(y pretenden matar al estado)

Con las drogas al menudeo, jaquean la revolución

No vivo en otro planeta; me desenvuelvo en todos los escenarios sociales (que vergonzosa expresión) de la ciudad y el estado donde resido. Veo ciento, palpo y presiento la real realidad de lo que allí acontece. A mi entender, no se está haciendo el trabajo necesario para combatir el principal elemento generador de la violencia social y caldo de cultivo de la delincuencia juvenil y adulta: la droga al detal. Es negocio que consume alma, corazón y espíritu de la juventud que se le somete, y que a la vez retribuye miles de millones de Bolívares fuertes a sus patrocinadores y mucha miseria, dolor y lágrimas a los familiares y a las victimas de quienes delinquen para obtener los fondos para comprar esa maldición alucinógena. Pero esa droga no viene a Venezuela, tan solo por el dinero. Es usada como arma de ataque a las bases sociales de un país y como instrumento político de destrucción de la credibilidad de un nuevo orden social.

Con la droga se adormece y destruye la conciencia popular, el sentimiento solidario colectivo, la autoestima es minada y la vergüenza es neutralizada. Mediante la imposición de la droga en la sociedad, se desintegra la familia y la armonía es liquidada. La droga en su esencia alucinógena, química o procesada, es utilizada por las fuerzas de dominación de clases con el acompañamiento de matrices mediáticas de inducción por medios de comunicación masivos para complementar el trabajo de adicción y de neutralización de la voluntad, atacando desde luego todos los valores éticos y morales necesarios para una vida decente y de honor. En la sociedad capitalista, hasta el dinero es usado como una forma de adicción. El objetivo final es acabar con cualquier forma de organización social, política y económica que pueda servir de freno a las apetencias de dominación imperial. El estado sionista Norteamericano; utiliza el tema de la droga desde diferentes ángulos: a) En el frente de la producción: ocupa los países que se destacan en la producción de materias primas, los reorganiza y le da un impulso mayor a la producción, luego fortalece a los de procesamientos intermedios y productos finales. De esa forma ingresan a las arcas de los amos del poder sionista imperial, millones de millones de dólares; b) en el frente de la distribución, involucra a sectores claves de la sociedad, sobre todo a las clases medias acostumbradas a lujos que los hacen creer que también son oligarcas y no instrumentos de segunda y, que les sirven a la vez de colchón amortiguador y adormecedor de la resistencia natural del ser humano hacia la sojusgacion. Esos sectores al poseer algunos privilegios económicos, son los que aceleran el proceso de descomposición social, generan las violencias mortíferas por tratar de imponer su predominio sobre la competencia en el narco mercado o territorios de distribución y consumo, se permean hacia las llamadas capas sociales inferiores y las controlan.

Ante todo este caótico panorama, realmente no veo una acción efectiva a nivel de barriadas de colegios y liceos por parte de la O N A. de vez en cuando los veo por allí en sus autos nuevos, pero no capto ni veo cual es su plan de acción ni la relación con las comunidades organizadas o no.

Vean esta escena que presencié hoy sábado 27/03/2010, en plena media mañana. Subía por la vía principal del Barrio Don Juancho de San Felipe - Yaracuy, como a mitad de calle oigo unas detonaciones, levanto la mirada un poco más de lo normal y veo a dos cuadras mas delante de donde yo iba, a cuatro jóvenes, calculo que ninguno pasaba de 16 años, intercambiando disparos unos cercas de los otros, a no mas de dos 0 tres metros de distancia disparándose, como si jugaran con pistolas de juguete. Al instante cayo uno, luego otro, como pude viré mi carro, me devolví, m
Señores del alto gobierno Venezolano, hay qué desenmascarar al imperio narco complaciente sionista yaqui, y atacar con mayor vigor el trafico al menudeo en los barrios, urbanizaciones, pueblos, caseríos, escuelas, liceos y universidades, esa es un arma que están usando desde hace tiempo contra nuestra integridad territorial, principios morales, seguridad de estado, contra el misma existencia del estado como ente regulador de las organizaciones nacionales y garantía de independencia, valores éticos y morales, y de paso nos diezman nuestras juventud. Es hora de actuar con contundencia. Una vez empezada la cruzada, los cómplices se irán descubriendo solos. Se debe agudizar la aplicación de la justicia. En el desarrollo de la lucha frontal, se descubrirán sorpresas sobre personeros y personajes que poseen fortunas y posiciones de privilegio social en base al narco tráfico y la complicidad con el imperio. Ya verán, ya verán.


Javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1803 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a97864.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO