Obama calienta las fronteras

Ni la oratoria de Obama ni el nobel de la paz enfría al mundo, al contrario, calienta las fronteras del mundo peligrosamente.

Un mes después de asumir la presidencia Obama en la Universidad del Cairo y en Ankara, prácticamente dijo lo mismo:”EEUU no está contra los musulmanes”. Ese el eterno problema norteamericano el conflicto con el mundo islámico por el petróleo y por sostener a Israel a como dé lugar su aliado geopolítico en el Medio Oriente.

Ronald Reegan creó la fuerza de intervención rápida legalizada por la ONU en 1991 cuando “autorizo” la invasión a Irak por una coalición de más de 40 naciones para liberar Kuwait de Sadam. Después, con las bases estadounidenses en Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Irak, EEUU, prácticamente, normalizo los conflictos en el Medio Oriente.

Obama apenas asumió la presidencia anuncio el retiro de las tropas de Irak para el 2011, estimadas en más de 130000 soldados y otro tanto de mercenarios a cargo de la guerra sucia, protección de instalaciones y personal de las multinacionales. Posteriormente el pentágono le informo sobre la situación socio política actual, luego, desde Bagdad, el vicepresidente Joe Biden informo que, la negociación política para la retirada de las tropas de Irak llevaría tres años o más.

El cierre de la prisión de Guantánamo con más de 240 musulmanes en su gran mayoría, es otra de las promesas de campaña de Obama, “también esta embolatado como dijo Newsweek en su artículo “el dilema de Cheney para Obama” sobre el peligro de los terroristas en suelo norteamericano y la prohibición de métodos violentos de interrogación, no pasaron de ser simple oratoria. Al respecto, la maquinaria informativa que conduce la imagen de Obama no dice nada actualmente.

Obama no presiona a Israel y a Benjamin Netanyahu para que “reconozca” a Palestina como un Estado, junto a la ONU, la casa blanca, son cómplices de los desmanes del ejército israelí contra los territorios de Gaza y Líbano. EEUU necesita de Israel en caso de un conflicto militar con Irán, su fuerza aérea esta lista para bombardear la central nuclear en Irán.

Irán de población mayoritariamente chiita como la mayor parte de la población iraquí son considerados por Washington como sus mayores enemigos. La CIA promueve la violencia sectaria entre chiitas y la minoría sunita acostumbrada al poder, uno de los factores por los que las tropas no pueden “dejar Irak”, nación sin energía eléctrica, agua potable, educación, en donde, miles de soldados iraquíes desempleados se unieron a la resistencia y luchan para que las tropas invasoras abandonen Irak. El otro y principal motivo es el petróleo, cuando Irak llegue a la producción de 5 millones de barriles diarios entonces sí, el Departamento de Estado estudiara junto al pentágono la posibilidad de dejar Irak, previo a un gobierno local democrático, pero títere.

AlQaeda, grupo inexistente en el país antes de la invasión, declaro a EEUU enemigo de los musulmanes, antes ya lo hicieron los palestinos y los libaneses, guerra santa contra los imperialistas desde la época de septiembre negro en los años 70.

El ejército turco ha lanzado varios ataques en la frontera con Irak para detener a los kurdos, grupo étnico con presencia en Siria y Turquía. Agravan la situación política del Medio Oriente los millones de desplazados iraquíes como los más de 2.8 millones de refugiados en Jordania y Siria

Mahmoud Ahamadinejad y sus Ayatolas convirtieron a Irán en una potencia que se niega a renunciar a la energía nuclear con fines alternativos, con la ayuda de Rusia continua enriqueciendo uranio y mejorando su programa misilistico para enfrentar a Israel o “borrarlo del mapa”, equilibra militarmente la geopolítica en el Medio Oriente e influye en los chiitas iraquíes. Es acusado de apoyar a Hezbola y Hamas, declarado por Europa, Japón y EEUU de nación terrorista.

Manifiestan los iranies enfrentaran con dureza extrema al enemigo que ose poner una bota militar en su territorio. EEUU le teme a Ahmadinejad por muchas circunstancias: el precio del petróleo subiría, la solidaridad con Irán de los países productores de petróleo en caso de una guerra, o que Corea del Norte se aproveche de esa situación para desencadenar otro conflicto en Asia con Japon, la paupérrima situación económica de sus aliados europeos y la imagen de Obama y su proyección capitalista con el G33 se irían al suelo, a más del cansancio de su ejército imperial y del pueblo estadiunidense.

En diciembre pasado en West Point, Obama anuncio el envió de 30000 soldados mas a Afganistán para reforzar a los 70000 allí estacionados para sostener al gobierno títere reelegido de Hamid Karzai, gobierno que solo controla Kabul, convirtiendo a esa guerra como suya, la tercera más larga de la historia estadounidense después de la guerra de independencia y la de Vietnam. Guerra que Obama ofrece, como todos los demás presidentes en sus administraciones, al pentágono. Afganistán convertida en la capital mundial de la heroína, sus cuantiosos recursos económicos calculados en más de 600000 millones de dólares interesa muchísimo a la banca capitalista.

Este conflicto involucra directamente a Pakistán, su situación fronteriza con Afganistán refugio de los Talibán y AlQaeda, requisito para ser considerado un Estado a punto de dejar de ser Estado, pero ese es el menor de los problemas. Pakistán es un Estado nuclear con problemas limítrofes con India por la región de Cachemira y con Bangladesh, otro estado nuclear, al menos así se presume, con quienes libra conflictos de intereses tribales.

Con Corea del Norte, nación que pertenece a la segunda generación de países con armas nucleares EEUU propuso acercamientos multilaterales que fracasaron por la falta de honestidad norteamericana una vez que Kim Jong II destruyera una torre de su planta nuclear. Hoy, la CIA trabaja por un escenario de cambio de mando ante la enfermedad de Kim. El freno, es que Corea del Norte es un Estado de los más impenetrables del mundo y, por gestiones de Washington está en clara confrontación con Japón, uno de los países involucrados en las tres bandas diplomáticas.

China en su momento invirtió más de 800000 millones en bonos de Estado norteamericanos, cayó en la trampa tendida por Obama, propuesta para ser el financista de las economías emergentes del G33. Luego, EEUU traiciono el pacto de Londres vendiéndole armas a Taiwan y recibiendo al Dalai Lama líder tibetano en Washington. Problemas que Pekín considera asuntos internos. Igual que con Rusia, el veto chino en la ONU, se vuelve imprescindible para las futuras acusaciones contra Venezuela, Cuba y Ecuador.

Rusia, Obama con Medvedev continúan con el cuento de la reducción de armas nucleares que pocos creen. Los últimos 10 años Rusia con Putin renació y está dispuesto a utilizar los tanques en Georgia o cualquier otro lugar para frenar a la OTAN en la conquista de la Nueva Europa. Putin ordeno el mejoramiento de los sistemas balísticos con tecnología de punta capaz de que sus misiles traspasen el escudo antimisiles de EEUU, enormes sumas se gastaron en esas mejoras, no las echaran por la borda como los misiles nucleares a bordo de submarinos estadounidenses. Ese es un cuento que nadie cree, pero sirve para la publicidad mundial, mismo cuento con el que Obama accedió al nobel de la paz legitimando la guerra. Washington necesita el poder del veto ruso en la ONU, ese su principal interés político.

En América del Sur, la casa blanca se ensaño con Venezuela y últimamente con Ecuador, acusándolos de apoyar al terrorismo, no combatir el narcotráfico y representar alto riesgo para las finanzas internacionales. Naciones que junto a Bolivia, Argentina, Uruguay, buscan modelos socialistas con un discurso antiimperialista, Obama influyo económicamente, en esas circunstancias para militarizar Colombia y desde allí desestabilizar los procesos revolucionarios de los presidentes Chávez y Correa, miles de desplazados, el bombardeo a Angostura, complots con paramilitares, financiamiento a la oposición, y la evaluación de posibles magnicidios contra el presidente Chávez están a la orden del día con esta administración de color en la casa blanca. El Departamento de Estado presiono a China para cercar económicamente a Ecuador, negándoles un crédito de 1700 millones de dólares e influir para que este país regrese al FMI o al BM, en busca de dólares que tienen acorralado el presidente Correa.

A Cuba no levanta el bloqueo económico, medias tintas diplomáticas con el permiso para que familiares envíen remesas a la isla. No presiona al Congreso para levantar las restricciones políticas y sacarlo de la lista negra de apoyo al terrorismo y, poder sentarse a conversar con Raúl Castro para una nueva era que toda América Latina reclama.

África le dio la vida a Obama, como siempre ese continente se debate en una cruenta miseria de derechos humanos, tremendo panorama de miseria extrema que EEUU y la ONU no quieren enfrentar virando la cara hacia los gastos de defensa y promoviendo la venta de armas, suculento negocio para los países miembros del Consejo Permanente de Seguridad de la ONU.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3326 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: