Militares colombianos admiten por primera vez su participación en una matanza

Madrid,18 May. ABN.- Pocos días después de que catorce paramilitares colombianos fueran extraditados a Estados Unidos por delitos de narcotráfico -entre ellos Salvatore Mancuso y «Macaco»- un militar reveló que el Ejército colombiano participó junto a los paramilitares en la matanza de San José de Apartadó.

En el año 2005 en pleno proceso de paz con los paramilitares, fue cometida una de las masacres más aberrantes contra la comunidad de Paz de San Jose de Apartadó, murieron degollados ocho civiles, entre ellos tres niños, recordó ABC (España).

El capitán Guillermo Armando Gordillo confesó ante la Justicia que más de cien militares y cincuenta paramilitares del bloque Héroes de Tolová de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (UCCU), al mando de «Don Berna», patrullaron conjuntamente la zona.

Hace días, en el programa Contravía de Colombia, se televisó una entrevista a los líderes de la comunidad de San José de Apartadó, revelando resultados de la investigación que llamó a 15 militares colombianos a indagatoria, informó Indymedia de Colombia.

Contravía (programa televisivo de Colombia, del director Hollman Morris) fue el único medio informativo que llegó a la región y tomó los testimonios de la comunidad que señalaban a la fuerza pública y grupos paramilitares como los perpetradores, reseño el portal web colombiano.

“A pesar de esto el gobierno nacional tendió un manto inmenso de duda acerca de estos testimonios y señaló enérgicamente a la comunidad de estar infiltrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Luego de este pronunciamiento 20 miembros más de esta comunidad han sido asesinados hasta la fecha y los periodistas e investigadores del tema no han parado de recibir amenazas”, informó el portal.

Jorge Luis Salgado pertenecía al grupo paramilitar que perpetuó la masacre y su testimonio dio bases para que la justicia abriera una investigación de lo sucedido. El ex paramilitar relató como el padre de los niños suplicaba de rodillas que no los asesinaran, y contó que la niña creía que irían a un paseo.

En la vereda Mulatos Medios fueron asesinados Luis Eduardo Guerra Guerra, su compañera Beyanira Areiza, y su hijo Deyaner Andrés Guerra Tuberquia. Mientras que en La Resbalosa los asesinados fueron Alfonso Bolívar Tuberquia Graciano, su esposa Sandra Milena Muños Pozo, y sus hijos Natalia y Santiago, y Alejandro Pérez.

El diario El Tiempo informó en marzo de 2008 que después de la masacre de 2005, en San José de Apartadó, han tenido lugar 17 asesinatos y 290 agresiones según lo denunciado por el párroco del pueblo, como fue el caso de una campesina que fue presentada como 'guerrillera muerta en combate'.

En febrero del mismo año la Corte Interamericana de Derechos Humanos, insistió en reclamar la protección del Estado a la comunidad de Apartadó y pidió que se revelaran los nombres de los militares que participaron en la masacre.

Es posible que ahora, tras la declaración del capitán Guillermo Armando Gordillo, las cosas cambien.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6027 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/n114320.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO