Si no coopera en la investigación de los orígenes del coronavirus

EEUU advierte que China enfrentará "aislamiento en la comunidad internacional"

Parodia pintura de Leonardo da Vinci de la Última Cena de Jesucristo antes de ser crucificado, y muestra a los EEUU, Reino Unido, Italia, Canadá, Japón, Alemania, Francia, India y Australia como sus animales nacionales que conspiran para ‘gobernar el mundo’.

Parodia pintura de Leonardo da Vinci de la Última Cena de Jesucristo antes de ser crucificado, y muestra a los EEUU, Reino Unido, Italia, Canadá, Japón, Alemania, Francia, India y Australia como sus animales nacionales que conspiran para ‘gobernar el mundo’.

20.06.21 - El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, aseguró que China podría enfrentar "un aislamiento en la comunidad internacional" en caso de que el país asiático "no coopere" en las investigaciones del origen de la pandemia por COVID-19.

Sullivan elogió al presidente estadounidense por inducir al Grupo de los Siete (G7) a hacer un llamado para una nueva investigación sobre cómo se originó el virus. "Lo que Joe Biden hizo en Europa esta semana fue unir al mundo democrático para hablar con una voz común sobre este tema por primera vez desde que surgió el covid. El presidente Trump no pudo hacerlo", señaló.

"Es este trabajo diplomático —unir a las naciones del mundo y ejercer presión política y diplomática sobre China— que es una parte central del esfuerzo que estamos haciendo para enfrentar a China en última instancia con una dura elección: o permiten, de manera responsable, que los investigadores hagan el trabajo real de averiguar de dónde vino [el coronavirus], o enfrentarán el aislamiento en la comunidad internacional", aseveró el asesor.

Sullivan asimismo subrayó que Washington continuará presionando a Pekín en cooperación con sus aliados y socios hasta que llegue "al fondo de cómo apareció este virus en el mundo".

El pasado 13 de junio, Biden afirmó durante la sesión final de la cumbre del G7 que China tiene que ser más transparente y permitir el acceso a sus laboratorios para que Occidente pueda determinar si el coronavirus fue el resultado de "un experimento que salió mal". En mayo, el inquilino de la Casa Blanca ordenó a la Inteligencia de su país que "redoblara" sus esfuerzos para determinar los orígenes del virus y que le informara al respecto en 90 días.

Por su parte, Pekín, que había acusado a EE.UU. y otros países de "politizar el tema del rastreo del origen" del virus, denunció que la decisión de Biden de encargar a sus servicios de Inteligencia que lo investiguen demuestra que Washington está más obsesionado con culpar a China que en establecer la verdad.

El 8 de junio, el portavoz de la Embajada de China en EE.UU., Liu Pengyu, comparó las afirmaciones de que el coronavirus se originó en un laboratorio del país asiático con las falsas acusaciones contra Saddam Hussein acerca de su supuesta posesión de armas de destrucción masiva que sirvieron de pretexto para la invasión estadounidense de Irak en 2003.

A finales de marzo, la Organización Mundial de la Salud presentó sus hallazgos sobre los orígenes del covid-19, que contemplan su transmisión a partir de murciélagos hacia otro animal, y posteriormente a los humanos, como el escenario más probable del inicio de la pandemia, mientras que la posibilidad de que se produjera una fuga en un laboratorio es considerada "extremadamente improbable".

China no ve con buenos ojos las naciones del G7 que se alinean en su contra, y los medios estatales publican una caricatura de la «última cena» de Occidente en respuesta.

Con información de RT. / Agencias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2117 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas