Vicepresidente de Cuba en la ONU: Combate al terrorismo es una excusa para violar soberanía de los pueblos

El primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado

El primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado

24 de septiembre 2008. - El primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado, este miércoles durante su intervención en la 63 edición de la Asamblea Nacional de la Organización de las Naciones Unidas, denunció que se utiliza un "supuesto combate al terrorismo" como excusa para violar la soberanía nacional de los pueblos.

El representante cubano afirmó que "el supuesto combate al terrorismo o la pretendida promoción de las libertades, sirven de pretexto a la agresión y a la ocupación militar, a la tortura y la detención arbitraria", sentenció Machado.

Esa situación propicia también injustos bloqueos y sanciones unilaterales, así como la "imposición de modelos políticos, económicos y sociales que faciliten la dominación imperial en franco desprecio a la historia, las culturas y la voluntad soberana de los pueblos", agregó.

Aseguró que la "ocupación ilegal de países", así como la intervención militar y "el bombardeo a civiles inocentes, constituyen las mayores amenazas a la paz y la seguridad internacional".

Se refirió al "armamentismo desenfrenado, el saqueo y usurpación de los recursos naturales del Tercer Mundo y "a la ofensiva imperial para doblegar la resistencia de los pueblos que defienden sus derechos".

Hay que detener el derroche
Machado exigió a los países más industrializados que asuman su responsabilidad en la creación del "orden internacional vigente", que calificó de "injusto e insostenible".

El jefe de la delegación cubana dijo en su intervención ante el organismo que el planeta vive en "un momento decisivo" en el que se ve amenazada "la propia existencia de la especie humana".

"Los responsables de este estado de cosas, los países industrializados y, en particular, la única superpotencia, deben asumir sus responsabilidades", aseguró Machado, quien tomó la palabra en nombre del Movimiento de los No Alineados, que Cuba preside.

Consideró que "no se pueden seguir derrochando fabulosas fortunas mientras millones de seres humanos padecen hambre y mueren de enfermedades curables".

Responsabilizó de "la insostenible" situación de las economías de los No Alineados a la "irracionalidad, el derroche y la especulación de unos pocos países en el Norte industrializado, que son los responsables de la crisis mundial".

El primer vicepresidente cubano señaló que mientras el mundo invierte un billón de dólares en armamento, unos 850 millones de personas padecen hambre, otros mil 100 millones carecen de acceso a agua potable y más de 800 millones son analfabetas.

Por ello, propuso una larga lista de medidas promovidas en nombre del Movimiento de los No Alineados que requieren de "menos egoísmo".

Pidió el fin de las "guerras de ocupación", liberar parte del gasto militar para financiar el desarrollo y condonar la deuda externa a los países en desarrollo.

También abogó por honrar el compromiso de destinar el 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a la asistencia oficial al desarrollo y destinar una cuarta parte del gasto publicitario mundial a combatir el hambre.

Solidaridad entre los pueblos
Por otra parte, el representante de Cuba manifestó su apoyo a la causa de otros pueblos "cuya soberanía e integridad territorial se ven amenazados", refiriéndose a Venezuela y Bolivia, naciones que han desmontados golpes de estados.

Asimismo, mostró su respaldo al derecho de Puerto Rico "a ser independiente", así como recalcó su más profunda convicción de que la solidaridad entre los pueblos y gobiernos "es posible".

"América Latina y el Caribe, el Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), y Petrocaribe así lo demuestran", aseveró Machado.

Bloqueo injusto
Machado también aprovechó su intervención para criticar la política de EEUU hacia Cuba, que -dijo- "ha resistido el bloqueo más largo y cruel de la historia".

Acusó al Gobierno de Washington de "manipular" el ofrecimiento de ayuda estadounidense a Cuba tras los dos huracanes que azotaron la isla recientemente "para parecer que están interesados en el bienestar del pueblo cubano".

Resaltó que EEUU denegó la petición cubana de poder adquirir materiales para la reconstrucción de infraestructuras y de que las firmas estadounidenses puedan brindar al Gobierno cubano créditos comerciales privados en la compra de alimentos.

Agradeció al resto de los miembros de la comunidad internacional "que han contribuido honesta y sinceramente" a los esfuerzos de reconstrucción.

El primer vicepresidente cubano reiteró el apoyo de los No Alineados a los pueblos "cuya soberanía e integridad territorial se ven amenazados, como los de Venezuela y Bolivia", y respaldó el derecho de Puerto Rico a la independencia.

También mencionó el "derecho inalienable a la autodeterminación" del pueblo palestino para que logre un estado propio con una capital en Jerusalén Orient.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3656 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas