Preparando la emboscada

Lo de la denuncia del helicóptero Venezolano que supuestamente violó el espacio aéreo Colombiano, me da la impresión que es la primera de una nueva escalada por parte del gobierno narco terrorista colombiano, para agriar las relaciones entre ambos países. Primero que nada, el gobierno paramilitar de la nación vecina, no tiene ninguna autoridad moral para reclamar violación de nada, cuándo inmoralmente e irrespetando al querido pueblo colombiano y a las naciones del continente sur latino caribeño, se le entregó a la mayor amenaza que tienen nuestros países, todo el territorio de Colombia para su uso, sin restricción alguna, incluyendo crímenes y ultrajes a las dignas mujeres colombianas. Hoy los asesinos ejércitos regulares y mercenarios del sionismo yanqui, se pasean por Colombia con mayor libertad y libertinaje que lo que disponen en su país de origen; todo gracias a la cobarde y miserable bajeza de Álvaro Uribe Vélez, y la oligarquía traidora colombiana, encabezada por la familia Santos.

El solo hecho de mencionar en la noticia, que era un helicóptero camuflado venezolano, pero no dan señas, ni serial, ni identificación numérica o siglas, ya dice de la farsa, además el corto pero franco desmentido del honorable gobierno venezolano, termina por esclarecer el asunto. Sabiendo que quienes dirigen las políticas dentro de Colombia, son mentirosos compulsivos y manipuladores de oficio, como es el gobierno Norteamericano, que se han destacado en la historia conocida, por hacer auto agresiones para justificar acciones contra otros países (ejemplos ya se conocen muchos).

La situación mundial política y económica, no es favorable para nada a los sionistas gringos, ellos lo saben y se desesperan. El rebrote de la historia que creían acabada, el florecimiento de las conciencias de los pueblos, y la voluntad férrea de las naciones por ser libres e independientes de cualquier poder, genera angustia y miedo en el imperio Sion yanqui Israelí. Ya no bastan las armas modernas y de última tecnología, sus ejércitos de asesinos cobardes están siendo derrotados en todos los frentes de batalla que abren. Aunque es cierto que hacen mucho daño desde lejos, también es cierto que en el cuerpo a cuerpo, son unas presas fáciles, por eso se empeñan en masacrar a los civiles desarmados como forma de desquite. La malévola arrogancia en vez de causar impresión, lo que ocasiona es asco y desprecio, por algo son el país mas odiado y despreciado en el mundo. Jamás en la historia de la humanidad un país ha gozado de tanto rechazo como estados Unidos e Israel hoy. Solo los desgraciados vendidos y vividores de lo ajeno los defienden, pero lo hacen por interés, no por que sienten afecto sincero. En ese mismo paquete, se incluye a la oligarquía maldita colombiana.

Ambos intereses (el mayor, imperial yanqui y el dependiente narco paramilitar colombiano) solo pretenden sacar provecho de las posesiones ajenas. Son alimañas que se alimentan del esfuerzo y logro de los demás. Hasta ahora la oligarquía colombiana se había conformado con depredar al pueblo humilde de Colombia (obreros, campesinos y clase media) pero como la sarna; la maldad también se contagia y la relación yanqui - oligarquía colombiana, desde los tiempos del máximo traidor y cobarde Santander; ha minado lo poco de decente que una vez tuvieron.

Venezuela siempre ha sido un bocado apetecido por los avaros antes mencionados. No es de extrañar que se hagan componendas para justificar la deseada intervención en el país. No tengo dudas que lo harán, éllos van a atacar, repito, no me cabe la menor de las dudas, pero tal vez los cálculos no les sean favorables y les salga el tiro por la culata. Presiento y con justificación, que el imperio y su perro sarnoso de mandado de la oligarquía colombiana, se van a encontrar algo no esperado. Cuidado si es esta la oportunidad de recuperar lo que nos arrebataron en el pasado sin disparar un solo tiro. Ahora en Venezuela no gobierna la oligarquía pro yanqui ni los vende patria que todo lo resolvían recibiendo cuadro dólares inorgánicos y unas putas o barraganas como secretarias o mujeres de oportunidad. No señores, en la Venezuela de estos días late el orgullo, el honor y la vergüenza de los libertadores. No pelearan solo contra un ejercito formal, van a encarar a un pueblo en armas, creo que ya Uds. saben lo que es eso, seguro recordaran a Vietnam y la guerra de corea, donde la oligarquía servil colombiana envió a los hijos del pueblo colombiano a pelear una guerra que no era de su incumbencia. Pero fíjense que los malditos no mandaron a los hijos de los ricos, si no a la carne de cañón de los hijos del pueblo. Veremos si es verdad que los hermanos del pueblo colombiano, van air contra los venezolanos; creo que veremos muchos fisiles virarse contra quienes los han oprimido por siempre. Adelante oligarquía depravada, vuelvan a lanzar su “Caldas” al golfo, traigan con Uds. los mercenarios gringos. Después veremos. La guajira es y siempre será venezolana, tal vez sea esta la oportunidad de re -posesionarnos definitivamente en ella. Quizás de sus errores, el gran favorecido será el sufrido pueblo obrero y campesino colombiano. Sigan con su estrategia, no tenemos miedo.

javierdelvallemonagas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1674 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a94157.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO