La Habana rechaza convocatoria de la OEA sobre Cuba calificándolo de "vergonzoso"

27.07.21 - Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República denunció en su cuenta de Twiter que el próximo, vergonzoso y anunciado paso del macabro plan contra Cuba es la imposición del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El lunes, el canciller, Bruno Rodríguez había denunciado que EE.UU. trataba de imponer una reunión del Consejo Permanente de la OEA, una organización la cual, dijo, está al servicio de los intereses de Washington y apoya intentos de aislamiento e intervenciones militares y golpes de Estado en la región.

La OEA anunció que tenía la intención de convocar a su Consejo Permanente a una sesión en línea extraordinaria, para este miércoles 28 de julio a las 10H00 local (14H00 GMT), a fin de «analizar» la situación en la Isla, después de los disturbios violentos ocurridos el pasado 11 de julio.

Cuba no es parte de la OEA desde la década de los años 60 y no le reconoce por tanto autoridad ni mandato para opinar o discutir asuntos cubanos, al tiempo que califica a la organización de «ministerio de colonias yanqui».

El anuncio de la OEA llegó tras conocerse una carta en la cual 19 países, encabezados por EE.UU. se pronunciaban de manera condenatoria contra La Habana sobre los sucesos del 11 de julio, sin haber recibido mandato internacional para hacer tal valoración. Entre ellos se cuentan cinco latinoamericanos.

Cuba atribuye a EE.UU. haber aprovechado la compleja situación económica y epidemiológica del país (agudizada entre otras causas por el bloqueo de Washington) para impulsar las maniobras desestabilizadoras y de subversión contra La Habana.

El pasado jueves, en conferencia de prensa brindada en la Cancillería cubana a medios nacionales y extranjeros acreditados en el país, Bruno Rodríguez ya había hecho público el rechazo a las presiones políticas y económicas que ejerce el gobierno de Estados Unidos hacia terceros países con el objetivo de forzarlos a realizar declaraciones públicas que condenen a Cuba.

En esa ocasión, el canciller puntualizó aspectos de la declaración conjunta que había circulado el Departamento de Estado de la nación norteña para que gobiernos aliados se sumaran a los ataques contra las acciones emprendidas en la isla para restablecer el orden una vez iniciados los disturbios del día 11 de julio.

«Aquí no ha habido un acto de represión contra el pueblo cubano, de la misma manera que no ha habido un estallido social, a pesar de la persistente mendacidad de algunos medios bien establecidos de la prensa internacional, asentados en particular en Estados Unidos y España y una profusión de calumnias, manipulaciones, enredos, mentiras y trucos baratos en las redes digitales”, afirmó.

Con información de Telesur / Diario Granma.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2385 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter