General Electric informó a Embajada de EEUU de las compras que le hacía Venezuela para paliar crisis eléctrica

7 de agosto de 2011.-Dos comunicados confidenciales de la embajada estadounidense en Caracas, que fueron publicado recientemente por Wikileaks, revelan que dicha sede diplomática contactaba continuamente a directivos de la empresa General Electric en torno a la crisis eléctrica vivida en el país.

En 2009, luego de que el Presidente Hugo Chávez informara públicamente haber firmado un acuerdo con General Electric para adquirir turbinas para plantas termoeléctricas, la embajada estadounidense se reunió con directivos de dicha empresa, quienes informaron detalladamente del plan de compras de turbinas hecho por el gobierno venezolano, medida para solventar la crisis eléctrica que se vive en el país desde 2009.


El comunicado fue emitido el 26 de febrero de 2010, estaba dirigido al Departamento de Estado, y reza lo siguiente: "Siguiendo los comentarios del Presidente Chávez la noche del 19 de febrero, indicando que los problemas de energía no eran ideológicos y que su Administración había firmado acuerdos con General Electric, se contactó a la compañía para discutir sus actividades en Venezuela. El 24 de febrero, funcionarios de la Embajada hablaron por llamada en conferencia con la Presidenta Ejecutiva de General Electric para la región Norte de Suramérica, Fabiola Sojet (ingeniera química colombiana), así como con el ejecutivo de General Electric en Venezuela, Roberto Chacín". 

El comunicado, firmado por Patrick Duddy, explica que los ejecutivos de General Electric dieron a la embajada información sobre las compras, por parte del gobierno de Venezuela, de turbinas General Electric por un total de 1.200 megavatios en el mercado secundario estadounidense. También informaron sobre los proyectos de adquisición de 3 mil megavatios de turbinas en países como Portugal, España, Francia y EEUU. "Chacín recitó rápidamente una lista de grandes proyectos ya en ejecución y otros propuestos, señalando que el gobierno venezolano tiene planes para instalar suficiente energía térmica en los próximos 5 ó 6 años, como para rivalizar con los  14.000 MW de energía hidroeléctrica ya instalados. Funcionarios de la embajada se reunirán el 5 de marzo (de 2010) con Sojet y Chacín para discutir la lista de proyectos".

Continúa el comunicado: "Sojet y Chacín confirmaron reportes de la prensa venezolana del 23 de febrero, según los cuales CITGO había dado garantías para la compra de 4 turbinas. Dos de ellas fueron adquiridas a una compañía en Florida, es decir, al mercado secundario, mientras que otras dos turbinas de la línea de producción de General Electric para 2010 fueron adquiridas directamente a la empresa".

También en 2008

No es la primera vez que General Electric informa sobre los planes y proyectos del gobierno venezolano en torno al sistema eléctrico nacional. Año y medio antes, en septiembre de 2008, otro cable emitido por la embajada estadounidense detallaba que, según el Gerente Regional de General Electric para Ventas en Latinoamérica, "el sistema de generación está estirándose hasta el punto de romperse, y se espera que apagones de gran escala se vuelvan cada vez más comunes en 2009. La medida del gobierno venezolano de centralizar la industria ha paralizado los nuevos proyectos de generación en los últimos dos años".


Indica este segundo cable que "General Electric informó a la Oficina de Asuntos Econóicos que hubo cerca de 100 apagones de gran escala en 2007, y en 2008 vendrán más, como se demostró por los apagones a nivel nacional del 29 de april y 1 de septiembre (de 2008)". Además, se dan explicaciones detalladas sobre la caída de la generación termoeléctrica en Venezuela, indicando que Planta Centro, la mayor planta de generación termoeléctrica de Latinoamérica, con 2 mil megavatios de electricidad, tenía problemas graves y sus cinco unidades generadoras estaban fuera de operación. 

"Nuestros interlocutores en General Electric notaron que Venezuela padece de una seria falta de planeación y pobre ejecución (de proyectos). Esto se ha visto agravado por el hecho de que el personal más calificado renunció o fue despedido al ser nacionalizada la industria eléctrica", dice el cable, también firmado por Patrick Duddy. Los ejecutivos de General Electric también criticaron que las empresas eléctricas no hayan subido sus precios desde 2004 y dependían de subsidios del Estado, lo que, según ellos, dificultaba la planeación.

Interés desmedido en la industria eléctrica genera suspicacias

El continuo interés de la embajada estadounidense por los proyectos del gobierno de Venezuela para solucionar los problemas de energía eléctrica generan suspicacias, en particular por las numerosas denuncias de que algunos de los apagones podrían tener como origen, un posible sabotaje o negligencia intencional por parte de algunos empleados de la empresa eléctrica nacional.

En diversas regiones de Venezuela se viven problemas de apagones y racionamiento eléctrico desde hace varios años, causados por el aumento de la demanda eléctrica, la falta de planificación y de mantenimiento en los equipos y, posiblemente, por sabotaje de parte de algunos empleados. En 2007, el gobierno bolivariano decidió nacionalizar La Electricidad de Caracas (propiedad de la empresa estadounidense AES Corporation) y otras empresas de energía eléctrica que estaban en manos de privados, y las integró en la Corporación de Energía Eléctrica Nacional, Corpoelec.

El periodista Ricardo Durán denunció en el mes de julio de 2011, en el programa Contrataque de la emisora Alba Ciudad, que tras los frecuentes apagones podría estar involucrados algunos empleados de Corpoelec, en un aparente intento de sabotaje de la industria eléctrica. Muchos de los trabajadores despedidos de PDVSA tras su participación en el paro de 2002-2003 fueron contratados en La Electricidad de Caracas y otras empresas eléctricas, recibiendo cargos de confianza.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9948 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas