigido más pequeño y limitado. El “Reaper”, en contraste, tiene una envergadura que rivaliza casi con la de un cazabombardero convencional. De hecho los planes de la Fuerza Aérea de Estados Unidos apuntan a que estos refuerzos robotizados podrían permitir reducir la presencia de aviones tripulados en escenarios bélicos planteados tras el 11-S.

En la actualidad, se estima que el Pentágono dispone de dos docenas de “Predators” en Irak, dedicados sobre todo a misiones de reconocimiento por su capacidad de sobrevolar objetivos durante horas, observar movimientos de insurgentes durante la noche con sus sensores infrarrojos y, de vez en cuando, utilizar sus dos misiles “Hellfire”. De las 36.000 horas de vuelo acumuladas en el 2005, se espera que los «Predators» lleguen hasta las 66.000 horas en Irak y Afganistán.

Con todo, el MQ-9 “Reaper”, fabricado por la compañía californiana General Atomics a un costo de varios millones de euros por unidad, supone una sustancial escalada dentro de estos esfuerzos militares teledirigidos ya que puede alcanzar el doble de velocidad y altura que un “Predator”. Pero más que otro factor destaca su capacidad para transportar toda una letal combinación de bombas y misiles. Como ha enfatizado un portavoz del Comando Central de Estados Unidos, “no se trata de un escuadrón de reconocimiento sino de ataque”.

# Ala 432

Para canalizar estos nuevos recursos, la Fuerza Aérea de Estados Unidos ha formalizado la creación el pasado primero de mayo del Ala 432, que eventualmente estará dotada con 60 “Reapers” y 160 “Predators”. Los novísimos “Reapers” van a ser operados por un piloto y un observador. Los técnicos militares destacados en Irak se encargarán de las maniobras de despegue y aterrizaje, pero los vuelos, teóricamente de hasta catorce horas de duración, correrán a cargo de tripulaciones estacionadas en Arizona.

En su versión sin armamento, los “Reapers” están siendo ya utilizados por la patrulla de vigilancia de fronteras del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos. Y las Fuerzas Armadas de Gran Bretaña también han formalizado un multimillonario pedido con la intención de utilizarlos para misiones de reconocimiento en Afganistán.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9435 veces.


La fuente original de este documento es:
Venezolana de Televisión (http://www.vtv.gov.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/n98164.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO