Gobierno venezolano pide a Cepal que estudie impacto de "sanciones" impuestas por EEUU

La delegación de Venezuela, presente en el trigésimo noveno período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que tiene lugar desde este 24 al 26 de octubre en el Centro Cultural Kirchner, en Buenos Aires, Argentina, anunció este martes que llevarán una propuestas para que este organismo estudie “el impacto de las medidas coercitivas unilaterales” adoptadas por EEUU contra el país y su efecto en la región.

“Estamos proponiendo a la Cepal un estudio sobre el impacto de las medidas coercitivas unilaterales no solamente a lo interno de la economía de Venezuela”, sino que “ese estudio sería bien importante con la doble combinación a nivel interno y a nivel de la región”, indicó el viceministro para Temas Multilaterales del Ministerio de Exteriores de Venezuela, Rubén Darío Molina.

Las sanciones de EEUU a Venezuela iniciaron en 2017, durante la administración de Donald Trump, las mismas incluyeron la prohibición de comercializar bonos del Tesoro venezolano en mercados financieros estadounidenses y hacer negocios con la petrolera Pdvsa.

En el segundo día del 39 período de sesiones de la Cepal, que transcurre en Buenos Aires, el funcionario venezolano recalcó que “las medidas coercitivas juegan un papel “clave, fundamental” en contra.

Pero quiso “llamar la atención a la región” de que “el impacto de las medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela no es nada más contra Venezuela” porque indicó que para que ese país pueda “contribuir dentro de la región” con todas sus potencialidades se “lo impiden las medidas coercitivas unilaterales”.

Y recordó que en Europa están “ávidos de energía” y Venezuela juega un papel “fundamental” con la mayor reserva de petróleo de la región y la quinta de gas.

Molina advirtió que medir a Venezuela “con los mismos indicadores que un país que no tiene medidas coercitivas unilaterales es imposible” y “no es viable” hacerlo como si todos los países compartieran los “mismos estándares”.

El viceministro venezolano agregó que el “bloqueo” que sufre Cuba hace 60 años “también tiene impacto en la región”.

INVERSION EXTERNA EN CUBA

Antes, la delegación cubana también alertó que el embargo de EE.UU., impuesto en 1962, le impide a la isla atraer inversión extranjera directa y financiamiento externo para el desarrollo de Cuba.

La viceministra de Comercio Exterior y la Inversión de Cuba, Déborah Rivas Saavedra, explicó que el Estado cubano trabaja “a fin de impulsar la inversión” tanto con flujos del sector público como con flujos privados nacionales y extranjeros y que “en particular, se hacen considerables esfuerzos por mejorar la captación de los flujos de inversión extranjera directa”.

Pero el “bloqueo comercial y financiero impuesto por el Gobierno de EEUU contra Cuba por más de 60 años, recrudecido sin precedentes durante la pandemia”, la “aplicación en todo su alcance extraterritorial” de la ley Helms-Burton y la “arbitraria inclusión” de Cuba en la lista patrocinadores del terrorismo es “el principal obstáculo» para alcanzar su desarrollo y cumplir con sus planes, indicó la funcionaria.

Con información de agencias / Banca y Negocios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3491 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter