(VIDEOS) Venezuela desmonta con hechos falsas acusaciones de EEUU sobre narcotráfico

En 2010, el Gobierno Bolivariano de Venezuela logró la captura y deportación de los capos colombianos Carlos Alberto Rentería Mantilla (alias Beto Renteria), Carlos Ojeda Herrera y Luis Frank Tello Candelo, entre otras 21 que se concretaron justo cuando Tareck El Aissami era ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia.

En 2010, el Gobierno Bolivariano de Venezuela logró la captura y deportación de los capos colombianos Carlos Alberto Rentería Mantilla (alias Beto Renteria), Carlos Ojeda Herrera y Luis Frank Tello Candelo, entre otras 21 que se concretaron justo cuando Tareck El Aissami era ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia.

10.04.20 - La batalla frontal del gobierno de Venezuela contra la producción y comercio ilícito de drogas echa por tierra hoy las pretensiones con fines intervencionistas de Estados Unidos de presentar al país como un narco Estado.

En medio de la crisis sanitaria por la pandemia de la Covid-19, el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó incrementar la presencia militar en la región latinoamericana, especialmente el Caribe oriental -teatro de operaciones en una posible agresión contra el país sudamericano-, bajo el pretexto de la lucha contra el narcotráfico.

Las maniobras agresivas siguieron a las infundadas acusaciones promovidas por la administración de Trump contra el presidente Nicolás Maduro por supuestamente liderar un cartel de narcotraficantes, integrado por otros funcionarios del alto mando político-militar bolivariano.

Según Washington, la operación antidroga estaría respaldada por 22 países del área, incluido Colombia, principal aliado de la Casa Blanca en su política hostil contra Caracas y -casualmente- el responsable del 70 por ciento de la producción mundial de cocaína, de acuerdo con la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito.

En contraste, Venezuela exhibe logros sostenidos en la lucha contra este flagelo, en especial luego de expulsar de su territorio a la Administración estadounidense para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), decisión soberana adoptada en 2005 por el entonces presidente Hugo Chávez (1954-2013).

Tras la expulsión de la DEA -acusada de promover desestabilización y acciones de inteligencia contra el gobierno bolivariano bajo la pantalla del enfrentamiento al narcotráfico-, las autoridades venezolanas procedieron con la captura de más de 100 capos en su territorio, indicó un informe del grupo de investigación y análisis Misión Verdad.

Hasta 2019 se incautaron en el país 640 toneladas de distintas sustancias estupefacientes, resultaron detenidos 152 jefes de organizaciones internacionales dedicadas a este delito en el territorio nacional, y se efectuaron alrededor de 200 operaciones militares para combatir el narcotráfico, reseñó la fuente.

Solo el pasado año, los organismos de seguridad capturaron más de 300 toneladas de productos químicos empleados para la fabricación ilícita de drogas.

Igualmente, las autoridades avanzan en la destrucción de laboratorios y pistas clandestinas utilizados para la producción y trasiego de los narcóticos, en tanto se neutralizaron alrededor de 200 aeronaves que intentaron cruzar el espacio aéreo del país con su carga ilegal.

'Los informes de la ONU que se realizan con rigurosidad técnica muestran que la situación del narcotráfico en Venezuela está muy lejos de parecerse a la de Colombia, donde la relación del gobierno con el narco es inocultable', aseveró la publicación especializada.

'Asimismo, está lejos de parecerse a la de Estados Unidos; desde 2012 una Subcomisión del Senado informaba que cada año entre 300 mil millones y un billón de dólares de origen criminal son lavados por los bancos a través del mundo y la mitad de esos fondos transitan por los bancos estadounidenses', agregó la fuente.

Para las autoridades de Caracas, la 'pantomima estadounidense' de convertir a Venezuela en el centro de la cruzada contra el narcotráfico solo constituye un episodio más en sus esfuerzos por generar un cambio de régimen por vías antidemocráticas en la nación sudamericana.

'Estamos ante la versión de Armas de destrucción masiva que usaron para invadir Irak en el 2003 pero ahora en versión narcotraficante y racista', aseveró al respecto el embajador de Venezuela en la ONU, Samuel Moncada.

El Ejecutivo bolivariano aseveró que la administración estadounidense 'pretende agredir a Venezuela con infamias y amenazas', en un intento por desviar la atención de la situación humanitaria existente en ese país, como consecuencia del errático manejo de sus autoridades ante la Covid-19.



Innumerables han sido los "capos de la droga" que deportó Venezuela en años anteriores





Esta nota ha sido leída aproximadamente 17423 veces.


La fuente original de este documento es:
Prensa Latina (https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=356981&SEO=venezuela-desmonta-con-hechos-falsas-acusaciones-de-ee.uu.)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter